Escúchenos en línea

Entierro de la sardina culmina carnaval de Panamá

Prensa Libre. Desde Ciudad de Panamá. | 6 de Febrero de 2008 a las 00:00
El tradicional “entierro de la sardina”, una parodia de pesar por el final de cuatro noches de festejos, culminó al amanecer de este miércoles los carnavales de Panamá, calificados de muy exitosos por sus organizadores. La falsa ceremonia funeraria, originada a mediados del siglo XIX en España, con el paso del tiempo tomó diferentes expresiones en la Península, pero en Panamá adquirió un picaresco doble sentido, a tono con el carácter de su gente. Los últimos fiesteros aguardaron el asomo del clarear del día en la zona de los desfiles de comparsas para acompañar a la reina y sus embajadoras que conducían un pequeño féretro con el conocido pez, símbolo del ayuno y la abstinencia. En sus orígenes hispanos la ceremonia procuraba una reflexión colectiva sobre el regreso al orden, señalan conocedores. Los carnavales de Panamá dejaron suficientes motivos para reflexionar, entre ellos la necesidad de medidas extremas de seguridad –como las adoptadas en estas fiestas- para evitar homicidios, accidentes, trifulcas y otros actos de violencia. Un reporte policial indicó que en los cuatro días de festejos se atendieron 147 casos de violencia intrafamiliar, incluyendo el asesinato de una mujer por su esposo. La última jornada carnavalesca capitalina terminó con una riña tumultuaria en la zona de paseos, donde dos pandillas juveniles se enfrentaron, pero fueron sofocadas por una masiva intervención policial que detuvo a varios revoltosos. El estricto control y registro de personas evitó la irrupción de las armas de fuego en los festejos, pero sólo se reportan 15 muertes, la mayoría por atropellos y accidentes de tránsito. Este miércoles concluye el regreso a la capital de unos 67 mil autos y más de medio millón de viajeros, en una obligada procesión de regreso a la realidad laboral, tras agotar sus días de carnaval.

Descarga la aplicación

en google play en google play