Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Peligrosa ruta de inmigrantes. El calvario comienza desde el paso por Petén

María Peters, diario Prensa Libre de Guatemala. | 15 agosto de 2006

Comentar    
Los indocumentados utilizan extravíos para llegar a la estación del tren en Tenosique, Tabasco, México. En el camino corren riesgos de todo tipo. Foto Prensa Libre: María Peters. Tenosique, Tabasco /.-Inmigrantes de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua se arriesgan a morir ahogados en el río Usumacinta, a manos de bandas de asaltantes de indocumentados o mutilados por el ferrocarril, en desesperado intento por llegar a Estados Unidos. Tenosique, Tabasco, México, a 56 kilómetros de la frontera El Ceibo y El Naranjo, de La Libertad, Petén, Guatemala, es el segundo paso de los migrantes para llegar por tren a la frontera con Estados Unidos, luego de que la tormenta Stan destruyó carreteras y puentes ferrocarrileros en el sureño estado de Chiapas. Los indocumentados tienen que caminar por montañas y pantanos, padecen vejaciones y sufren extorsiones, asaltos y violaciones por parte de autoridades y bandas de asaltantes. También se exponen al ataque de mosquitos, garrapatas, piojos, reptiles y otros animales. La primera meta es llegar a Tenosique, a donde llegan con los pies ampollados, donde esperan la salida del ferrocarril que los acercará a la frontera con Estados Unidos. "Regáleme para un taco", pide un guatemalteco, procedente de Chiquimulilla, quien cuenta que ya fue deportado más de cuatro veces, pero seguirá intentando el "sueño americano". "Mi familia confía en mí, tengo que llegar a Estados Unidos, porque en Guatemala dejé deudas", detalla. La Iglesia Católica de Tabasco exigió al Gobierno de México investigar a personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Agencia Federal de Investigación por presuntos vínculos con el crimen organizado, así como por abuso, maltrato y acoso sexual contra mujeres indocumentadas. El sacerdote Blas Alvarado Méndez, coordinador de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de Tenosique, denunció que la semana pasada personal de Migración detuvo, golpeó y encarceló a un migrante. Explicó que les negaron el acceso, el nombre y nacionalidad del centroamericano, por lo que se solicitó la intervención del Grupo de Protección al Migrante Beta Tenosique. Algunos testigos, que pidieron la intervención de la Iglesia Católica, aseguraron que al inmigrante en mención los agentes le rociaron la cara con gas lacrimógeno y lo arrastraron, pues supuestamente se echó a correr para evitar que lo arrestaran. El padre Alvarado aseguró que muchos de los agentes del INM poseen ranchos ganaderos y vehículos de lujo, lo cual no es posible comprar o mantener con el salario que devengan. El religioso señaló que unos migrantes ingresan por la frontera El Naranjo y El Ceibo, el resto por caminos de extravío de Campeche, Chiapas y Tabasco. Con tristeza señaló que quienes no son víctimas de las autoridades, son presa de las bandas de asaltantes. Es lamentable que las autoridades mexicanas no hagan algo al respecto, que no actúen contra los coyotes y los asaltantes, abundó el religioso. Los migrantes ahora optan por dejarse despojar y no oponen resistencia, para evitar que los maten. Los traficantes de seres humanos utilizan a niños como guías, porque en caso de ser detenidos, las autoridades no castigam a los menores y los dejan en libertad de forma inmediata, reveló el sacerdote. Con una inversión de US$ 190 mil la Iglesia Católica construirá un albergue para atender a indocumentados en el municipio de Tenosique, informó Alvarado Méndez. En este centro se atenderá también a los migrantes que caen del ferrocarril y sufren mutilaciones. Méndez dijo que la comunidad de Tabasco se ha organizado para ayudar a los indocumentados con alimentos calientes, atención médica y hospedaje. Zona de narcotráfico y venta de armas La aldea El Naranjo y el paso fronterizo El Ceibo, ambos de La Libertad, Petén, son pueblos que hacen frontera con Tenosique, Tabasco, México, donde prolifera el narcotráfico, venta ilegal a granel de armas de fuego, tráfico de personas indocumentadas y contrabando de mercadería, informó Nery Quiroa, subjefe de la Policía Nacional Civil petenera. Explicó que en El Naranjo algunos inmigrantes se involucran en la venta de drogas al menudeo, se convierten en narcocorreos o forman bandas de asaltantes. En la zona fronteriza El Ceibo, ubicado en la orilla del río San Pedro y muy cercano a la Sierra del Lacandón, se puede encontrar desde una aguja hasta un arma de fuego de grueso calibre, informó la Policía. "Tenemos información que estos lugares son ideales para poner en práctica esta clase de negocios ilícitos", citó Quiroa. Los migrantes entran a Guatemala por Chiquimula, zona fronteriza con Honduras y El Salvador, luego se dirigen por extravíos que los llevan a Río Dulce, Izabal, para llegar a San Pedro Cadenas, San Luis, Petén. Continúan a Santa Elena, Flores, prosiguen a la aldea El Naranjo, La Libertad, donde por vía acuática o terrestre entran a territorio mexicano. Según estadísticas mexicanas, el Gobierno de ese país deportó por los menos 120 mil 336 indocumentados durante el primer semestre de este año, por el lado de El Ceibo y El Naranjo, de los cuales muchos se quedan a vivir en Petén.


Mostrar comentarios [1]

Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

La profesión docente y la Autonomía Escolar

Publicado el 23 octubre de 2014

Un gran lago para un gran país

Publicado el 21 octubre de 2014

Pensamiento Crítico

Bolivia 1 Vs Coca Cola 0

Muchos presumen de afirmar que la economía nada tiene que ver con la política. Insisten en explicar ...

¿Paz en Colombia? Obama ¡amarre al cachorro!

El pasado 8 de octubre los cables informaron que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ...

Martin Luther King, un verdadero Premio Nobel de la Paz

El acontecer político de Estados Unidos en el año 1964 estuvo caracterizado por la profunda ...