Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Brutal accidente en Costa Rica enluta a seis familias centroamericanas

Radio La Primerísima | 13 febrero de 2006

Comentar    

José Ricardo Alarcón y Marco Tulio Barías, conductores del bus y el furgón que el sábado en la noche colisionaron en Miramar, Puntarenas, en el kilómetro 132 de la Carretera Interamericana, al norte de Costa Rica, en un accidente donde murieron 6 personas y 22 resultaron heridas, permanecían detenidos a la orden del Ministerio Público donde son investigados por homicidio culposo.

El percance costó la vida a seis pasajeros, cuatro de ellos identificados como Rodolfo Castillo Erazo (hondureño de 13 años) quien viajaba con sus padres y una hermana, Rosanilda Medina Rivera (hondureña, 40 años), Dolores Balladares Guardado (56, salvadoreña), Estela Meléndez Montiel (28 años, salvadoreña) y Glenda Varela (40, hondureña) casada con Edric Pérez. Una sexta víctima no ha sido identificada

La fatídica lista amenazaba ayer con aumentar pues al hospital México de San José ingresaron delicados otros dos pasajeros: una salvadoreña de apellido Erazo y un canadiense de apellido Fatlow. Ellos provenían de San Salvador (capital de El Salvador) en un viaje de la compañía King Quality que comenzó el sábado a las 3:30 de la madrugada y tenía como destino San José.

La mayoría de los pacientes atendidos en el hospital de Puntarenas llegaron en condición grave, dijo el doctor Ángelo Castillo, jefe de urgencias. Ayer solo permanecían internados ahí el salvadoreño José Arias López (30 años) y el hondureño Francisco Acosta Pineda (48).

El accidente ocurrió a eso de las 7:45 p.m. del sábado, 200 metros al oeste del restaurante La Cuenca. Tras el impacto, el bus recorrió otros 150 metros antes de detenerse. De los 43 pasajeros, 19 resultaron heridos y cinco de ellos murieron en el lugar del accidente. El niño falleció en el hospital monseñor Sanabria.

A esa hora el reloj del pasajero hondureño Ramón Nolasco se detuvo al impactar una de las ventanas. Él perdió a su esposa, Rosanilda Medina. Pereira, de 51 años.

Nolasco y su esposa, decidieron celebrar en Costa Rica el 27 aniversario de bodas que cumplían esta semana. Entonces se pusieron en contacto con la cónsul en el país, Argentina Wellenman, para que les ayudara a organizar el viaje. La excursión, que duraría ocho días, comenzó cuando abordaron el bus de la empresa King Quality en el cruce El Jícaro-Galán, en Honduras. Era las 6 de la mañana del sábado. Se sentaron en la cuarta fila. Ella ocupó el asiento de la ventana y apoyó la cabeza sobre el hombro de él. Todo marchaba de lo más bien, como los esposos lo esperaban para una ocasión especial.

Sin embargo, la fatalidad los esperaba en el camino. Dos horas antes de llegar a San José, ocurrió la tragedia. "No me di cuenta del accidente porque venía dormido al lado de mi esposa. Ella venía junto a la ventana. El golpe me despertó". Ramón vio como el peso de las vigas de "perling" que transportaba el tráiler contra el cual colisionó el bus, despedazaba las ventanas del lado izquierdo llevándose, de paso, la vida de su esposa. La ventana junto a la cual estaba el asiento donde iba Rosanilda, fue justo por donde entraron los perlins que acabaron con ella y otros cinco pasajeros.

Contra todo, y sin importarle su propio dolor, Ramón intentó halarla hacia él, pero ya era tarde. "Todo pasó muy rápido, se escuchó un fuerte estruendo y solo vi a mi esposa que era rasgada por las latas del bus y yo la tomaba hacia mí. Caí del asiento. La tomé en mis brazos y murió. Se me fue", dijo Nolasco, de profesión veterinario.

En el autobús cundía el pánico. Estaba aferrado al cadáver de su esposa y escuchó los gritos desesperados de otros familiares de las víctimas. "Alguien gritaba que se le había muerto su esposa", relató a su salida del hospital. Él sufrió una fractura de clavícula.

Ayer, al mediodía, Ramón estaba destrozado. Permanecía sentado en el borde de un caño frente a la fiscalía de Puntarenas, donde la representante del Ministerio Público, Kenia Álvarez, le iba a tomar la denuncia. Nolasco dijo que no regresará a su país hasta que no tenga el cuerpo de su señora. Ayer las pertenencias de su esposa, Rosanilda Medina, que le entregó el Ministerio Público, entre estas una cartera.

Nolasco estaba devastado. "Se me murió en los brazos", repetía una y otra vez. El sueño de pasar ocho días de festejo en San José terminó en tragedia. Hoy, él no es el único que se encuentra solo. También se sienten así sus hijos Reynaldo, de 30 años, Miguel Alexánder (27), Ramón Alejandro (25), Rosanilda (23) y Andrea (16).

