Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Sacerdotes mayas lamentan cambios en festejo a muertos

Mérida. Agencias. | 30 octubre de 2011

Comentar    
El presidente del Supremo Consejo de Sacerdotes Mayas de Yucatán, Valerio Canché Yah, declaró que la diversidad cultural de las grandes ciudades ya empieza a promover cambios en la forma en que los yucatecos festejan a sus muertos. “Sin duda hay una pérdida de valores que afecta a la tradición de rendir culto a los muertos porque ahora no se hace con respeto y humildad, sino por obligación familiar o por buscar pretextos para hacer una fiesta”, consideró en entrevista. Dijo que los festejos a los muertos, sobre todo en las zonas urbanas, cada vez se aleja más de la forma tradicional en como los abuelos festejaban el Día de Muertos o el Hanal Pixán (Comida de las ánimas), como se le llama en Yucatán. “Ya no se ven muchos altares en las casas y en donde los ponen, a veces se usan artículos muy sofisticados o cosas que nada tiene que ver con la forma en como los antiguos recordaban a sus muertos”, lamentó Canché Yah. Asimismo, agregó, cada vez es menos la gente que reza y pide por las almas de sus difuntos, y en muchas casas las familias sólo se reúnen a comer los tradicionales mucbil-pollos (tamales enterrados) y en otras ni eso, “termina en pura fiesta”. Unos dicen, continuó, que ese cambio es positivo, pues la influencia de otras culturas enriquece las tradiciones de los antiguos mayas, “pero a los herederos de la cultura maya sí nos preocupa que se pierda la autenticidad de nuestros antiguos ritos y tradiciones”. “Es lógica la influencia de otras culturas, no podemos desecharla, pero si se quieren preservar las tradiciones de los abuelos, hay que defender la esencia del Hanal Pixán, inculcar a los hijos el respeto y veneración para quienes ya se fueron”, planteó. “Hoy las familias ponen la mesa con frutas, dulces, alimentos y bebidas para sus difuntos, pero no lo hacen con respeto ni humildad, sino alejados de la sensibilidad de recordar el legado de sus seres queridos y solo piensan en comer lo todo lo que se pueda”, dijo. Pidió recordar que las almas necesitan oración sincera, muchos rezos, inciensos, velas y flores para descansar en paz y sepan el camino de regreso al mundo de los muertos, luego de departir unos días con los que aún estamos vivos. Sin embargo, recalcó que “por fortuna la gente que vive en las comunidades rurales todavía acostumbra sentarse a la mesa a rezar por sus familiares fallecidos y contar anécdotas de las personas cuando vivían, por lo que todavía hay esperanza para el antiguo Hanal Pixán”.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Gabo, amigo íntimo de Fidel Castro

Publicado el 18 abril de 2014

Frases y obras de Gabriel García Márquez

Publicado el 18 abril de 2014

Pensamiento Crítico

El enano de Uribe y el gigante de Gabo

Hablé solo una vez con García Márquez. Fue a mediados de 1970, cuando fui invitado como estudiante ...

¿Cómo legalizar lo más repugnante?

En la actual sociedad de la tolerancia, que no tiene ideales fijos y, como resultado, tampoco una ...

Álvaro Uribe: el verdadero patrón del mal

Los investigadores Norberto Emmerich y Joanna Rubio revisan la historia del ex mandatario ...