El agua como derecho humano se discute por primera vez en foro mundial

None | 20 de Marzo de 2006 a las 00:00

Ciudad de México – Por primera vez en su historia, el Consejo Mundial del Agua analizará el acceso al vital líquido como un derecho humano, del que aún carece el 17% de la población mundial, durante el IV Foro de ese organismo que se realiza desde el jueves en la capital mexicana.

"Hace tres años en Tokio –donde se efectuó el III Foro Mundial del Agua– nadie quería discutir el derecho al agua", comentó Loic Fauchon, presidente del Consejo Mundial del Agua. "El IV Foro Mundial del Agua –que concluirá el 22 de marzo– es un engaño porque no aborda textualmente en sus discusiones el derecho al agua", denunciaron organizaciones no gubernamentales que el jueves pasado marcharon desde el centro de la Ciudad de México hasta la sede del evento.

Las organizaciones civiles desarrollaron además su propio foro en "defensa del agua" y contra su privatización. Hasta 2002, sólo dos tratados de derechos humanos de la ONU -relacionados con las mujeres y los niños- mencionaban el acceso al recurso hídrico de manera implícita.

Ante la creciente crisis del agua, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU definió de manera más precisa ese concepto en su comentario general número 15 del Pacto Internacional sobre Derechos: el derecho al agua garantiza ese compuesto a todas las personas en cantidad suficiente, en condiciones de seguridad y aceptabilidad.

Es decir que cada ser humano debe contar mínimo con 20 litros de agua al día limpia. Aún así, más de 1,000 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua y unos 2,600 millones más carecen de servicios básicos de saneamiento, realidad que puede comenzar a revertirse si se incluye en las constituciones y leyes de todos los países el derecho al agua, según propone el Consejo Mundial en un informe presentado el domingo en el Foro.

La aplicación de esa garantía individual consiste en que "toda persona debe tener la posibilidad de conectarse a las redes existentes o tener acceso a una fuente de agua potable cuando no existan dichas redes", propone. Sudáfrica, Uruguay, Uganda y Ecuador tienen contemplado el derecho en sus constituciones.

Pero para gobiernos locales de países pobres, como los de África, ese concepto "causa risa" porque consideran que se trata de una discusión para los países ricos que ya han cubierto otras primeras necesidades de su población, reconoció Fauchon. Además "hay algunos países que no quieren escuchar de este derecho porque no marca diferencias entre el derecho de las personas humanas y el derecho de los Estados", explicó.

Esa laguna podría obligar a los Estados a dotar de agua a países vecinos, actualmente bajo tensión por la repartición del recurso hídrico, como Canadá y Estados Unidos e India y Pakistán.

"El derecho al agua significa que las autoridades tienen la obligación de ayudar a que la gente tenga agua, no a dársela", consideró Bertrand Charrier, de la organización Cruz Verde.

Millones de chicas en edad escolar en Africa abandonaron la escuela porque deben ir a recoger agua, así que "tener derecho formal al agua implica una verdadera obligación para los funcionarios gubernamentales" de suministrarla, consideró a su vez Ashfaq Khalfan, coordinador del programa Derecho al Agua de COHRE, una organización no gubernamental con sede en Ginebra.

Esa agrupación, junto con una veintena de agrupaciones internacionales y mexicanas, hizo un llamado a la ONU para que adopte una resolución para fortalecer el derecho al agua, y considera que los ciudadanos deben tener la opción de acudir a tribunales nacionales para reclamarlo.

El agua se compra y se vende en el IV Foro Mundial

Una delegada de Kenia que pretendía calmar la sed que le produce la altitud de 2.400 metros a que se encuentra la Ciudad de México, sede del IV Foro Mundial del Agua, se encontró este lunes con la sorpresa de que debía pagar por acceder al líquido.

"La botella de agua cuesta 12 pesos mexicanos (1,1 dólares) y la lata de Coca-Cola, 14 pesos (1,3 dólares)", le respondió la dependiente de un pabellón de venta de refrescos instalado en el lujoso Centro de Convenciones Banamex, que acoge la cita hasta el miércoles.

Pero la delegada keniana y diversos activistas que lograron acceder al Centro Banamex creen que, tratándose de un foro donde se debaten medidas para garantizar el suministro de agua a todos los seres humanos, no se debería pagar por ese líquido en una reunión emblemática.

"El acceso al agua debería ser considerado un derecho humano más, sin precio alguno ni trato meramente mercantil", protestó el activista peruano Carlos Requena al enterarse de lo que ocurrió con la delegada de Kenia, cuyo nombre no fue posible establecer.