Investigación exhaustiva

Mientras se llevan a cabo las pesquisas preliminares, la Fiscalía de Puntarenas pidió a la Fuerza Pública mantener bajo custodia a los dos conductores. Al trailero Marco Tulio Berrías lo acompañó en el hospital de Puntarenas una oficial. El chofer del bus –un salvadoreño de apellido Alarcón, de 36 años– pasó todo el día en la sede del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en el centro de Puntarenas.

Los testigos coinciden en que el autobús -matrícula 80407- circulaba a alta velocidad. Se encontró con el tráiler en la mitad de una curva cerrada. "El bus venía salido de su carril; acababa de rebasar otro vehículo. Traté de esquivarlo, pero no pude", contó Marco Tulio Berrías, guatemalteco quien conducía el vehículo de carga. Alarcón chocó de costado contra el tráiler cuando regresaba a su carril tras un adelantamiento.

El trailero Marco Tulio Berrías asegura que iba a baja velocidad cuando se topó al bus. Berrías, el chofer del tráiler, llevaba una carga de perlins hacia El Salvador. Para su mala fortuna, tras el golpe las barras de metal entraron por la cuarta ventana del bus y abrieron un boquete. Berrías convalece en el hospital Monseñor Sanabria, de Puntarenas. Los perlins destruyeron la cabina del tráiler.

El oficial del Tránsito Franklin Chaves dijo: "Todo hace suponer que el autobús invadió el carril del tráiler". La alcoholemia practicada a los dos conductores resultó negativa.

De manera inicial, pues las investigaciones apenas empiezan, la dirección regional de Tránsito y el OIJ informaron ayer que mantienen una hipótesis preliminar sobre el accidente. Las dos entidades indican que el accidente habría ocurrido porque el autobús, supuestamente, invadió el carril contrario, por donde iba el furgón. La presunción deberá ser confirmada, o descartada, con el avance de las pesquisas.

Luis Felipe Ramírez, apoderado generalísimo de la compañía Transporte Internacional de Cruceros, propietaria del bus, dijo que éste, con capacidad para 48 personas, tiene todas las pólizas de seguros al día y, que llegarán este lunes a Costa Rica tras ser autenticadas por el cónsul costarricense en El Salvador.

Eduardo Sevilla, de la dirección regional de Tránsito, dijo haber escuchado por la frecuencia de radio interna cuando dos pasajeros dijeron que al chofer del bus le habían llamado la atención para que bajara la velocidad. Al respecto, Ramírez afirmó que no existen razones para que Alarcón "corriera", pues viajaba cumpliendo con el horario fijado.

Al mismo tiempo, Sevilla expresó que el furgón no podía circular a alta velocidad por el peso del "perling" que llevaba.

Alarcón y Barías, se responsabilizan mutuamente del choque. "No pude haber invadido el carril contrario porque habría chocado de frente", dijo Barías, quien había entrado a Costa Rica hace una semana, procedente de Guatemala.

"Nuestro chofer refiere que, cuando él se dio cuenta, el furgón venía en contra suyo al punto de que le golpeó el retrovisor izquierdo delantero", afirmó Ramírez, apoderado de la empresa propietaria del autobús. "El otro conductor, después de haber pegado con el retrovisor, jaló el camión hacia la derecha. Al principio, pudo haber dominado al camión, pero la carga que traía lo volvió a meter en la vía y, fue por eso que los "perling" causaron los daños a partir de la llanta delantera izquierda hacia atrás", puntualizó Ramírez.

Muertos

Marina Estela Meléndez, 65 El Salvador
Dolores Valladares, 34 El Salvador
Rosanilda Medina, 50 Honduras
Rodolfo Castillo Erazo, 13 Honduras
Glenda Varela, 40 Honduras
Sin identificar Desconocido

Heridos

José Arias López, 30 El Salvador
Jenny Molina, 28 Honduras
Francisco Acosta, 48 Honduras
Paola Castillo Erazo, 18 Honduras
Gloria Erazo Rivera, 43 México
Ramón Nolasco Pereira, 51 Honduras
Cecilia Guevara, 25 El Salvador
Darío Naranjo, 50 EE UU
Alexis Amador Flores, 31 Honduras
Gabriela Chavarría, 23 Honduras
Juan Fco Guardado, 62 El Salvador
Astrid Morales, 4 Honduras
Robert Federick, 70 Canadá
Claudia Hernández, 24 El Salvador
Carlos Chavarría, 21 Desconocido
Marcela Aparicio, 28 El Salvador
Marco Tulio Barías, 43 Guatemala (chofer del tráiler)



Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

La Primaria en el programa Educación Para Todos

Publicado el 21 noviembre de 2014

Gobierno FSLN unió la Nicaragua dividida

Publicado el 18 noviembre de 2014

Pensamiento Crítico

¿Está la OTAN en contacto con OVNIS?

Parece que la OTAN ha utilizado una técnica ufológica, el 'avistamiento', por el cual crea ...

En la América de Obama los negros lo siguen teniendo muy crudo

Un político estadounidense puede echar a perder su carrera incluso por un comentario privado (pero ...

Palestina: viene un gran ya basta popular

Arde Jerusalén y la rabia se extiende a toda Palestina. Israel, con el apoyo invariable de Estados ...