Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Apocalíptico informe sobre el cambio climático: América Latina perderá 50% de sus tierras agrícolas hacia 2050

Varias agencias. Desde Bruselas. | 6 abril de 2007

Comentar    
Desde México hasta la Amazonia, la sabana gana terreno en América Latina y la desertificación de las tierras agrícolas amenaza a la seguridad alimentaria del continente, según un informe de expertos sobre los impactos del cambio climático publicado este viernes en Bruselas. Para 2050, la mitad de las tierras agrícolas podría verse afectadas, afirman los autores, con un grado "elevado" de certeza, exponiendo a "decenas de millones" de personas al hambre y a entre 60 millones y 150 millones a la reducción de los recursos de agua (hasta 400 millones en 2080), según las previsiones económicas y demográficas del Grupo de Expertos Intergubernamental sobre la Evolución del Clima (IPCC, bajo la égida de la ONU). El continente ya ha experimentado en los últimos años una sucesión de acontecimientos radicales: lluvias torrenciales en Venezuela, inundaciones en la Pampa argentina, sequías en la Amazonia, tempestades de granizo en Bolivia y una temporada récord de ciclones en el Caribe. Al mismo tiempo, las precipitaciones se reducen en Chile, en el sur de Perú y en el sudoeste de Argentina. Sobre todo, con el alza de las temperaturas ya registrada (+1º C en América Central y América del Sur en un siglo, frente a +0,74º C de promedio mundial), los glaciares andinos se retiran y esta tendencia se vuelve "crítica" en Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador. "La disponibilidad del agua destinada al consumo y a la hidroelectricidad ya está comprometida" y el problema se acentuará en el futuro, convirtiéndose en "crónico" si no se toman medidas, afirma dicho documento. En su último informe científico publicado en enero, el IPCC prevé un aumento mundial del termómetro de una media de entre +1,8º C y + 4º C para el año 2100, dentro de una horquilla más amplia de entre 1,1º C y 6,4º C. Casi las tres cuartas partes de las tierras ya están "moderada o gravemente" afectadas por un proceso de degradación que progresa a un "ritmo muy elevado", sobre todo en la selva, también amenazada por los incendios. El documento recuerda que en América Latina se encuentran siete de los 25 principales lugares de fuerte concentración de especies endémicas que están a punto de perder su hábitat natural (mariposas, ranas, reptiles, mamíferos). No obstante, la creación de corredores ecológicos y de reservas naturales para la preservación de la biodiversidad podrá constituir un frente contra el calentamiento. El aumento del nivel de los océanos -- de 20 a 60 cm para fines de este siglo, según las previsiones de los científicos del IPCC -- "muy probablemente" provocará inundaciones en las tierras bajas, como en El Salvador, Guayana y el estuario del Río de la Plata, alrededor de Buenos Aires, afectando a la industria turística en las playas de México y Uruguay. Este fenómeno también podría poner en peligro a los manglares en Brasil, Ecuador, Venezuela y Colombia. El aumento de la temperatura del agua amenaza a los corales de las costas de México, Panamá, y a los arrecifes de coral de Belice, que forman parte del patrimonio mundial de la Humanidad.

