Orden Rubén Darío a 47 comunicadores

Managua. Consejo de Comunicación y Ciudadaanía. | 3 de Marzo de 2008 a las 00:00
El pasado sábado, el Presidente Daniel Ortega impuso la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío a 47 comunicadores, especialistas en radio, televisión, cine y prensa escrita. Entre otros comunicadores, la Orden fue impuesta al director de Radio La Primerísima, William Grigsby Vado. Acto en Celebración del Día Nacional del Periodista. Entregas de la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío. Casa de los Pueblos 01 de marzo de 2008 Rosario Murillo: Queridos hermanos, queridas hermanas, trabajadores de la comunicación, queridos y queridas compañeros y compañeras promotores de la comunicación, la educación y la cultura. Hermanas y hermanos, ustedes, con su trabajo cotidiano, inspirado y apasionado, han venido creando una cultura de comunicación que puede contribuir a afirmar en Nicaragua un ambiente de respeto, tolerancia, debate creativo, entendimiento y, con ello y desde ello, una noción de nacionalidad, de origen y destino común que tiene que forjar caminos de Paz. "Si queremos Paz, procuremos Justicia..." Sí, queremos Justicia, y procuremos entonces, una comunicación que conduzca a que las y los nicaragüenses nos reencontremos, desde nuestras diferentes maneras de pensar, y aún de vivir, para que los puntos de coincidencia, el interés de Nicaragua, el bien común, nos permitan trabajar juntos, unidos por la Justicia, porque sólo Unida y con Justicia, Nicaragua triunfa. Trabajar juntos, luchar juntos, construir una plataforma inteligente, donde el diálogo, la concertación, desde cada espacio y cada enfoque, desde cada particularidad, nos unan, con Nicaragua en el corazón, contra las plagas y pestes, contra la terrible pobreza que nos vulnera y reduce, que niega a las personas el derecho a la vida, que nos perpetúa en el desamor, que nos limita, en tanto no permite que la Libertad y la Democracia sean reales, o efectivas, o productivas. El gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional tiene el orgullo y el honor de ser el primer gobierno que reconoce el valor, la excelencia profesional, en la educación, la comunicación y la cultura, como debe ser, sin prejuicios políticos o ideológicos; sin exclusiones por sexo, raza, credo o clase social; sin discriminación por pensamiento, palabra u obra de diferente connotación. Este gobierno, con sensibilidad y coherencia, desde su propuesta de Reconciliación y Unidad, está siendo fiel al legado de Darío, que nos mistifica y unifica; y a Sandino, que nos convoca a una conciencia y un espíritu de Patria y Libertad. Lo decimos, porque hoy, Día Nacional del Periodista, para esta Presidencia del Pueblo, Nicaragua es una sola Patria y l@s nicaragüenses, una sola familia. La excelencia se valora, distingue y premia, como corresponde al principio de una Revolución espiritual que convoca, incluye, abre puertas y tiende puentes, porque evoluciona en búsqueda permanente de los más amplios espacios para la realización humana. Nuestro compromiso es con la libre expresión para tod@s; con la comunicación abierta, con la promoción del derecho de todo nuestro pueblo a informar y estar informado; con la multiplicidad de formas de comunicar; con la excelencia, la maestría, la originalidad, la experimentación exitosa, y la permanencia y trascendencia en el ejercicio de esa comunicación, que fomente los derechos de todos l@s ciudadan@s, para hacer mejor la Patria, y para que la Libertad y la Democracia puedan ejercerse, con conocimiento pleno, opciones conscientes y cultura de ciudadanía. Nicaragua clama por un Nuevo Modelo y una Nueva Sociedad, queremos un país donde tod@s vivamos nuestra dignidad humana, donde tod@s seamos capaces de ver en el prójimo al hermano, de identificar merecimientos y estimar valores, donde seamos capaces de trascender el egoísmo y construir Patria generosa y solidaria, justa y digna, orgullosa y capaz de superar las miserias; de ir, como decía Sandino, Siempre Más Allá. Desde esa convicción profunda, hoy Día del Periodista, con cariño, el Comandante Presidente Daniel, se reúne aquí, con quienes se han distinguido a lo largo de los años en este oficio privilegiado, llamándonos, una vez más, a cultivar nuestra diversidad ideológica, política y cultural, no para oponernos ni combatirnos, ni para sembrar odios o rencores. Nos convocamos para ser Reconciliación, para comprendernos y hacernos más creativos, grandes, potentes y, por lo tanto, capaces de sacar a Nicaragua de la postración económica, y desterrar ese infierno que condena a los pueblos a la exclusión, la tristeza, y el destierro cultural. Nuestra política de comunicación ha sido cuestionada, quizá, por diferente. Porque ¡és diferente! Es obvio que tenemos ópticas distintas sobre cómo promover y desarrollar, una comunicación de Poder, y para el Poder. Para que la ciudadanía reconozca y ejerza su Poder; una comunicación que genere conciencia de derechos y por lo tanto, conciencia crítica, de reclamo y exigencia de esos derechos. Para este gobierno, el Pueblo debe ser protagonista en la proposición, la exposición, la acción social, política, económica y cultural. El Pueblo debe ser la Voz, porque ¡es la Voz de Dios! y eso quiere decir: espíritu crítico, guía, voz de la conciencia, reclamo, denuncia, vigilancia. El Pueblo es el fiscalizador y por supuesto, principalmente, el freno de cualquier forma de corrupción. Porque la corrupción, todos sabemos, ha sido enemigo histórico de nuestro pueblo y una de las principales causas del despojo y el sufrimiento. Desde nuestras diferencias está la posibilidad y el deber de trabajar, para alcanzar una comprensión común de los derechos y deberes de tod@s l@s nicaragüenses, y del rol de la comunicación, y de l@s comunicadores, en ese contexto. Nicaragua nos exige practicar la Democracia en el verdadero sentido. Identificarnos como seres inteligentes, y saber que la cultura nos impone un quehacer y un compromiso común: ser pensamiento y diálogo, acción y compromiso, abierto, palpitante, en rutas de vida hacia un porvenir mejor, para todas y todos. Nos pedimos Luz y Verdad. Luz y Verdad para que el periodismo, las y los periodistas, la comunicación y la cultura de comunicación, sean, como pueden ser, formidables instrumentos de liberación, de restitución de derechos, de promoción de ciudadanía, de creación de una Nicaragua realmente