La semana pasada, en la ceremonia de inauguración del Foro en la Ciudad de México, una periodista de Indonesia planteó la misma inquietud al presidente del Consejo Mundial del Agua (WWC, en inglés), Loic Fauchon, pero éste declinó dar una respuesta sobre el costo del líquido en el interior del recinto.

"Las cuestiones sobre por qué se cobra el agua aquí competen a los organizadores del IV Foro Mundial, no a nosotros", justificó Fauchon.

En los pasillos del Centro Banamex se encuentran pabellones de venta de refrescos, logotipos de compañías trasnacionales y organismos financieros, y puestos de exhibición de empresas que muestran la última tecnología relacionada con el agua y el saneamiento básico.

"Parece una feria de los ricos del mundo que nos repiten hasta el cansancio que son los dueños del agua y que debemos pagar para acceder a ella", dijo Requena.

Los activistas opuestos a la globalización han asegurado durante la última semana en México que el IV Foro Mundial es un encuentro para "avanzar en la privatización" del líquido a escala planetaria, lo que niegan tajantemente el Gobierno mexicano y los organizadores de la cita.

Los responsables del Foro también rechazan denuncias de los activistas de que se promueve la "privatización" de fuentes estratégicas de agua dulce en América Latina, como el Lago Titicaca, que comparten Bolivia y Perú en la altitud de los Andes, y los ríos Amazonas, Magdalena, Orinoco, Paraguay, Paraná y Pilcomayo.

"Esas son fantasías de gentes desinformadas, porque nadie está promoviendo ninguna privatización, sino el examen de medidas locales para hacer frente al desafío global de la mejor administración de los recursos hídricos", dijo este lunes a EFE un funcionario de la Comisión Nacional del Agua (CNA) de México, co-organizadora del Foro.

Cambio climático amenaza desarrollo de países pobres

Por Mark Stevenson, agencia Associated Press (AP)

Ciudad de México – Las sequías, las inundaciones, los cambios en el comportamiento de las precipitaciones y el aumento en el nivel de los mares están amenazando el desarrollo en los países más pobres del mundo, dijeron el lunes expertos y trabajadores de ayuda humanitaria en un foro internacional de agua.

Regiones como el Africa y el sur de Asia _donde la mayor parte de los 1.100 millones de habitantes no tiene acceso al agua potable_ podrían resultar muy afectadas por el cambio climático, expresaron los expertos en el IV Foro Mundial de Agua. Responsabilizaron principalmente por esta situación a los cambios en el clima en todo el planeta.

Las sequías empeorarán. Veremos deforestación, incendios forestales, pérdida de biodiversidad y degradación ambiental, declaró Michel Jarraud, secretario general de la Organización Mundial Meteorológica. Los países menos desarrollados son los más afectados. Con frecuencia, los países en desarrollo no tienen los recursos para mitigar el impacto.

Gana Unnayan Sangstha, que ayuda a instalar sistemas de agua en Bangladesh, ya ha visto los efectos del calentamiento global. Bangladesh es el país más bajo del mundo. Hay intromisiones de sal en grandes áreas debido al cambio climático, y un alza en el nivel del agua del mar, manifestó Unnayan Sangstha. Cuando la sal entra en pozos de agua terrestre, como en los pozos utilizados en muchos proyectos de Bangladesh, el agua del pozo no puede ser utilizada para beber ni para riego.

Joe Madiath, de la organización Gram Vikas de la India, dijo que el cambio climático está devastando a Orissa, uno de los estados más pobres del país, al que describió como la capital de los desastres de la India. Inundaciones, tifones, los tenemos a todos, expresó Madiath, que instala tanques de agua e inodoros. Si bien la cantidad de lluvia no ha cambiado con respecto a años anteriores, llega toda junta, un problema que está empeorando, indicó.

El titular del servicio meteorológico nacional de México dijo que la mayor parte de la costa de la península de Yucatán se inundará por el creciente nivel de los mares; y Jamie Pittock, director ejecutivo del World Wildlife Fund, manifestó que algunos ríos importantes serán afectados por el calentamiento global.

Asimismo, los países en desarrollo podrían sufrir las consecuencias de un problema causado en parte por las naciones industrializadas, cuyos vehículos y fábricas contribuyen a liberar los gases del efecto invernadero. Hasta ahora los países pobres no han pedido mucho en este foro. Pero sus demandas podrían incrementarse.

Pittock, del WWF, dijo que las naciones en desarrollo deberían hablar más públicamente sobre el tema y pedir ayuda. Si yo fuera el gobierno de la India o Pakistán, estaría diciendo que el cambio climático es un riesgo verdadero para nuestra nación, y pidiendo una ayuda técnica importante, y fondos para adaptarnos a los riesgos, sostuvo.