El mundo llora a Chávez

10 Marzo 2013

Por Marcio Vargas Arana.

Después de la muerte del libertador Hugo Chávez el cinco de marzo pasado, ocurrió un fenómeno que ha sorprendido a muchos. Gente de todas las religiones, razas y culturas del mundo lloraban en cámaras de todas las cadenas de televisión al Presidente de Venezuela. Nunca antes un mandatario fue tan amado en su fallecimiento, además que en su patria se continúa desbordando el pueblo. Un importante periodista argentino que cubre este hecho histórico, decía que no había forma de describir lo que se vive en la patria de Bolívar. Algunos lo comparan con el funeral de Eva Perón, pero se tiene que entender que los tiempos eran otros, no tenía el planeta los medios de comunicación masivos pero la "Santa Evita" aunque su terrible muerte de cáncer fue llorada por casi toda Argentina, su historia marcada por su interés por los pobres de la patria gaucha fue conocida y comprendida a posteriori en otras latitudes del planeta.

Chávez no sólo cambió Venezuela en 14 años de reelecciones y dejar lo que hoy conocemos como Revolución Bolivariana y Socialismo del siglo 21, tan cuestionado al principio por la izquierda tradicional. El mandatario de Venezuela creó junto a Cuba el ALBA, donde Nicaragua se sumaría al triunfo del Frente Sandinista en 2006 donde se estableció un sistema solidario de cooperación sin precedentes. Fue precisamente Fidel Castro en su última carta a su amigo, quien le daba las gracias por haber salvado económicamente a una isla bloqueada que se quedó sola en los noventa después del fin de la URSS.

Ese Chávez que fue recibido como héroe en Haití y que su ayuda al país más pobre de América fue total desde mucho antes del terremoto que destruyó a la primera patria independiente de América. Chávez fue factor clave para la unidad en el sur de Brasil, Venezuela y Argentina, país este último que se vino abajo en el 2001 por las políticas neoliberales y que la Presidenta Cristina Fernández lo ha expresado correctamente: "Hugo nos ayudó cuando nadie nos tendió la mano". La Argentina se recuperó económicamente en gran parte por la ayuda Venezolana y es hoy un país que crece económicamente y donde el pueblo hace poco reeligió a su Presidenta con más del 50% de los votos.

En Bolivia después que el primer Presidente Indígena de la historia se uniera al ALBA, no sólo fue la ayuda económica, sino que -en los intentos de golpes de estado a Evo Morales que lloró en público toda esta semana- fue apoyado por Chávez incondicionalmente, en los momentos más difíciles. Sólo recordemos cuando en solidaridad con Bolivia, después que Morales descubriera que la embajada gringa estaba conspirando para sacarlo del poder, Chávez expulsa al embajador gringo nombrado por Bush con estas palabras: "En solidaridad con Bolivia le doy 24 horas al embajador del imperio para que salga de Venezuela, "váyanse al carajo, yanquis de mierda." Fue la primera vez en la historia que con palabras tan fuertes un mandatario se enfrentaba al imperio y nadie olvida su famosa intervención en la ONU donde le dijo "diablo" a George Bush y la famosa frase: "Ayer estuvo el diablo aquí, huele a azufre todavía". Otro evento histórico de Chávez fue cuando denunciaba al entonces Presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero de la campaña que hacía en el mundo el fascista Aznar y fue la única vez que el Rey Juan Carlos perdió la compostura y seguro sorprendido por las denuncias de sus ex colonias y como le hablaba a la "madre patria" un Presidente indígena para él, pronunció su tan criticada frase " Y por qué no te callas". Chávez, decía Putin hace días, era orgulloso de su origen indígena y siempre lo recalcaba. Chávez dijo en reuniones importantes lo que muchos jefes de estado piensan pero no se atreven a ser tan directos con los "amos del norte", que nunca le perdonaron al libertador haber sido clave junto a Lula y al también fallecido Ex Presidente de Argentina Néstor Carlos Kirchner cuando en la cara de Bush le dijeron no al ALCA, un proyecto que los gringos pelearon con todas sus fuerzas para amarrar comercialmente al sur del continente. En plena guerra de intervención a Afganistán por parte de Estados Unidos a principios de siglo, Chávez en cadena nacional mostraba fotos de niños destrozados por los bombardeos del imperio en su fracasada "lucha contra el terrorismo". En una entrevista para Telesur este fin de semana, el reverendoJesse Jackson contaba que cuando el desastre del huracán Katrina en New Orleans, Chávez fue el primero en ofrecer ayuda que fue negada por el entonces Presidente Bush, sin embargo Chávez financió la construcción de varias gasolineras en el barrio de Harlem en Nueva York, ayudando a los afroamericanos y tenía varios proyectos con esa comunidad que hoy también lo llora.