Van a desaparecer hasta el 30% de las especies

Representantes de más de 100 países reunidos en Bruselas han logrado cerrar un acuerdo sobre el informe de la ONU sobre los efectos del cambio climático en la Tierra. Según los científicos, la sequía y el deshielo de los glaciares dejarán sin agua dulce a más de 1.000 millones de personas, mientras en otras regiones se sufrirán fuertes trombas de agua e inundaciones. El segundo de los cuatro informes sobre cambio climático elaborados por el panel de expertos de la ONU ha sido si cabe más apocalíptico que el primero: entre el 20 y el 30% de las especies animales y vegetales del planeta se extinguirá irremediablemente si el calentamiento prosigue al ritmo actual. "Nos enfrentamos a una extinción masiva", señalan algunos de los autores, mientras desde las organizaciones ecologistas llaman a "luchar de inmediato" para tratar de frenar las terribles consecuencias. Según el informe, un incremento de 1,5ºC respecto a la temperatura media registrada en 1990 pondría al menos un tercio de las especies animales y vegetales e grave riesgo de extinción. Pero los daños no sólo los sufrirían animales y plantas. Más de 1.000 millones de personas padecerían escasez de agua, fundamentalmente debido al deshielo de los glaciares de montaña, una de las principales reservas de agua dulce del mundo. Seis años han tardado los expertos que conforman el Panel Intergubernamental de Cambio climático (IPCC), auspiciado por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en plasmar en papel sus conclusiones. La primera de ellas, publicada el pasado mes de febrero, utilizaba un lenguaje claro para constatar que el calentamiento global es "muy probablemente" provocado por el hombre, y además el futuro del planeta no es demasiado halagüeño: "el cambio climático es como un tren que ha tomado la salida, y no podrá se podrá parar en siglos", señalaba. En la segunda parte del exhaustivo estudio, que se debía publicar hoy en Bruselas, advierte que ya es demasiado tarde para prevenir algunos de los efectos del calentamiento del planeta: "El hombre sólo puede adaptarse a ello, sobre todo en lo que se refiere al incremento del nivel del mar y el impacto que eso tendrá en las islas", anuncia. Y como casi siempre, serán las zonas más desfavorecidas de la Tierra las que sufran si cabe más las consecuencias de el constante incremento de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. "Cientos de millones de personas se verán amenazados por las inundaciones provocadas por el aumento del nivel del mar, especialmente cuando se derritan los polos", auguran los científicos. Por primera vez en un estudio de tal calado internacional, se ponen fechas concretas. En Europa, por ejemplo, de este año al 2080 las fuertes trombas de agua e inundaciones afectarán anualmente a dos millones y medio de personas. Los científicos coinciden en que un incremento de 2ºC en la temperatura global del planeta significaría "una seria conversión de algunos hábitats", mientras que toda temperatura superior a esos 2ºC implicaría "un colapso de la mayoría de los ecosistemas". En su informe de febrero, los expertos predecían un incremento de entre 1,8ºC y 4ºC al final del siglo XXI, aunque en los polos el incremento sería de 6,4ºC. El deshielo de los polos ha incrementado el nivel del mar en 17 centímetros en el siglo XX, aunque desde el año 1993 ese ritmo crece a un ratio de 3,1 milímetros anuales. "Lo que hemos conseguido es un muy buen documento", señaló a la BBC Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). El estudio señala que el cambio climático está teniendo "impactos muy importantes" en los ecosistemas, y unos efectos "discernibles, aunque menos evidentes" de impacto en las actividades humanas. El próximo martes se presentarán los escenarios regionalizados de los efectos del cambio climático en diferentes lugares: en Madrid el de los países mediterráneos; en Ginebra el de las zonas alpinas; en Alejandría, el del Sáhara y el Medio Este; en Nueva Delhi, el de Asia; en Buenos Aires, el de Suramérica, en Nairobi, el del 'cuerno' de África, etc. Los informes serán enviados a los principales líderes mundiales antes de la próxima cumbre del G8 en junio, mientras que la tercera parte del informe, que analiza cómo mitigar los efectos de las concentraciones de gases de efecto invernadero, verá la luz en mayo. Si en la primera parte del estudio –publicada el pasado mes de febrero- los científicos concluyeron que el causante del calentamiento del planeta era el hombre, con sus emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, ahora se han centrado en determinar cuáles serán sus efectos en la Tierra, así como lanzar una advertencia a los gobiernos de que deben "adaptarse a las consecuencias del cambio climático". "Los políticos no pueden ignorar los resultados de este estudio, porque el calentamiento ya está cambiando el mundo", dicen.

