Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Falta de oficiales bilingües causa problemas en Colorado

Agencia EFE. Desde Denver. | 27 junio de 2007

Comentar    
Diferencias culturales e idiomáticas fueron aparentemente las causas de los retrasos en la prestación de ayuda de emergencia a un joven latino baleado el lunes en Colorado, así como en la investigación del crimen, afirmó este miércoles la policía. Según Terry Wilson, jefe de policía de Glenwood Springs en el oeste de Colorado, el pasado lunes 25 de junio, poco antes de la 10 de la noche, un joven mexicano (cuya identidad no se reveló) recibió tres disparos en el pecho y falleció poco después mientras era trasladado a un hospital de la zona. Tras los disparos, ninguno de los vecinos de la víctima, casi todos inmigrantes latinos, se animó a llamar directamente al número de emergencia 911, sino que le pidieron a Charles King, un residente anglo del lugar, que realizase ese llamado. Por otro lado, como el Departamento de Policía de Glenwood Springs no cuenta con oficiales bilingües (a pesar de que el 15 por ciento de los 8.500 habitantes de esta ciudad son latinos), se debió esperar hasta el día siguiente para contar con la ayuda de policías bilingües de una ciudad cercana para iniciar el interrogatorio de los testigos. King comentó en declaraciones al periódico local que "la gente rodeaba a la víctima, pero no hacían nada". Según el testigo, el joven, ya agonizando, "llamaba a su tío", y agregó que cuando contactó a la policía "los otros vecinos se fueron y me dejaron solo". El temor por parte de los latinos (la mayoría de ellos inmigrantes recién llegados) de hablar directamente con las autoridades habría retrasado tanto la llegada de los paramédicos como la posibilidad de que la policía estableciese un perímetro de búsqueda para evitar la fuga del atacante, comentó Wilson. Este martes, un oficial bilingüe de Carbondale (al sur de Glenwood Springs) ayudó en las investigaciones, con lo que logró confirmar que el tío de la víctima era el principal sospechoso del asesinato. Anoche la policía arrestó a Jesús Hernández, de 33 años, quien se encuentra en la cárcel del condado Mesa, con una fianza de tres millones de dólares, y acusado de asesinato en primer grado. Aún se desconocen los motivos del ataque. Las autoridades locales y estatales trabajan con el Consulado General de México en Denver para dar aviso a los familiares del occiso, una tarea que, según se indicó, podría completarse mañana, jueves. El asesinato del joven mexicano, que había llegado a Glenwood Springs hace poco más de un mes, es el primero en esta ciudad desde el 2002.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

La profesión docente y la Autonomía Escolar

Publicado el 23 octubre de 2014

Un gran lago para un gran país

Publicado el 21 octubre de 2014

Pensamiento Crítico

Movimientos populares del mundo se reúnen con el Papa

Diversos movimientos representativos de los más postergados y excluidos, junto al Pontificio ...

Cómo la CIA y los EEUU destruyeron a Gary Webb

Dieciocho años luego de su publicación, «La Alianza Oscura», la bomba investigativa del San Jose ...

EEUU: Las Elecciones en La Florida

El próximo martes 4 de noviembre se celebrarán en Estados Unidos elecciones de “medio término” en ...