Chávez envió ayuda a Palestina después de la genocida operación Israelita "Plomo fundido", donde la franja de Gaza fue bombardeada sin piedad, hasta las ambulancias eran blancos del ejército sionista. Hugo Chávez no sólo apoyó al pueblo Palestino, rompió relaciones con Israel y dijo una frase que fue mal interpretada por la dictadura mediática que lo atacó siempre: "Maldito sea el Estado de Israel", se refería al gobierno sionista no a su pueblo. En Palestina muchos niños se llaman "Chávez" y lo han llorado desde que se anunció su muerte. Cadenas como la BBC sacaban imágenes de rusos llorando, vietnamitas participando en actos en su memoria, gente de la India desconsolada, toda la Patria Grande de luto, miles de españoles que salieron a la famosa puerta del sol a gritar "Chávez vive, la lucha sigue", consigna que también sonó en Francia, Italia, Finlandia, Irán, entre otros. Por cierto en las honras fúnebres con cincuenta Presidentes del mundo, el jefe de estado Mahmud Ahmadineyad , un hombre duro, que fue guerrillero, de una cultura muy reservada rompió en llanto al abrazar a la madre de Chávez, una imagen que le dio la vuelta al mundo y es muestra de las millones de lágrimas que este hombre provocó en todas partes del mundo, a pesar que su enfermedad era la peor de todas y que como a todos que hemos perdido un familiar por el cáncer, uno se va preparando de alguna forma, pero el dolor que sentimos por Chávez es muy grande, yo nunca había llorado tanto por un mandatario extranjero, creo que muchos de los que leen esto les pasó lo mismo.

Chávez cambió la forma de hacer política en el mundo y su Bolivarianismo es claro que no era una consigna, para ejemplo la creación de la CELAC que es el primer organismo que aglutina a todos los países latinos y fue histórico que en la cumbre realizada hace poco en Chile, la Unión Europea pidió participar. Es casi surrealista ver a un derechista como Piñera pasar en Santiago la Presidencia de la CELAC a Raúl Castro de la Cuba Socialista, observar al Presidente de Colombia llegar a Carcas y antes de honrar a su homólogo romper el protocolo y saludar al pueblo Chavista, cuando hace pocos años la Colombia de Uribe estuvo a punto de ir a un conflicto militar con Venezuela y Ecuador. Hoy Santos habla muy bien de Chávez siempre recalcando que tenían formas diferentes de ver la política. Obvio, el Presidente Juan Manuel Santos en tiempos del mandato del paramilitar Álvaro Uribe, era conocido como un fuerte anti chavista. Hoy Santos agradece al libertador su ayuda al proceso de paz con las FARC que se lleva a cabo en Cuba. Seguro Chávez fue pieza vital para que un gobierno denominado como "El Israel de Latinoamérica", aliado del imperio hasta la fecha, pero ni los Republicanos en Estados Unidos han criticado las movidas muy hábiles de Santos que se supo entender con Chávez desde el inicio de su mandato. Es histórica la visita de Chávez a un pueblo de Colombia donde se reunió por primera vez oficialmente con Santos, Chávez lo primero que hizo fue saludar a la gente de ese pueblo, se bajó del carro y estuvo como una hora hablando con el pueblo. Es necesario recordar que Colombia siempre tuvo problemas con su vecino por situaciones militares, limítrofes y durante la Presidencia de Chávez hasta fue acusado de dar ayuda a las FARC.

Los Presidentes de la región considerados como derechistas como el de Chile, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y México no sólo asistieron al funeral de Chávez, lo llenaron de elogios.