Difícil acuerdo sobre un informe alarmante sobre el clima

Los expertos en clima publicaron este viernes en Bruselas un diagnóstico alarmante de los graves efectos del calentamiento climático tras una noche de discusiones en la que varios países, principalmente Estados Unidos y China, cuestionaron sus conclusiones. "Acabamos de terminar una reunión maratón, fue productiva pero agotadora", concluyó con alivio el presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima de la ONU (IPCC), Rajendra Pachauri, en una rueda de prensa. "Será un muy buen informe y espero que atraiga la atención del mundo entero", agregó Pachauri. Si se produce un aumento superior a 2 ó 3 grados con respecto a 1990, el calentamiento climático tendrá impactos negativos en todas las regiones del globo, advirtió el viernes el IPCC. Antes del año 2080, estiman los expertos en su informe de 1,400 páginas, hasta 3.200 millones de seres humanos estarán expuestos a una severa escasez de agua y 600 millones al hambre debido a las sequías, la degradación y la salinización del suelo. Cada año entre dos y siete millones de personas sufrirán el azote de las inundaciones, principalmente en las costas donde la presión demográfica se acentúa y en los grandes deltas de Africa occidental, de Asia o del Misisipí. Las "poblaciones pobres", incluso en sociedades prósperas, son las más vulnerables al cambio climático, subrayaron los expertos en la rueda de prensa. "Esto requiere nuestra atención porque los más pobres son también los menos aptos a adaptarse", comentó el presidente Pachauri. Los científicos advirtieron que el calentamiento afectará a todas las formas de vida en la tierra. "Entre el 20 y el 30% de las especies vegetales y animales tendrán un riesgo creciente de extinción si la subida de la temperatura mundial es de entre 1,5 a 2,5 grados centígrados" con respecto a 1990, señala el informe. "Hay ahora en todos los continentes señales del cambio climático que afectan a los animales y las plantas, y tenemos pruebas", subrayó Martin Parry, copresidente del grupo de trabajo del IPCC sobre los impactos del calentamiento, ante la prensa. Sin embargo, las diferentes posturas entre países, especialmente entre EEUU y la UE, han estado a punto de llevar al traste la publicación final del informe. Tras casi una semana de negociación, a última hora de la mañana del viernes varios países se mostraron contrarios a rubricar el texto final, ente otros EEUU, Rusia, China, La India o Arabia Saudí, lo que obligó a la ONU a posponer la presentación del estudio. Y es que después del trabajo de los científicos, vinieron los políticos a editar el texto. Mientras los primeros habían mostrado en las 1,400 páginas del texto una gran dureza en sus conclusiones, los segundos ponían el grito en el cielo por algunos párrafos del estudio, que hablaban de certezas "muy elevadas" de consecuencias en los ecosistemas y pedían "acciones concretas" a algunos gobiernos. Los negociadores de EEUU, China, La India, Arabia Saudí y Rusia optaron por bloquear la firma del informe hasta que no se suprimieran determinados párrafos, o al menos se 'suavizaran'. China, Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos cuestionaron algunos párrafos del "resumen para los que deciden", un texto de unas 20 páginas que resume las 1,400 del informe para los gobiernos del planeta. Así, China se opuso a un párrafo que señalaba "el riesgo muy elevado (...) de que numerosos sistemas naturales se vean afectados por los cambios climáticos", según una fuente próxima a las negociaciones. La delegación china cuestionó las bases científicas del carácter "muy elevado" del riesgo, explicó la fuente. Para responder a este país, un grupo de científicos entregó una carta de protesta a la presidenta del Grupo II del IPCC, la estadounidense Sharon Hays, en la que argumentaban que su alto grado de confianza estaba probado científicamente. Por otra parte, Estados Unidos pidió y obtuvo la eliminación de un párrafo que indicaba que Norteamérica "debería enfrentar localmente graves daños económicos y a perturbaciones substanciales de su sistema socioeconómico y cultural", según un observador de las negociaciones. "Es la primera vez que los políticos cuestionan así la ciencia", destacó uno de los delegados cuyas palabras fueron citadas por otro participante. La primera parte de este informe del IPCC, publicada en febrero en París y consagrada a los aspectos científicos, anticipaba un aumento probable de la temperatura media mundial de entre 1,1 y 6,4 grados centígrados antes de 2100, comparado con 1990-, con un "mejor promedio posible" de entre 2 y 4 grados según las posibilidades socioeconómicas estudiadas.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Asi nacieron los TEPCEs

Publicado el 24 julio de 2014

La barrera contra el odio...

Publicado el 23 julio de 2014

19 de Julio en la plaza del corazón

Publicado el 18 julio de 2014

Pensamiento Crítico

Festejar es afirmar la bondad de la vida

El tema de la fiesta es un fenómeno que ha desafiado a grandes nombres del pensamiento como R. ...

Xi Jinping y una gira histórica

El pasado martes finalizó, en La Habana, la gira que el presidente chino Xi Jinping realizó por ...

Se fortalecen la cooperacion y la amistad cubano-chinas

Intensa y muy fructífera fue la agenda cumplida este martes en La Habana por el Presidente de la ...