Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Corte de La Haya inicia deliberaciones sobre el caso de Nicaragua contra Colombia

Varias agencias. Desde La Haya, Holanda. | 8 junio de 2007

Comentar    
Los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) iniciaron sus deliberaciones sobre la disputa entre Colombia y Nicaragua por su frontera en el mar Caribe, aunque todavía se desconoce la fecha de publicación del fallo. Nicaragua cerró este viernes las audiencias públicas sobre objeciones preliminares en el caso, en el que ambos países se juegan la soberanía sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia y pidió nuevamente a la Corte declararse competente en el diferendo territorial. Ambos países disputan la soberanía sobre una extensión de 50.000 km2 en el Mar Caribe. Las islas están situadas a 775 kilómetros (480 millas) al noreste de Colombia y a 220 kilómetros (140 millas) de la costa de Nicaragua. En el 2003, Nicaragua invitó a varias empresas petroleras a realizar prospecciones en aguas cercanas al archipiélago, lo que enfureció a Colombia por creen que tendrían lugar en aguas territoriales suyas. En la última jornada de las audiencias celebradas desde el lunes en La Haya, el agente de Nicaragua en el caso, el embajador Carlos José Arguëllo Gómez, pidió a los jueces rechazar las "excepciones preliminares presentadas por la República de Colombia sobre la competencia" de la Corte para tratar la cuestión. En una demanda presentada en diciembre de 2001, Nicaragua pidió a la CIJ pronunciarse sobre la soberanía de una extensión insular y marítima de 50.000 km2 en el Mar Caribe, una zona que incluye las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina y los cayos Roncador, Serrana, Serranilla y Quitasueño. Aunque ni el Estatuto ni el reglamento de la Corte establecen plazos para que ésta dicte su sentencia, es probable que sea emitida en el último trimestre de 2007, precisaron a EFE fuentes diplomáticas. Las audiencias que desde el pasado 4 de junio se celebran en la CIJ tratan de dirimir si esa corte tiene jurisdicción para resolver la controversia marítima. Colombia solicita a los jueces que declaren "terminado" el conflicto marítimo con Nicaragua, posibilidad que este último país rechaza tajantemente. Nicaragua solicitó a los jueces que declaren "inválidas" las objeciones presentadas por Colombia, que argumenta que el máximo órgano judicial de la ONU no tiene competencias en este caso, según un comunicado de la Corte. Bogotá niega la existencia del problema, pues considera que la frontera entre los dos países quedó fijada en el tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-30. Colombia obtuvo el control de ese territorio a partir de una interpretación unilateral del Tratado Barcenas-Esguerra, que Nicaragua considera nulo porque fue firmado cuando el país estaba bajo ocupación militar norteamericana (1927-1934). Nicaragua insiste en la existencia del litigio, como lo demuestra, a su juicio, que después de 1930 han tenido lugar negociaciones bilaterales entre los dos países para intentar resolverlo. En 1977 y 1995 "dos presidentes colombianos diferentes anunciaron negociaciones con Nicaragua" para tratar de acordar la frontera marítima, recordó el embajador nicaragüense José Carlos Argüello durante las audiencias de esta semana. Para justificar la competencia de la CIJ, Nicaragua invoca el artículo XXXI del Tratado Interamericano para la Solución Pacífica de Conflictos, conocido como "Pacto de Bogotá", firmado en abril de 1948 y del que ambos países forman parte y en el cual se comprometieron a reconocer la competencia de la CIJ en la resolución de conflictos relacionados con el derecho Internacional o la interpretación del Tratado. Pero para Colombia, el Pacto no somete a la jurisdicción de la CIJ los acuerdos internacionales que se hayan suscrito antes de la fecha de entrada en vigencia del tratado, y por ello pidió a la Corte declararse incompetente y dar por cerrado el caso. Además, invocando el artículo 44 del pacto de Bogotá, Colombia pidió a la CIJ que declare "terminado" el conflicto de naturaleza marítima en juego, que para Bogotá ya está solventado desde 1930. "Si la pretensión de este país (Nicaragua) de reabrir una controversia ya resuelta y regida por el Tratado fuera exitosa las repercusiones para la seguridad y la estabilidad regional serían incalculables", advirtió Colombia el viernes en un comunicado difundido por su embajada en Holanda. Tras estas audiencias, la Corte indicó que inicia sus deliberaciones y que dará a conocer su fallo en una fecha a confirmar.

