Cae el primo de Arias y la mazorca del TLC se desgrana

MiPunto.com. Desde San José. | 24 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El diputado Fernando Sánchez, primo del presidente de Costa Rica Oscar Arias, renunció a presidir dos comisiones legislativas a raíz del mismo escándalo que causó la caída del vicepresidente Kevin Casas el pasado fin de semana, anunció este lunes el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias. El ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, y la jefa de facción parlamentaria del oficialista Partido de Liberación Nacional (PLN), Mayi Antillón, anunciaron que Sánchez se mantendrá como diputado, pero lejos de las comisiones de Asuntos Electorales y de Banca de Desarrollo. Según Antillón, Sánchez renunció a las comisiones por su propia voluntad, una acción que la facción del PLN tomó con "satisfacción". Consultada sobre si es posible que el diputado renuncie a su cargo en los próximos días, Antillón dijo que "esperamos que no se vaya de la Asamblea Legislativa". El legislador dejará la presidencia de la Comisión de Reformas Electorales y la de Banca y Desarrollo del Congreso, en medio de las fuertes presiones a que se ha visto sometido el gobierno por la publicación de un memorando enviado por Sánchez y Casas al presidente Arias. El documento proponía una estrategia basada en la intimidación para lograr la ratificación del tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, en el referendo que se realizará el próximo 7 de octubre. Sánchez y Casas proponían "meter miedo" diciendo que se perderán empleos si el TLC no es aprobado; chantajear a los alcaldes de todo el país para que se comprometan en la campaña a favor del sí, y utilizar recursos estatales en dicha campaña, burlando las disposiciones del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). El gobierno y los empresarios, que apoyan la ratificación del TLC, han tratado de desmarcarse de Sánchez y Casas, por lo que ambos funcionarios quedaron políticamente aislados. Casas presentó el sábado su renuncia a la vicepresidencia y al cargo de ministro de Planificación que ocupaba desde el inicio de la administración Arias, el 8 de mayo de 2006. Casas y Sánchez ofrecieron disculpas públicas hace algunos días, pero, como el mismo Casas aceptó en su misiva de renuncia, esta medida "no fue suficiente". La oposición y los partidos políticos que apoyan el TLC, criticaron duramente a ambos funcionarios a quienes les exigieron la renuncia. Al respecto, Antillón manifestó hoy que "debemos parar esta necesidad de sangre y este capítulo se debería cerrar aquí porque solo faltan 15 días para el referendo y debemos analizar el tratado en su justa dimensión". Por su parte, Sánchez mantendrá su curul en la Asamblea Legislativa, pero con un perfil mucho más bajo. Una encuesta dada a conocer este lunes por el diario La Nación, habla de un "empate técnico" entre los partidarios y los opositores al TLC, destacando el hecho de que el "SI" ha caído unos seis puntos porcentuales, mientras el "No" ha subido diez puntos en el último mes, lo que algunos analistas atribuyen al polémico memorando de Casas y Sánchez. El ministro Rodrigo Arias (hermano del presidente Oscar) expresó el lunes que, pese a que las encuestas muestran un crecimiento del "No" al TLC y una pequeña ventaja del tres por ciento para el "Sí", los costarricenses ratificarán el tratado. "El memorándum ha impactado negativamente al "Sí" y las encuestas así lo prueban, pero creo que los costarricenses son inteligentes y valorarán lo que significa el TLC", un proyecto que permitirá "combatir la pobreza y encaminar al país hacia el progreso", dijo Rodrigo Arias. El próximo 7 de octubre poco más de 2,6 millones de costarricenses están llamados a las urnas para decidir si se ratifica o no el TLC entre Centroamérica, República Dominicana y EE.UU. El tratado, uno de los proyectos prioritarios del gobierno, estuvo estancado casi dos años en la Asamblea Legislativa, donde enfrentaba el bloqueo de los partidos políticos que lo rechazan, antes de que se convocara a referendo.