libre, educada, próspera y por ello, más linda, alegre, llena de esperanza y amor; llena de espíritu y fe. En un mundo de incertidumbres, donde la comunicación global ha venido jugando un rol desmovilizador de los valores humanos, y promotora de desencuentros, pérdidas, postergación de derechos, y negación de las diversidades culturales, los seres humanos estamos obligados a asumir el desafío de nuestra complejidad, enriqueciéndonos con nuestras contradicciones, elevando la voz y la dignidad de nuestros pueblos. Aprender a vivir nos impone la lucha por un mundo mejor, y quienes hemos recibido el don de la palabra, en todas sus formas; de la imagen que comunica, de la expresión de ideas que movilizan voluntades, apoyados hoy con todas las posibilidades de la ciencia y la tecnología, tenemos el inmenso e impostergable deber, de crear condiciones para que la vida prospere ... Para que las sociedades avancemos con sabiduría y conciencia de Unidad; para abonar al encuentro de ideales y prácticas, que de verdad contribuyan a eliminar el caos, la indiferencia, la insolidaridad y la incapacidad para entender a la humanidad como una sola, al Planeta como nuestra casa, y al Amor como la causa común que nos acerca, y nos dispone a convivir, compartir, comprender y querer. La voluntad de muchos es indispensable para cambiar la vida. La voluntad de tod@s es imprescindible para vivir esos cambios. La comunicación es el arma, las voces comunicantes, los vasos dialogantes, la inteligencia aplicada al oficio de vivir y, és insustituible para hacer de la realidad, infinita en sus manifestaciones e interpretaciones, el espejo donde ir reflejando los avances que la evolución humana debe extender y asentar; en todos los campos de la existencia. La plenitud está en nuestras contradicciones, la sabiduría consiste en saber incorporarlas. Darío, universal, mágico, genio innovador, renovador, Maestro insuperable, nos une y nos obliga a construir. Sandino, Padre de la Nueva Conciencia; de identidad, culturas, nacionalidad, espiritualidad trascendente, nos confiere la misión suprema de caminar "con fuego de vida", hacia la Libertad. El Comandante Presidente Daniel Ortega, a nombre del pueblo de Nicaragua, hace entrega hoy, de la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, a un nutrido grupo de comunicadoras, comunicadores, artistas de la imagen, de la palabra, fotógrafos, cineastas, que se han distinguido, como decíamos, en el ejercicio de este oficio privilegiado. Tenemos a un grupo de hermanos latinoamericanos que van a recibir también este Reconocimiento. Vamos a dar inicio con las Órdenes Póstumas, que serán entregadas el día de hoy a familiares de compañer@s que no están con nosotros físicamente, pero sí su obra, sus valores, su ejemplo, que ha permanecido y nos acompaña cada día de nuestras vidas. * Llamamos a la compañera Epifania Avendaña Sandino, viuda del Comandante Guerrillero William Ramírez, Periodista y Comunicador Social. * Compañera María Luisa Durán, viuda del inolvidable caricaturista, padre de Nicasio, Alberto Mora Olivares. * Llamamos al hermano Raúl Barahona, hijo del inolvidable Chilo Barahona, Caricaturista, cuyos personajes "Panchito" y "la Rana," pertenecen al Patrimonio Cultural Nicaragüense. * A Lucas Samuel Sánchez, hijo de nuestro inolvidable compañero, primer caricaturista de la Revolución, Roger Sánchez. * A la viuda del Radioperiodista, Roger León Carranza, doña Rosario Báez de León. * A Mario Pinell, hermano del inolvidable compañero, Manuel Pinell, "Pinelito", periodista, maestro de Periodismo, por un tiempo también Director de la Escuela Nacional de Periodismo. * A la querida compañera Stella Caloni, periodista y escritora latinoamericana, Corresponsal de los Pueblos, fundadora de la Agencia de Noticias de la Revolución, Nueva Nicaragua. * Al compañero Luis Hernández, Embajador de Cuba Socialista, Revolucionaria, quien recibirá la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, que se otorga al Periodista Cubano Randy Alonso, y al Programa Mesa Redonda Latinoamericana. * Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío para el Primer Canal de Televisión de los Pueblos Latinoamericanos, TELESUR. La recibirá la corresponsal de TELESUR en Nicaragua, compañera Adriana Sívori. * Al compañero Manuel Espinoza Henríquez, pionero de los telenoticieros nacionales, periodista y primer Ministro de Información de la Revolución. * Al pionero del periodismo y el radioperiodismo nicaragüense, compañero Eduardo Alvir. * Hermano Agustín Fuentes, escritor y periodista, pionero del radioperiodismo. * La compañera Ángelita Saballos, primera periodista mujer que trabaja en medios escritos nacionales. * Al hermano, escritor, periodista, editorialista, Ernesto Aburto. * Al compañero escritor, periodista, reportero, creador y Director del Semanario 7 Días, Luis Hernández Bustamante. * Al compañero escritor, periodista, cronista político, Marcio Vargas. * Al maestro de la crónica deportiva en Nicaragua, compañero Edgar Tijerino. * Al poeta, escritor, comunicador, comunicólogo, Ex Decano de la Facultad de la Comunicación de la Universidad Centroamericana, Guillermo Rothschuh Villanueva. * Al compañero periodista, promotor de la comunicación popular, Director de la emisora de mayor audiencia nacional, La Nueva Radio Ya, hermano Dennis Schwartz. * Al compañero Augusto Conrado Pineda, experto en programación artística, Director Artístico de radioemisoras; maestro de la dirección artística y la programación de radios. * Al compañero y hermano, Cayetano Antonio Santana Flores, Director de noticieros radiales, radioperiodista. * Hermano, periodista, escritor, autodidacta, promotor del periodismo popular y del rescate de las tradiciones culturales, Pablo Emilio Barreto Pérez. * Al hermano Adolfo Pastrán, periodista y pionero del periodismo electrónico en Nicaragua. * Al compañero periodista, radioperiodista, editorialista político, defensor de los derechos sociales, William Grigsby Vado. * Al compañero y hermano, Miguel Mora, periodista y pionero de la Televisión Alternativa en Nicaragua. * Al compañero y hermano promotor de la Comunicación Popular, presentador de televisión, Alberto Mora Durán. * El compañero y hermano investigador, historiador, filántropo de Matagalpa, pionero del turismo de montaña en Nicaragua, don Eddy Kühl. * El conocido fotógrafo, fotoperiodista, nuestro hermano Francisco Rivas, "Rivitas." * El