Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Contaminación química amenaza a agua potable en Costa Rica

Agencia PL. Desde San José. | 12 abril de 2007

Comentar    
Las cuatro mil fuentes abastecedoras de agua potable en Costa Rica están amenazadas de contaminación química, porque carecen de sistemas para detectar sustancias tóxicas, alertó hoy Darner Mora, del Instituto de Acueductos y Alcantarillados. El especialista precisó que combustibles o agroquímicos constituyen los principales agentes nocivos que arriesgan la calidad de los recursos hídricos, porque la presencia de materia fecal dejó de ser el problema más serio tras combatirla con la cloración. No sabemos cuántos pozos son contaminados con fugas en las gasolineras, porque muchas entierran los tanques de almacenamiento, viejos en mayoría y sin control estricto sobre ellos, comentó Ana Isabel Barquero, de la Universidad Nacional. El Ministerio del Ambiente y Energía sólo cuenta con un funcionario para fiscalizar a las 346 gasolineras existentes en el país, advirtió la coordinadora del Programa de Investigación y Gestión del Agua de ese centro. Este único inspector también tiene a su cargo buscar y clausurar los tres mil tanques ilegales de almacenamiento de combustible que, se estima, hay en el territorio y carecen de medidas de seguridad, manifestó. A la fragilidad de las fuentes de agua por carburantes se suma la amenaza de los agroquímicos, aplicados indiscriminadamente sobre los cultivos y que llegan a las aguas superficiales o se infiltran en las aguas subterráneas, agregó Barquero. Mora recordó la polución con carbolina detectada en la planta de tratamiento de la capitalina localidad de Guadalupe, en 2001; con hidrocarburo en la potabilizadora Los Cuadros, de Moravia (2002); y la presencia de gasolina en el embalse El Llano (2004). El especialista también recordó la introducción de tolueno y otras sustancias químicas en las fuentes de la caribeña Moín, provocada por el incendio de la empresa Industrias Químicas Holanda, el 13 de diciembre del 2006. En Banderillas, Cartago, desde abril de 2006 corren riesgo 400 pobladores porque el acueducto de la comunidad terminó contaminado por el uso constante de fertilizantes. Las aguas de El Cairo y La Francia en agosto de 2005 estaban contaminadas con Bromacill, agroquímico usado en el cultivo de piña, mientras que el embalse servidor de 600 mil capitalinos y cartagineses incrementó su toxicidad por gasolina un año antes. Uno de los casos más graves ocurrió en 2004 a partir de la contaminación con 20 mil litros de hidrocarburos de un manto acuífero en Belén de Heredia, situado a 50 metros del similar Colima Superior, que surte a 1,5 millones de personas del centro del país. La responsabilidad del hecho fue atribuida por los profesionales a las fugas desde los tanques de una gasolinera cercana al lugar y la reparación del daño ambiental costará al menos 100 millones de colones, unos 199 mil 595 dólares. Cálculos realizados demuestran que apenas un galón de combustible (3,7 litros) puede echar a perder 50 millones de litros de agua.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

La barrera contra el odio...

Publicado el 23 julio de 2014

19 de Julio en la plaza del corazón

Publicado el 18 julio de 2014

Pensamiento Crítico

Un día bajo ataque Israelí en Gaza

Haidar Eid es Profesor asociado de la Universidad Al-Aqsa en la Franja de Gaza. Vive allí con su ...

El Salvador: Buenas propuestas para el agro

El Ministro de Agricultura, Orestes Ortez, dijo que ya era tiempo de crear una reserva estratégica ...

«Lo que inquieta del discurso de Santos sobre la paz»

Siempre incisivo, el Presidente repite casi literalmente lo mismo en  cuanto escenario nacional e ...