El MRS y la política del «quítate tú para ponerme yo»

23 Junio 2008
Como nos enseñó Carlos Fonseca, luchamos no por un cambio de hombres en el poder sino por una Nicaragua donde todos disfruten plenamente de las riquezas nacionales y del progreso. Esto significa entre otras muchas cosas, construir una sociedad donde el objetivo principal sea la felicidad de todos los seres humanos, erradicando la explotación de unos pocos sobre las grandes mayorías. También significa edificar una auténtica democracia donde los derechos sociales no sean una mercancía, donde minorías corruptas no trafiquen con los derechos políticos, donde los derechos económicos sean parte de la esencia de los derechos humanos. Manifiesto de los trabajadores y trabajadoras de Radio La Primerisima Octubre 2005
Lamentablemente se consumo la venganza. Por muchas razones y por muchos artículos que leyera el presidente del Consejo Supremo Electoral, la cancelación de la personería jurídica del MRS es una decisión política arbitraria e injusta y nada tiene que ver ni con leyes ni con babosadas. Pensábamos que alguien tendría un poco de sentido común para no cometer semejante torpeza política, pero parece claro que las ansias de revancha pudieron más que la responsabilidad política y la visión de futuro. Con esta decisión, el gobierno se mete el solito en otro lodazal del que ya veremos como sale. Si hasta la fecha la campaña de desestabilización contra el gobierno por parte de los medios de comunicación (La Prensa, El Nuevo Diario, Canal 2, etc.), de algunas Ong's y del propio MRS había sido terrorífica, en estos momentos se le ha dado un gran argumento a todos estos sectores opositores para que intensifiquen esa campaña. Nos parece absurdo entrar en cuestiones legalistas sobre la decisión del CSE. La ley electoral en Nicaragua es antidemocrática, pero no mas que en cualquier país del mundo. Desde que empezó a modificarse a partir de principios de los 90’, con el beneplácito del MRS y con la elección de la nefasta Rosa Marina Zelaya como presidenta del CSE, esta ley electoral es un desastre. ¿Por qué no se pueden presentar quien quiera a Alcalde o Presidente durante dos o más legislaturas? ¿Por qué los parientes de anteriores gobernantes no pueden ser electos? ¿Cuál es el miedo si la gente les vota? ¿Por qué los partidos deben tener representación en todo el territorio nacional? ¿Por qué no existen candidaturas por suscripción popular? Pero esta es la ley que tenemos aunque entre unos y otros la han corrompido. Aun aplicando esta ley, nadie puede creer que existan motivos legales de peso para barrer al MRS. Y si existen ¿qué más da? Pensamos que el FSLN tiene motivos para estar indignado con todos estos sectores que durante estos meses de gobierno Sandinista no han hecho otra cosa que difamar, mentir y manipular sobre muchas de las acciones que se han emprendido a favor de la gente. Pero no creemos que sea muy inteligente responder con medidas arbitrarias y antidemocráticas. A más difamación e insultos, pensamos que la respuesta del gobierno debería ser más transparencia y abrir los espacios políticos para que se presente quien quiera. Se esta perdiendo una oportunidad de cerrarles las tapas a los del rollito de la "dictadura". Pero lo peor es que decisiones de este tipo que en nada mejoran la situación de la gente ensombrecen algunas medidas que se están tomando desde el gobierno para beneficiar a los sectores mas desfavorecidos. Coincidimos con el gobierno en que hay una estrategia desarrollada por parte de diversos sectores opositores de acoso y derribo, una estrategia basada en repetir hasta la saciedad el rollo de la dictadura para desgastar y crear un clima de caos y desgobierno, una estrategia irresponsable y antipopular de enfrentar al gobierno con todos los organismos y países que cooperan con Nicaragua, aunque ahora salgan algunos pidiendo disculpas a esos mismos cooperantes por los desplantes del gobierno cuando ellos mismos han estado exigiendo a esos cooperantes que no colaboren con este gobierno "dictatorial", una estrategia cuyo único objetivo es tumbar a un gobierno que ha sido elegido democráticamente le duela a quien le duela. Pero aun así, nos parece que el gobierno se ha equivocado. Y se ha equivocado