Arrestan a 75 latinos como supuestos pandilleros en el norte de Texas

LaVoz.com. Desde Dallas, Texas. | 23 de Julio de 2007 a las 00:00
Los agentes federales y la policía local capturaron a más de 121 miembros de pandillas callejeras en una serie de redadas coordinadas en ciudades del norte de Texas, informó el lunes el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés). Entre los detenidos había 72 mexicanos, dos salvadoreños, un guatemalteco y un camboyano, además de 45 estadounidenses, informó el ICE. Más de la mitad de los arrestos fueron bajo cargos criminales. Los demás fueron detenidos por violaciones administrativas o a las normas de inmigración, dijo el vocero del ICE, Carl Rusnok. Los detenidos pertenecían a 27 pandillas, entre ellas Asian Boyz, Latin Kings, Eastside Locos, Northside Locos, Westside 12, 18th St., 28th St., Love Field Players, Mexican Mafia y MS-13. Varios de los arrestados durante la operación de siete días eran ciudadanos estadounidenses con órdenes pendientes de arresto, informó Rusnok. Algunos de los pandilleros que estaban ilegalmente en el país ya fueron devueltos a sus países de origen o están en proceso de deportación. Otros enfrentaban acusaciones por haber reingresado a Estados Unido después de haber sido deportados, indicó el ICE. Los arrestos se hicieron hasta el domingo por la mañana en las localidades de Arlington, Farmers Branch, Irving, Fort Worth, Dallas y Wichita Falls, con la cooperación de la policía de cada ciudad. La Oficina Federal de Investigación (FBI), la Oficina Federal de Prisiones, la Dirección de la Lucha Antidrogas (DEA), la Fiscalía del Distrito Norte de Texas y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también participaron en las redadas. Los pandilleros fueron arrestados durante una operación nombrada "Escudo de la Comunidad", una iniciativa nacional que busca desmembrar pandillas. El esfuerzo fue lanzad hace menos de dos años después de que las autoridades identificaron a la pandilla MS-13 (Mara Salvatrucha) como una de las más grandes y más violentas del país. Las autoridades federales descubrieron que muchos de los integrantes de las pandillas eran extranjeros, estaban en el país ilegalmente y o tenían un historial delictivo. Algunos de ellos participaron en delitos lo que atrajo la atención del ICE.