compañero y hermano fotoperiodista que inmortalizó la gesta heroica de la toma del Palacio Nacional, Cruz Flores, que se encuentra muy enfermo, y a quien enviamos un fuerte abrazo. Recibe la Orden, su hermano Santos Antonio Flores. * Al pionero de la fotografía artística y del video artístico en Nicaragua, hermano Franco Peñalba. * A la compañera, hermana, fotógrafa, maestra de la fotografía artística en Nicaragua, Claudia Gordillo. * A la compañera fotógrafa documentalista, corresponsal de guerra, ganadora de premios internacionales, hermana Margarita Montealegre. * A nuestro hermano, el destacado fotógrafo, ganador de premios internacionales, Germán Miranda. * Al hermano Manuel Esquivel, también fotógrafo y reconocido con premios internacionales. * Compañero fotoperiodista, corresponsal de guerra, ganador de certámenes nacionales e internacionales, Oscar Cantarero. * Hermano Uriel Molina, fotoperiodista reconocido, laureado en certámenes nacionales e internacionales. * Compañero Jairo Cajina, fotoperiodista, reconocido con premios nacionales e internacionales. * Compañero y hermano César Pérez, fotoperiodista y especialista en fotografía de obras de arte y museísticas. * Hermana Celeste González, fotógrafa, con premios nacionales e internacionales. Queremos explicarles, hermanas y hermanos, que hay otros periodistas y fotógrafos que recibirán también la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, a quienes ya les hemos comunicado, pero van a hacerlo en otra ceremonia, en las próximas semanas, porque no podían estar presentes el día de hoy. Vamos a otorgar las Órdenes a los hermanos especialistas, artistas de la Cinematografía. * Empezamos con nuestro querido compañero, Ramiro Lacayo Deshón, pionero del cine nicaragüense y Director del Instituto Nicaragüense de Cine, de la Revolución. * A nuestro hermano, artista de la cinematografía, camarógrafo y director de cine, también con muchos premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional, Frank Pineda. * A la hermana Florence Jaugey, cineasta de origen francés, Directora de Camila Films, ganadora de premios internacionales. * Otra mujer pionera del cine nicaragüense, ganadora de premios, fotógrafa y documentalista de la Costa Caribe nicaragüense, Directora de Luna Films, nuestra querida compañera María José Álvarez. * La querida compañera Martha Clarisa Hernández, cineasta nicaragüense, de origen hondureño, Directora de Luna Films y ganadora de premios internacionales. * Otra mujer pionera del cine nicaragüense, Directora de Gota Films, poseedora de premios internacionales en cine y video, ganadora de premios en la Bienal de Artes Visuales Nicaragüense, fotógrafa y documentalistas de las tradiciones nacionales, compañera Rossana Lacayo. * A nuestro hermano Armando Moreira, sonidista y asistente de cámara de cine, con trabajos que han recibido reconocimiento nacional e internacional. Muchas gracias compañeras y compañeros. El Decreto de entrega de esta Orden, de estos reconocimientos, será publicado en La Gaceta, el día lunes de la próxima semana. Queremos dar la palabra a nuestra hermana latinoamericana, Stella Caloni, para que se dirija a esta asamblea, a nombre de los colegas latinoamericanos que hoy han recibido este reconocimiento. Palabras de Stella Callón Es un poco difícil decirles a ustedes la emoción que sentimos, yo sé qué sentiría Randy, lo expresa aquí el Embajador de Cuba... Randy Alonso, Adriana Sívori, a nombre de ese esfuerzo extraordinario, maravilloso, llamado TELESUR, que nos debe de enorgullecer a todos los latinoamericanos. Es una emoción muy grande recibir este premio, doblemente en la Patria de Sandino. Agradecemos muchísimo al gobierno del Presidente Daniel Ortega, a Rosario, que nos han convocado; agradecemos profundamente porque estar así, en la Patria de Sandino... ¡la Orden Rubén Darío! es como recibir volcanes sobre volcanes. En este período histórico, todos necesitamos estos alientos, porque estamos viviendo un período histórico muy complejo, donde los periodistas debemos tener una enorme responsabilidad, frente a la mentira globalizada que se extiende como una mancha terrible. Es una forma de guerra. En estos tiempos, cuando una palabra, la información, es usada como un arma de guerra, de guerras sucias, bajas, guerras infinitas, sin fronteras; en estos momentos, cuando la mentira hace posible que en un país haya un millón de muertos, en un genocidio... este genocidio grande del siglo XXI con el que estamos comenzando. En este momento, tenemos que tener una enorme responsabilidad histórica para luchar contra muchos elementos. La guerra de baja intensidad en las informaciones ¡es siniestra, es terrible! Y nosotros somos David contra Goliat, pero ¡lo estamos haciendo! porque nuestros pueblos nos están dando el ejemplo de lo que podemos hacer cuando no tenemos nada en la mano. Cuando Sandino nos dio el ejemplo... ¿con qué luchó Sandino? ¿con qué luchó el Frente Sandinista? ¿con qué se lucha? Nosotros tenemos un arma, la palabra, que debemos recuperar, porque son tiempos de recolonización de nuestro continente y debemos estar clarísimos que cada palabra nuestra, es también un arma de resistencia, frente a esa arma desdichada, global, de la mentira y la indignidad. Nosotros agradecemos muchísimo, especialmente quiero decir, yo como persona, como ser humano, y creo que Adriana estará de acuerdo conmigo, que recibió el premio por TELESUR, que nosotros fuimos recibidos aquí, en esta tierra, como hijos de esta Patria. Vivimos aquí como hijos de esta Patria. Aquí tengo compañeros queridos con los que caminamos juntos, peleamos juntos, hemos estado en muchos lugares, juntos. Fuimos recibidos como hijos, y siento que estoy en mi Patria, estoy con ustedes ¡estoy en mi Patria! en la Patria de todos nuestros compañeros desaparecidos en el Sur. Creo que en nombre de esos que no están, aquí, en toda nuestra América Latina, y en nombre de nuestros pueblos ¡tan luchadores! que siempre están enseñando al mundo que América Latina, siempre cae y se levanta, muere y resucita una y otra vez; le estamos enseñando al mundo, lo que es pelear en este momento por la defensa de los derechos humanos. Estamos a la cabeza, cuando los derechos humanos se están violando tan terriblemente, ¡nosotros estamos a la cabeza! No nos dejemos colonizar, no nos dejemos que nos roben las palabras, hagámoslas nuestras, en nombre de nuestros muertos, por la vida ¡por la