Por primera vez estamos construyendo una verdadera independencia, nuestros países se respetan aunque una minoría no comparta la visión revolucionaria o progresista.

Chávez inició todo este difícil proceso de la construcción de la Patria Grande y ahora le toca a Maduro, a Daniel, a Evo, a Correa, a Cristina, a Raúl, a Pepe y a Dilma contribuir efectivamente para que no se pierda esta unidad y ojalá que gobiernos que luchan por los más pobres sigan ganando de forma contundente como en Ecuador hace días, como la Nicaragua Sandinista en 2011 y la paliza que Chávez le dio a la derecha parasitaria Venezolana en octubre del año pasado. En este momento, esa derecha venezolana está aterrorizada de enfrentar a Nicolás Maduro en las elecciones a celebrarse el 14 de abril. Temen que una victoria del Chavismo unido y fortalecido, entierre políticamente a Capriles, su candidato más seguro. Maduro, reconocido por el pueblo como el sucesor nombrado por Chávez, quien ha demostrado capacidad y fidelidad a la Revolución, y sin duda podrá dirigir con éxito los destinos del pueblo venezolano, del Alba y de todos los procesos iniciados por Chávez y por otros mandatarios de la Patria Grande.

Una canción hecha hace décadas por el cantautor Venezolano Alí Primera llamada: "Los que mueren por la vida", pareciera que se la hubiera compuesto a Chávez en su paso a la inmortalidad, una parte de esa letra dice: "Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos y a partir de este momento es prohibido llorarlos". La han puesto en decenas de actos, pero es difícil cumplir lo que dice la letra.

El Presidente en funciones de Venezuela, Nicolás Maduro mencionaba que nunca antes un Presidente fue tan atacado, insultado, injuriado, por el poder mediático mundial que hasta en sus últimos días de vida lo agredió sin piedad, mientras su familia y su pueblo que lo tuvo más de una década en el poder, hoy desfilan sin parar por su ataúd.

El imperio y la derecha sufren al ver llorar a los militares que le han sido fieles siempre a Chávez, inclusive en las tristes horas de su agonía; hoy el Ejército Bolivariano es revolucionario, socialista y chavista. La unidad cívico militar es clave para proteger la Revolución y frenar a los golpistas fascistas de Venezuela. La frase del Che "No se puede confiar en el imperialismo ni tantito así", tiene vigencia. A Obama que en su primer mandato asistió a una reunión donde prometió cambiar la política yanqui hacia nuestros pueblos, Chávez le regalo el libro Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano que seguro no leyó. Obama prometió revisar su relación con Cuba y le dio la mano a Chávez, muchos pensaron que la relación entre el imperio y nuestros países cambiaría, pero pocos días después de este encuentro se da el golpe de estado en Honduras, el gobierno de Obama se mostró cauteloso al principio pero terminó apoyando de manera solapada al dictador Michelleti. Otro episodio fue el intento de golpe al Presidente Rafael Correa, donde Chávez y los Presidentes la UNASUR se juntaron en horas para condenar la llamada "sublevación militar". El golpe de estado" blando" a Fernando Lugo en Paraguay es otro ejemplo que el imperio y las burguesías no descansarán en sus planes para atacar este proceso.

Chávez alfabetizó a su pueblo, le dio salud gratis, educación gratis, misiones que han resultado un éxito en un país petrolero donde antes de la Revolución Bolivariana era uno de los más desiguales del mundo.

Su Pueblo lo despide con el compromiso de cuidar el proceso, el golpe fue duro para ellos, lo siguen llorando como lo lloramos en todo el continente, al otro lado del charco y más allá donde ayudó a los más pobres. Fidel Castro dijo una frase sabia: "Si quieren saber quién era Hugo Chávez vean los que después de su muerte lo lloran y quiénes lo celebran.”

La frase de "Chávez vive la lucha sigue" la improvisó nuestro Comandante Ortega en un acto en honor al libertador, como fue trasnmitido por Telesur, VTV y estaba en pantallas gigantes en toda Caracas, el pueblo chavista la acogió y cuando Daniel llegó al funeral de Chávez fue el mandatario más ovacionado con la consigna que ahora es un grito de todos los revolucionarios de la tierra.

Comentar     Arriba