porque aunque exista cualquier razón legal (el MRS y Dora María saben que había razones jurídicas para poderles joder si el CSE se ponía de legalista), el gobierno va a asumir unos costos políticos que quien sabe como los podrá superar. Nos imaginamos que en el PLC tienen que estar bien felices viendo que se han quitado a dos contrincantes políticos, pero quien esta asumiendo el desgaste de esta decisión es solamente el gobierno. Se ha equivocado porque el MRS, aunque se las estén dando de ser la esencia del Sandinismo y que les preocupa el hambre de los nicaragüenses, hace tiempo que renunció a acabar con el sistema neoliberal que es el principal causante de la pobreza en Nicaragua, con lo cual no pensamos que era con ellos con quien había que disputar los votos. Los votos hay que buscarlos entre la gente mas maltratada por el neoliberalismo, aplicando políticas que mejoren la calidad de vida de los mas indefensos. En cambio, con esta absurda decisión le han dado aire a los renovadores para reivindicarse como una organización popular heredera de lo mejor del sandinismo y preocupada por los derechos de los mas necesitados. Se ha equivocado porque las energías que va a emplear para responder a los ataques a los que ya está siendo sometido, las va a quitar de otros menesteres mas importantes como solucionar los problemas reales que tiene el país. Ahora bien, de la actual situación de caos político que enfrenta el país son muchos los responsables. El momento que vivimos ha sido propiciado por intereses mezquinos de las clases gobernantes –de todas– y de las cúpulas de los partidos –de todos– quienes llevan años peleándose por cuotas de poder, sin preocuparles lo mas mínimo el bienestar de la gente. Nos cuesta creer por su trayectoria de los últimos años, que los del MRS de pronto se hallan vuelto antipacto, antiautoritarios y sobretodo que les preocupe la situación de pobreza de la inmensa mayoría de los Nicas. Admiramos a muchos de ellos por su entrega y contribución en la insurrección que tumbó a la Dictadura Somocista y por el papel que desempeñaron en el gobierno Revolucionario, pero para nada coincidimos con sus posiciones políticas e ideológicas de los últimos 16 años. En 1994, después del congreso mas asambleario y democrático que ha existido en la historia de Nicaragua y seguramente de muchas organizaciones de Izquierda Revolucionaria, salieron voluntariamente del FSLN porque no aceptaron que después de intensos debates, en los que participo un cachimbazo de gente de todas las esferas del sandinismo, sus propuestas no salieran triunfantes. En ese momento nadie los echó, simplemente no aceptaron las propuestas de la mayoría. ¿Y cuales eran las propuestas de la mayoría? Mas lucha social y menos pactitos con el gobierno de la Violeta que fue el causante de la privatización de la salud, la educación y de las empresas agropecuarias e industriales del estado. En cuanto a Dora Maria, pensamos que además de valor –que eso esta fuera de toda duda– ha sido muy inteligente con la acción que emprendió con su huelga de hambre. Pasó de ser la ex presidenta del MRS, a ser nuevamente la líder de su movimiento y una especie de Juana de Arco para la gente que está contra este gobierno. Pero es difícil de entender si está tan en contra del pacto, porque en el 2000 a través de la Convergencia se alió con el FSLN, justo cuando el pacto estaba en su momento de mas esplendor y si no llega ser por otra cacicada de los dirigentes del FSLN (como fue el no dejar competir a Herty Lewites para candidato a la presidencia), seguramente en estos momentos sería una diputada mas por el FSLN. Que no vengan con rollos de que tenían un documento firmado para acabar con el pacto. Durante esos 5 años el pacto siguió igual de vigente y lo único que consiguieron fue que les dieran su personería jurídica. Y sobre su preocupación por los pobrecitos. Nos cuesta recordar alguna manifestación en contra del Tratado de Libre Comercio o sobre las imposiciones del FMI, Banco Mundial o favor de la nacionalización de multinacionales ladronas como Unión FENOSA. Víctor Hugo Tinoco recordamos que en 1999, cuando era diputado por el FSLN, votó a favor del pacto argumentando la disciplina de voto con su bancada. En aquella