vida y la dignidad de nuestros pueblos! y para nunca más ser colonias de nadie. Tenemos que ser lo que somos, con todo nuestro orgullo... ¡América Latina, hoy y para siempre! Gracias, también al compañero Randy Alonso, que no está, por todo lo que nos da en el periodismo, cotidianamente. Gracias a Cuba, gracias a los hermanos, y toda nuestra América Latina, necesita de los periodistas hoy, con toda responsabilidad, honestidad y verdad. ¡Eso es lo que necesitamos! En nombre de eso, agradezco muchísimo al compañero Daniel, le digo compañero, porque yo lo conocí, los compañeros que conocimos ¡todos los compañeros nuestros! Agradezco enormemente y muy emocionadamente, estar con este pueblo de Nicaragua que es mi pueblo y es nuestro pueblo de América Latina también. Gracias. Discurso de Manuel Espinoza Henríquez Agradezco mucho en nombre de todas las compañeras y compañeros de las especialidades de la Comunicación humana, esta distinción que hemos recibido la tarde de hoy. Al Presidente Daniel Ortega, mi compañero de luchas callejeras en la Avenida Roosevelt en los años 60, mi compañero de locución en Radio Reloj, también en los años 60; mi compañero de lectura de poemas, en la Galería Praxis, en los años mitad de la década del 60 y, mi compañero de luchas en el trabajo por la dignidad, la libertad y el bienestar del pueblo nicaragüense. Agradezco también a la compañera Rosario, esta distinción y a ustedes, colegas, amigos, familiares que están presentes, también porque he sentido que han recibido con beneplácito, estas designaciones. A mi familia, en particular, que me ha aguantado y apoyado, y fundamentalmente a Dios, porque si Dios no lo hubiera querido, yo no hubiera sido comunicador, como lo he sido. ¡Bendito sea el Señor! Creo que para ejercer esta profesión tenemos que ser fuertes y valientes y trabajar con la verdad. Ya Jesucristo lo dijo: ¡la verdad os hará libres! Y para darles un ejemplo, de lo que es la verdad, les quiero contar algo que se me ocurrió cuando vi subir al compañero Eduardo Alvir, que era el Jefe de Redacción del Noticiero Extra Visión, el 10 de enero de 1978, el día que asesinaron a Pedro Joaquín Chamorro. Cuando nosotros recibimos el aviso de que había ocurrido algo anormal, salimos en busca de la noticia, Silvio Mora, Lilly Soto, Manuel Espinoza Rivera, Pablo Candia, todos los reporteros de Extra Visión, buscando esa noticia. A las 3 de la tarde, ya se sabía que habían capturado a los asesinos del doctor Chamorro, y a esa hora se presentó en nuestra oficina el dueño del Canal 2 y le dijo a Eduardo Alvir: "quiero que me dé las noticias, que las voy a revisar." Y Eduardo Alvir le contestó, "señor, las tiene Manuel Espinoza, que es el director del noticiero." Entonces, el señor Sacasa se dirigió a mi oficina y me dice: Manuel, dame las noticias que las voy a revisar. No, le digo, si yo soy el director. Pero yo soy el dueño del Canal, me respondió; "pero yo soy el director, le dije, tenga confianza, don Octavio, que nosotros vamos a hacer un programa serio, responsable, con la verdad de lo que ha ocurrido el día de hoy." Y así fue. Este 10 de enero, en el programa de Carlos Fernando Chamorro fue presentado ese reportaje. Yo le decía a Guillermo Rothschuh, Decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, que ese reportaje lo deben ver las nuevas generaciones de periodistas, los 600 jóvenes que están estudiando Comunicación, para que miren un ejemplo de lo que es trabajar con la verdad, sin odios, sin mentiras, sin manipulaciones. ¡Trabajar con la verdad, para construir con la verdad! Ahí está el reportaje que es un documento histórico de gran valor. Los invito, en esta oportunidad, a que trabajemos con la verdad, por este país, por este pueblo heroico, que tanto lo necesita. Muchas gracias. Discurso de Daniel Ortega Queridos hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, hermanas y hermanos comunicadores, que comunican con la palabra, con la cámara fotográfica, con las cámaras de televisión; que comunican con las cámaras, cuando desarrollan la cinematografía; que comunican en los diarios, radios, revistas, canales televisivos, en los diferentes medios de comunicación que se desarrollan en nuestro país. El ciudadano, el nicaragüense, es el primero que está pendiente del medio de comunicación, porque le interesa la crónica deportiva, seguir un partido de béisbol, fútbol, una pelea de boxeo; porque le interesa seguir actividades culturales, actividades creativas, que tienen que ver con ese enorme potencial de nuestro pueblo, los artesanos, que son artistas, creadores, que se dan a conocer a través de los medios de comunicación. Yo diría que en ese campo, la polémica estaría centrada, en cuanto al espacio que se le da a nuestros valores culturales, a nuestros creadores en los medios de comunicación. ¿Qué es lo que se incentiva más, lo que se estimula más, como resultado de la política de libre mercado? Desgraciadamente, se incentiva más lo que, de acuerdo a la política de libre mercado, le puede dar más utilidades al dueño del medio de comunicación. Es decir, no se toma en cuenta, en ese caso, lo que son los valores, sino que prevalece el libre mercado, el negocio. Y se hacen grandes promociones, se invierten muchos recursos, se logra movilizar a los anunciantes alrededor de aquellos programas que no necesariamente vienen a enaltecer y rescatar nuestros valores, sino que más bien vienen a promover valores que son ajenos a nuestra cultura. Ese es un punto de polémica. ¿Cómo hacer para que los medios de comunicación, le abran sus puertas, sus espacios, a las capacidades creadoras de nuestro pueblo? que ¡son infinitas! ¿Cómo lograr que la noticia de un creador cultural logre alcanzar las 8 columnas, que sí las alcanza un titular de nota roja política o nota roja humana? ¿Cómo lograr que realmente, en nuestra patria Nicaragua, la libertad de expresión y la libertad de prensa, se conviertan en una realidad? ¿cómo lograrlo? Es un desafío...! Y estoy hablando del campo cultural, que no debería ser polémico, estoy hablando de lo que son nuestros valores. Debo reconocer que en el campo deportivo, hay un tratamiento más dirigido a destacar nuestros valores deportivos, a la par que también se destacan los valores deportivos de otros pueblos. La crónica deportiva en las radios, la televisión, los periódicos, yo diría que ha avanzado, todavía no lo suficiente, porque le damos prioridad a los deportes