Colombia dice que está satisfecha

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores tras el final de las audiencias sobre Excepciones Preliminares en el caso Nicaragua v. Colombia en la Corte Internacional de Justicia, La Haya, 8 de junio de 2007. El día de hoy se llevó a cabo la segunda ronda de intervenciones de Nicaragua en las audiencias públicas sobre Excepciones Preliminares en el caso Nicaragua v. Colombia ante la Corte Internacional de Justicia. Los abogados y el Agente de este país se limitaron a reiterar lo expuesto en su primer día de intervenciones y no presentaron argumentos nuevos para contrarrestar la posición de Colombia a lo largo de las audiencias. Nicaragua insistió, en contravía de la evidencia histórica y jurídica y del principio fundamental del Derecho de los Tratados “pacta sunt servanda”, en desconocer el Tratado Esguerra-Bárcenas y reclamar una parte de territorio que ha sido colombiana desde hace más de doscientos años y en el que Nicaragua jamás ha ejercido ninguna jurisdicción. Fue evidente la manipulación de documentos por parte de Nicaragua. Aceptó así, tácitamente, que Colombia siempre ha mantenido una posición única y coherente en relación con sus derechos sobre la totalidad del Archipiélago de San Andrés y las zonas marítimas que le corresponden hasta el Meridiano 82. A lo largo de esta semana el equipo de Colombia liderado por el Agente, Julio Londoño Paredes y el Coagente, Guillermo Fernández de Soto presentó los argumentos por los cuales considera que la Corte carece de competencia para conocer del caso sometido a ella por Nicaragua. Por una parte, en relación con el Pacto de Bogotá sostuvo que, dado que el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928 resolvió todos los asuntos a los que se refiere la demanda de Nicaragua, la Corte carece de competencia para conocer este asunto. De otro lado, en lo referente a las declaraciones de aceptación de la competencia de la Corte, señaló que a la fecha de la presentación de la demanda por parte de Nicaragua, Colombia había retirado dicha declaración y en consecuencia no se encontraba vigente. Adicionalmente, aún si dicha declaración estuviera vigente, que no lo está, ésta contiene una reserva en el sentido de limitar la competencia de la Corte a hechos posteriores a 1932 y tanto el Tratado de 1928 como el Acta de Canje de 1930, que estableció el Meridiano 82 como límite, son anteriores a aquella fecha. En síntesis ni por la vía del Pacto de Bogotá ni por la vía de las declaraciones de aceptación de la competencia, tiene la Corte la posibilidad de conocer de la demanda de Nicaragua. Si la pretensión de este país de reabrir una controversia ya resuelta y regida por el Tratado fuera exitosa las repercusiones para la seguridad y la estabilidad regional serían incalculables. Colombia presentó durante las audiencias argumentos jurídicos contundentes y demostró porqué la Corte carece de competencia de para conocer del caso. Lo hizo con la transparencia y la altura que le corresponden a un Estados respetuoso del Derecho Internacional y de la tarea de la Corte Internacional de Justicia. El Gobierno Nacional se encuentra satisfecho del resultado de las audiencias y optimista de que la Corte acogerá las Excepciones Preliminares presentadas por Colombia. Con una sólida posición de Estado el Gobierno seguirá defendiendo los legítimos derechos de Colombia sobre esta parte integral de su territorio.


Mostrar comentarios [3]

Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Grandes terremotos en Nicaragua

Publicado el 8 abril de 2014

La desestabilización enlatada

Publicado el 8 abril de 2014

Pensamiento Crítico

Venezuela: La Revolución no será chantajeada

El Diálogo y Conferencia Nacional de Paz están logrando su propósito de aislar políticamente a los ...

Gatoflorismo izquierdista y pensamiento estratégico

Primas hermanas, las artes de la guerra y la política no son bellas. Y la realidad social tampoco. ...

Las dos Españas: La monárquica y la republicana

En España siempre ha habido, a lo largo de su historia, dos concepciones de España. Una, la España ...