ocasión hubo cuatro diputados del FSLN que también le echaron valor, aun a costa de ser expulsados de su organización y votaron en contra de aquel pacto cuya consecuencia mas nefasta fue que a cambio de cuotas de poder político, se desmovilizaron todas las luchas populares y se dejó el terreno limpio para que los organismos internacionales pudieran seguir marcando la agenda social y económica del país. Una de aquellas diputadas que votó en contra del pacto fue la Comandante Guerrillera Mónica Baltodano, y es de justicia reconocerle (aunque no estemos de acuerdo con algunas de sus actuales manifestaciones) que es de las pocas dirigentes del país y de las filas de la Alianza MRS que ha sido consecuente durante todos estos años con su posición antipactista. Es muy recurrente el estar a todas las horas hablando del pacto. El problema es que muchos de esos que tanto hablan, tienen poca credibilidad para estar acusando a otros de pactistas cuando ellos se han beneficiado del pacto o hasta lo han apoyado. Pero además, ¿alguien se puede creer que el MRS puede estar en contra de los pactos cuando su ex candidato a presidente Edmundo Jarquín aparece abrazadito y de broderazo de Montealegre? ¿De verdad el MRS con esos aliados puede ser alternativa a este sistema político corrupto? Pues aún a riesgo de que los "poseedores de la verdad absoluta" y los que "nunca pecan" nos tachen de danielistas, no pensamos que el MRS con semejantes amistades pueda presumir de principios y de ética. Pensábamos que en estos 5 años de gobierno sandinista se podían poner las bases para un futuro mejor y mas justo para la inmensa mayoría de la población. Que primaría el bienestar de la gente y no los cálculos corto placistas de cada organización. Pero vemos que el gobierno sigue en su burbuja, con una intolerancia y arrogancia que hace que vea enemigos por todos los lados y que no escuche ni a la gente que desde una postura crítica les apoya. Y a la oposición renovadora, igual o peor. Desde un principio no aceptó los resultados electorales y le faltó tiempo para montar una estrategia machacona con el cuento de la dictadura. ¿De verdad creen que se puede comparar la situación actual con la del somocismo? ¿Les parece responsable pedir diálogo y entendimiento cuando llevan año y medio insultando al gobierno y comparándolo con el gobierno de Somoza? Y lo más preocupante, ¿cuál es la alternativa que nos proponen para solucionar la extrema pobreza del país? Seguramente aplicar muchas de las medidas que esta aplicando este gobierno. Quítate tú para ponerme yo. Puede que en las formas sean menos autoritarios, pero que se dejen de babosadas, la política económica y social que aplicarían sería igual o mas neoliberal que la de este gobierno. O acaso ellos si que van a romper lazos con el FMI, van a cancelar la deuda de los CENIS, van a nacionalizar Unión FENOSA, van a obligar a los dueños de las maquilas a cumplir con las leyes laborales. Quien va a hacer todo eso, Edmundo Jarquín con la experiencia que adquirió en el Banco Interamericano de Desarrollo y con sus compadreos con Montealegre. En Octubre de 2005, el colectivo de trabajadores de esta radio, La Primerisima, sacó un manifiesto que pensamos que en estos momentos tiene mas vigencia que nunca y por eso lo recuperamos, porque es un alegato a la coherencia ideológica y política, que seguramente es de lo que mas huérfanos estamos en estos momentos. «Los sandinistas necesitamos recuperar nuestra identidad política, y eso solo será posible si construimos un nuevo instrumento donde el debate ideológico sea el método para encontrar consensos, donde los candidatos para cargos públicos sean seleccionados de entre los y las mejores militantes y con límites de tiempo a sus períodos, donde la lucha popular sea parte de su esencia orgánica, donde los dirigentes rindan cuentas escrupulosas de sus gestiones políticas, donde quienes ocupen un cargo partidario no sean a la vez capitalistas o burgueses, donde los líderes sean ejemplo de honradez, consecuencia y humildad. Una organización así, solo podrá ser construida con el concurso de todos y todas las y los sandinistas, con procedimientos democráticos, sin exclusiones pero con hegemonía de los intereses populares».
Comentar     Arriba