que tienen más popularidad, y tenemos que irle abriendo espacio a otros deportes que tienen menos popularidad. Pero pienso que ése es un campo donde logramos ejercer la libertad de prensa y de comunicación, con bastante democracia. ¿Dónde hay grandes desbalances? En primer lugar y lo que más me preocupa, es la nota roja humana, porque es jugar con el dolor de las familias humildes, que son exhibidas en medios de comunicación televisivos, donde sus dueños ¡jamás se atreverían a divulgar tragedias humanas que afectaran a sus familiares! No hay respeto para la dignidad humana de los pobres. ¡Ah! que porque le gusta al pueblo... entonces, porque le gusta al pueblo hay que estimular la descomposición, la desintegración de las familias pobres. Porque esos espectáculos que vemos en las notas rojas, en los canales televisivos, atentan contra la unidad de las familias pobres. Son las familias pobres riñendo en las calles y los camarógrafos filmando, y no es culpa de los camarógrafos, a ellos los mandan a filmar la nota roja humana porque da audiencia y, al dar audiencia, atrae anunciantes y al atraer anunciantes, mejora los ingresos de los dueños de los medios de comunicación. ¿Quién mide las utilidades y ganancias de los dueños de los grandes medios de comunicación? Porque tenemos que hacer una diferencia entre los pequeños medios de comunicación, que sobreviven con el alma de sus directores y trabajadores y, los grandes medios de comunicación que, incluso, establecen prácticas monopólicas, cuando se enlazan y coordinan acciones, no solamente para atraer anunciantes, sino también para llevar sus planteamientos ideológicos, políticos, y tratar de imponerlos, sin darle la oportunidad a otras opciones y fuerzas políticas de poder expresarse libremente en esos medios de comunicación. Y si te dan la oportunidad de hablar, inmediatamente te interpretan descalificándote, por lo tanto, no hay objetividad. Porque si vamos a hablar de objetividad, hablaste vos y el periodista lo que hace es presentar lo que dijo uno y lo que dice el otro, y luego, el que está escuchando, viendo, o leyendo en el medio de comunicación, que haga su propio juicio y valore. Pero, no que el propio medio de comunicación se encargue de censurar primero, al que quiere afectar, porque no le publica todo lo que dice, sino que le entresaca lo que le interesa, para destruirlo y luego, inmediatamente, entrevista al que está a su servicio, para que éste ¡haga polvo al que fue entrevistado! Por eso es que a nosotros no nos interesa estar yendo a algunos espacios, que nos viven ofreciendo algunos medios de comunicación, para hacer ese tipo de políticas de comunicación, que son totalmente deshonestas, antidemocráticas, son políticas de comunicación dictatorial, tiránicas. Pero les decía, más que esa manipulación en el campo político, lo que realmente nos debe preocupar a los nicaragüenses, es la manipulación, el uso y abuso de la nota roja con las familias pobres. Lo vemos todos los días, a toda hora y ¡algo tenemos que hacer! algo deberían hacer los comunicadores, en este sentido. Porque bueno, ellos dicen ¡libertad de expresión! Pero... ¿estarían de acuerdo que de repente, en un canal televisivo, empezaran a andar buscando a las personas de familias opulentas, que enfrentan los mismos problemas que las familias pobres, que también sufren accidentes, también se pelean por herencia, e incluso llegan a matarse? ¿Les gustaría que esa fuese la noticia, donde se expusiera a sus familias, las familias de bien, ante la opinión pública? "Porque eso es lo que le gusta ver a la gente." ¡Claro que le gusta! porque eso es lo que se le ha querido entregar al pueblo, ¡una anticultura! Cuando se va repitiendo, repitiendo y sembrando la anticultura, y cuando tenemos un pueblo con más del 30% de analfabetismo, sumido en la pobreza, en donde los medios televisivos, lo que pasan constantemente son los enlatados de violencia que llegan de los Estados Unidos, lógicamente, eso va calando y va llevando a comportamientos. Aquí, no se trata de que estemos hablando de censurar, ¡no! Ni se nos ocurre esa palabra. Simplemente, creo que es un problema de responsabilidad cultural, porque un medio de comunicación tiene un papel cultural, educativo, formativo, y no dejarse arrastrar por los más bajos instintos de la especie humana, para sacarle ganancias. Porque el único objetivo allí, es sacar ganancias, y si eso no da dinero, sencillamente, no sería noticia, pero como da dinero, se convierte en noticia. Yo entiendo perfectamente que una cosa son los dueños de los medios de comunicación, de los grandes medios de comunicación, y otra cosa son los trabajadores, los periodistas, camarógrafos, fotógrafos, a los que les toca dar la cara y sufrir, en algunas ocasiones, el rechazo de los pobladores. Porque los dueños de los medios de comunicación no son los que van a reportear, no son los que andan cargando las cámaras... ¡son los trabajadores! Yo llamaría a la reflexión, en el Día del Periodismo, a hacer un periodismo realmente ético en este campo. En el campo político, pueden seguir diciendo lo que quieran, podrán seguir manifestándose como se manifiestan. Eso, al final de cuentas, nos tiene sin cuidado, no se me ocurre pedirles, en el campo político, que hagan un enfoque responsable ¡no se me ocurre! Porque sé que la política es tan apasionada y se mueven tantos intereses, que no se ha encontrado todavía en la Humanidad, una forma que permita restarle las pasiones a la política, esas pasiones que llevan, incluso a enfrentamientos terribles, que provocan dolor en las familias y en la Humanidad. Por lo tanto, mi mensaje no está para el manejo que hacen los grandes medios de comunicación sobre el tema político, digan lo que digan ¡no hay problema! Pero, déjennos a nosotros, el derecho de no acceder a una entrevista en un medio de comunicación, que te saca lo que le interesa para después pulverizarte. Tenemos nuestra política de comunicación, este es un gobierno que se está comunicando todos los días con el pueblo, pero no estamos para hacerle el negocio a los grandes medios de comunicación a costa de que nos liquiden, o que traten de liquidarnos, de denigrarnos, de irrespetarnos. Simplemente es un derecho que tenemos todos, nadie puede ir obligado a un medio de comunicación a dar una entrevista ¡a nadie se le puede obligar! La reflexión que yo dejo en este campo, es sobre la nota roja. En un país que ha tenido una gran seguridad ciudadana, la nota roja se convierte en un elemento estimulante para que se multiplique la violencia, porque ese delincuente que lo sacan pegando gritos, estimula a otros delincuentes, a ser más agresivos para salir en la televisión. Es decir, no ayuda a librar la lucha por la seguridad ciudadana y por la estabilidad en nuestro país. Quiero expresarles a todos los hermanos y hermanas nicaragüenses que han recibido este reconocimiento de la máxima Orden Cultural que tiene Nicaragua, la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, que esto, se los está entregando el pueblo de Nicaragua, es el pueblo el que está haciendo este reconocimiento. Un reconocimiento que pienso que, en muchos de los casos, era una deuda moral pendiente del pueblo de Nicaragua para con ustedes, hermanos, hermanas, que en su inmensa mayoría vienen luchando desde abajo; se han venido forjando, han venido creciendo desde abajo, luchando contra viento y marea, navegando en medio de la tormenta, han ido construyendo y aportando a la diversidad, que como bien lo expresaba Rosario, la diversidad... es una realidad! Sería absurdo pensar en una sociedad en donde no exista diversidad de pensamiento. La Humanidad está llena de pensamiento y por lo tanto, está llena de diversidad, porque la diversidad es un instrumento para avanzar y haciéndolo como lo expresaba Manuel, en cuanto a los medios de comunicación, de forma valiente. Porque Manuel, no sé qué pasaría en estos tiempos, si un periodista, un director de los grandes medios de comunicación, ante el llamado que le hiciese el dueño del medio, frente a determinada noticia, si el director del medio o el periodista le responde como vos le respondiste, dudo Manuel, que reaccione de la misma forma en que reaccionó en aquellos tiempos, ¡lo dudo! incluyendo el amigo que mencionabas, dudo que en estos tiempos reaccionaría de la misma forma. El comportamiento que han demostrado en la práctica, es que cuando ha habido la mínima disidencia en esos grandes medios de comunicación, inmediatamente ¡van para la calle, directores de medios de comunicación, directores de programas! ya no digamos periodistas, porque estamos sometidos a la tiranía de los dueños de los grandes medios de comunicación. ¡Son empresarios! Ellos no son periodistas; en primer lugar son empresarios y en función de sus intereses como empresarios, tienen también su pensamiento ideológicamente comprometido, en función de ir en esa espiral de enriquecimiento, que hoy está destrozando a la Humanidad entera, ¡la tiranía del capitalismo global! El capitalismo, en su afán de acumular riquezas, y pensando en que la naturaleza, los recursos naturales, se podían explotar de forma brutal, fueron construyendo, haciendo del Planeta Tierra el Titanic; creando la ilusión de que el Titanic, el capitalismo global, ese barco majestuoso, con literas abajo, para los trabajadores, los marinos, los maquinistas; con camarotes o cuartos de tercera; habitaciones de segunda, hasta llegar a las suite; y aquellas escalinatas de palacios, y el piso para danzar. Los platos, todo lo que se pensaba utilizar, toda esa platería para comer, cuchillos, cucharas de plata y de oro en algunos casos, que ahora se están exhibiendo en un museo de París, de lo que quedó. Parecía la obra perfecta del capitalismo, el Titanic, ¡a nadie se le ocurría que se pudiese hundir! y ¿qué pasó? ¡Se hundió el Titanic! con todos, desde los que estaban en la suite, hasta los que estaban en las máquinas, en los camarotes. Y eso es lo que está haciendo la insaciable sed de riqueza de la tiranía del capitalismo global. Todas estas crisis que están afectando a los Estados Unidos y que luego repercuten. Ahora el problema es que el precio del petróleo se está elevando, porque se está depreciando el dólar frente al euro y ¿quién es el culpable? ¿acaso los culpables son los países petroleros? No, el culpable es el modelo impuesto, que al entrar en crisis, nos afecta a todos. Son estos tiempos en los que todos los nicaragüenses tenemos que unir esfuerzos, para que, unidos con los latinoamericanos, los caribeños; unidos con aquellos que tienen sentido de humanidad, ¡evitemos que el mundo se hunda como se hundió el Titanic! Porque ya no son pronósticos de ambientalistas que eran seriamente criticados y cuestionados, los que hablan incluso, de fechas topes para que el calentamiento global provoque tales destrozos, en donde se pone en riesgo ya, la sobrevivencia de la especie humana. ¡No! Son los científicos de los mismos países capitalistas desarrollados, científicos norteamericanos, europeos, japoneses, la ciencia más avanzada, alertando, que si no se hace algo hoy, sencillamente, el futuro de la humanidad se encuentra en peligro. Algo tenemos que hacer por nuestro lado, y la palabra, la comunicación es un instrumento fundamental para hacer conciencia y poder contrarrestar esos antivalores, que el capitalismo global ha impuesto sobre el Planeta Tierra. Yo no me canso de hacer mención, ya no del Papa Juan Pablo II, que citando a León XIII, habló del capitalismo salvaje, pero es que la alarma es tan grande en estos momentos, la amenaza es tan grande, que el Papa Benedicto XVI, está hablando ¡de la imperiosa necesidad de cambiar el sistema! No me van a decir ahora, que el Papa Benedicto XVI es comunista. Simplemente, está convencido que no hay más alternativa que cambiar el modelo, fíjense bien, ¡hay que cambiar el modelo! hay que acabar con la tiranía del capitalismo global que la ejercen los países ricos, desarrollados del Norte, los países europeos, encabezados por los Estados Unidos. ¡Ah! Pero, como son parte de un mismo proyecto, de un mismo modelo, que es ese Titanic que ellos construyeron... hoy se le están haciendo agujeros y la crisis que está sufriendo Estados Unidos, está repercutiendo en Europa, en parte, de forma positiva, porque el euro ahora está arriba del dólar, hay que entregar un dólar con 50 centavos para que te den un euro. ¡Está bien fuerte el euro! Pero por otro lado, como el capitalismo es uno solo, los intereses son los mismos. Entonces, están en riesgo también las inversiones y los negocios entre Europa y los Estados Unidos. Todo esto pone en riesgo la economía global, por eso es que es tan importante que en América Latina y El Caribe tengamos nuestro propio proyecto, nuestro propio modelo económico, social, político, donde, tenemos que acabar con el libre mercado. El mercado tiene que ser justo, para que todos podamos progresar. El libre mercado lo que hace es, a los ricos más ricos, a los sectores medios los lleva a la pobreza y a los pobres los lleva a la extrema pobreza. ¡Tenemos que acabar con eso de libre mercado, libre comercio! El comercio y el mercado tienen que ser justos, solidarios y tiene que haber complementariedad para que realmente se pueda salvar la especie humana. Estamos hablando de ¡salvar a la especie humana! Ya no es un problema de peso y centavos y, Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, fíjense lo que ha escrito... ¡claro que a esto no le dieron mayor divulgación aquí! No ocupó 8 columnas lo que dijo el Papa, no fue noticia. Si el Papa ha dicho que el capitalismo global va muy bien, y que no es cierto que se esté destruyendo la naturaleza y que es mentira lo del calentamiento global, estoy seguro que eso hubiera sido noticias de 8 columnas, pero, como el Papa no dijo eso, sencillamente ¡lo censuraron! Porque aquí, los que más hablan de libertad de prensa, son los que más censuran. Ellos son los dueños de los medios de comunicación, a ellos nadie los censura, dicen lo que les da la gana y se dan el derecho de censurar las obras que desarrollan los nicaragüenses, las obras que puede estar desarrollando el gobierno; buscan nada más la parte negativa, para destacarla. Las obras buenas que pueden estar haciendo muchos nicaragüenses, eso no se destaca y censuran... ¡eso se llama censura! Aquí tenemos un gobierno, que es víctima de la censura; tenemos un pueblo, que es víctima de la censura en el campo político, económico y social. Reconozco que en el campo deportivo, podríamos hablar de que no existe censura; en la nota roja humana no existe censura, porque es negocio ¡les da billetes! En la nota roja política, también les da más billetes, pero además, responde a su proyecto ¡y hay censura! Y la censura no es del gobierno, es de ellos. Censuraron también al Papa ¡claro que lo hicieron! Porque todo lo que se dice afuera, que va en contra de los intereses de esos empresarios, que no son periodistas, porque eso es importante, hay que estar claros. A veces, se queda la confusión de que los empresarios dueños de esos grandes medios de comunicación, son periodistas, no lo son, ¡ellos están dedicados a hacer negocio! El día que la empresa periodística o televisiva no les dé los ingresos o las utilidades que buscan, empiezan primero, por correr periodistas, para mantener el margen de ganancia que se reparten ellos, porque no hacen distribución equitativa de esas utilidades con los periodistas, si acaso, les dan de vez en cuando una migaja. Lo que hacen primero es despedir, y si ven que la cosa no funciona, sencillamente, cierran el negocio y se pasan a otra actividad que les sea productiva, que les dé riqueza, dinero. Porque ellos son empresarios... en primer lugar, son empresarios; en segundo lugar, son empresarios y en último lugar, son empresarios. No son periodistas. El periodista lo es por vocación, y en las duras y las maduras ahí está el periodista, ahí está el creador, el artista, porque es por vocación. Entonces ¿qué dice el Papa? Cito textualmente: "El drama y escándalo del hambre exige transformar el modelo de desarrollo global. Hace falta eliminar las causas estructurales, ligadas al sistema de gobierno de la economía mundial, que destina la mayor parte de los recursos del planeta, a una minoría de la población. Para incidir a gran escala, es necesario transformar el modelo de desarrollo global. Lo que repercute ahora, no sólo es el escándalo del hambre, sino también las emergencias ambientales y energéticas." Fíjense bien, está planteando con toda claridad que hay que cambiar el modelo que hace insostenible la sobrevivencia y, si se hunde el Planeta, por muchos millones que tengan esos tres grandes capitales, que en el mundo tienen tanto dinero como el que tiene 43 países pobres. O sea lo que tienen 43 países pobres, lo concentran 3 grandes capitalistas en el mundo. Si se hunde el Planeta, como resultado de todas estas catástrofes, que la avaricia ha provocado en el medio ambiente, el calentamiento global y todo lo que estamos viendo y viviendo, entonces, aquí, al hundirse el Titanic ¡nos hundimos todos! Se hunden también los que concentran la riqueza. ¡Si se hunde el Titanic, nos hundimos todos! Por lo tanto, hay que construir otro modelo, que no es el Titanic, un modelo que realmente le dé seguridad y estabilidad a la humanidad. Antes de concluir, quiero referirme a un tema que tiene que preocuparnos a los nicaragüenses y que está preocupando a la comunidad internacional, incluso a países europeos. Lo que está aconteciendo en Colombia. Las FARC, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en un gesto sin precedentes, sin condición alguna, en dos etapas, han venido liberando a personas que ellos tienen retenidas. Por el otro lado, el gobierno de Colombia tiene retenidos a una gran cantidad, a centenares, miles, de guerrilleros, otros que son colaboradores de la guerrilla y personas que no tienen ningún compromiso con la guerrilla, simplemente porque estaban en el lugar, se los llevaron presos y los matan, en unos casos, y en otros, los dejan en la cárcel. Gracias a la iniciativa del Presidente Hugo Chávez y una senadora Colombiana, Piedad Córdoba, y el respaldo que se le brindó a esta iniciativa de parte de Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Francia, se logró que los de la FARC empezaran a entregar, sin ninguna condición, a los que están secuestrados, retenidos. Liberaron primero a tres, luego a cuatro, mientras el Presidente de Colombia anunciaba que tenían detenida toda operación militar. Lo dijo el Presidente Uribe, para evitar que pudiesen morir los que iban a ser liberados al momento del traslado de las selvas colombianas hacia Venezuela. ¿Qué ha pasado el día de hoy? Las noticias nos dicen que en el otro extremo, en la frontera con Ecuador, el Ejército colombiano ¡invadió territorio ecuatoriano! para asesinar al Comandante Raúl de las FARC, que ha estado al frente de la lucha por la paz, del proceso negociador. Es el compañero que tomaba contacto con representantes de países y gobiernos latinoamericanos, europeos. Al compañero Raúl Reyes lo conocí, me encontré con él en varias ocasiones. Es un compañero al que nadie puede tildar de terrorista, no era de los mandos militares. Están hablando de que era el segundo de las FARC; realmente, era el primero, en cuanto a andar haciendo las gestiones para la paz, pero no es el segundo al mando de la FARC. O sea, él no estaba al frente de las operaciones militares de las FARC... ¡estaba al frente de la política diplomática de paz de la FARC! Y le montaron un operativo, dirigido, lógicamente, por todos los grupos, tropas de diferentes tipos, Inteligencia, etc., que el gobierno yanqui tiene en Colombia, ¡porque el gobierno yanqui tiene invadido Colombia! La tiene ocupada. Fíjense lo que es el contraste, mientras las FARC está liberando, el gobierno está asesinando y no solamente se trata del asesinato de nuestro hermano Raúl Reyes, al cual le rendimos nuestro respeto y esperamos que descanse en la Paz del Señor, sino que, están asesinando las posibilidades del proceso de paz. ¡Es un acto de provocación total! porque se abrieron las puertas. Hace unos días, el Presidente de Francia, Sarkozy, declaraba públicamente, después de la liberación de los cuatro Senadores y Diputados de parte de las FARC, que él estaba dispuesto a viajar a Venezuela, a la frontera venezolanacolombiana, para ir a recibir a Ingrid Betancourt, entre otros retenidos que están en manos de la FARC. Es decir, cada vez un estado de opinión más favorable a que se busque la paz en el único país que en América Latina ha quedado con una guerra entre hermanos, propiciada por el imperio yanqui. Nosotros tenemos que condenar la actitud del gobierno del Presidente Uribe, al asesinar a Raúl Reyes, cuando más bien era un momento de alto al fuego, ¡y lo había dicho el Presidente Uribe! Y, Raúl Reyes era el hombre designado por las FARC para trabajar por la paz. Se asesina precisamente al hombre que venía acumulando experiencia, conocimiento y reconocimiento internacional y se le asesina, ¡para matar las posibilidades de paz en Colombia! Todavía, de una manera totalmente absurda, se siguen imponiendo en Colombia, las fuerzas más atrasadas, que piensan que la solución al conflicto colombiano, es por la vía militar, y piensan que van a exterminar con las guerrillas en Colombia. ¡No! el proceso colombiano demanda de cambios estructurales, sociales, económicos, políticos. Limpiarse del narcotráfico que tiene invadidas todas las instituciones en Colombia, que lleva Presidentes a Colombia. Necesita una sacudida profunda, que solamente se puede lograr llevando la paz a ese país. Y lo decimos con la autoridad que nos da, el hecho de estar en un país y en una región que vivió un proceso sangriento, y donde logramos finalmente salir, gracias al diálogo, a la negociación, logramos llegar a la Reconciliación, a la Paz. Nosotros nunca nos cerramos a las iniciativas que tomaron hermanos latinoamericanos, ¡incluyendo Colombia! por eso hablamos con esa fuerza y esa autoridad. Nosotros no sentíamos que Colombia, Venezuela, Panamá, México, Francia, estuviesen interviniendo en nuestro país, cuando se formaron grupos en favor de la paz; cuando se formó el grupo Contadora; cuando la iniciativa francesa mexicana sobre la guerra en El Salvador. Simplemente, era una preocupación que debemos tener todos nosotros, frente a cualquier tragedia que sufra cualquier pueblo en el mundo, porque todos somos hijos de Dios, todos tenemos derecho a la vida, a la Paz, y todos tenemos que tener ese sentido de Solidaridad y Amor al prójimo. Por eso es que frente a esta dolorosa noticia, quiero expresarle mis condolencias a la familia de nuestro querido hermano Raúl Reyes; mis condolencias y solidaridad a los hermanos de las FARC, al comandante Manuel Marulanda Vélez; mis condolencias al pueblo colombiano. Y mi llamado, una vez más, al Presidente Uribe, que se dé cuenta que por la fuerza de las armas, no se va a alcanzar la paz en Colombia. Es por la fuerza del diálogo, de la negociación, es por la fuerza de la razón, que se va a alcanzar la paz en Colombia, Presidente Uribe. Nos sentimos muy contentos, orgullosos, de estar entregando estas Órdenes. En ocasiones nos enteramos de las tragedias que viven algunos periodistas, y a esa hora, se busca cómo hacer algo, pero no podemos continuar de esa forma. Le pedí al compañero Edwin Castro, que me trabajara una propuesta de Ley, un Decreto para presentarlo a la Asamblea Nacional. Fíjense, el compañero Cruz Flores, periodista, el fotógrafo, que no pudo asistir... lo impactante, lo dramático que fue para mí, verlo tendido en la foto que sacó El Nuevo Diario. ¡Es un llamado a la Solidaridad, a la Humanidad! Quiero incorporar un artículo, a la vigencia que tiene la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, en donde están todos sus Considerandos etc., agregarle el aspecto de la solidaridad humana. El Artículo 11, que vamos a proponer llevar a la Asamblea Nacional, diría así: Artículo 11. Se crea la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío como máxima distinción cultural de la nación (...) "Considérese de forma especial, a las personas que se les otorga esta Orden y sean de tercera edad o aquellas, que sin ser de tercera edad, tengan graves problemas de salud y se encuentran incapacitados para laborar y son de bajos recursos, para que se les asigne una pensión económica que garantice sus atenciones. Esto debe aprobarse dentro del Presupuesto General de la República, de acuerdo al caso y necesidades de cada uno." Es decir, no podemos dejar a un lado esta tragedia que viven periodistas, luego de trabajar años y años... Vamos a firmar aquí para enviarlo a la Asamblea. Pero, como lo de nuestro hermano Cruz Flores no puede esperar a la Asamblea, y habrá otros casos así, lo vamos a tramitar inmediatamente. Ya les dijimos a los compañeros que vamos a tramitarlo directamente con la Secretaría de la Presidencia, para que se les pueda dar todo el apoyo necesario, porque, no podemos estar impasibles frente a esas tragedias. Quiero mencionar en este día, a tres grandes periodistas, entre ellos, a nuestro más grande periodista, Rubén Darío, porque él ejerció la labor de periodista, todos lo sabemos, poeta y periodista; a Manuel Díaz y Sotelo, un periodista luchador, que cayó bajo las balas de la dictadura somocista; y a Pedro Joaquín Chamorro, que fue un inclaudicable luchador en contra de la dictadura somocista y también cayó bajo sus balas asesinas. Estaba hojeando el libro sobre las Cartas Desconocidas de Rubén Darío, dice el título: "Esta empresa mundial, Magazine..." o sea, la aspiración, el deseo, una publicación. Todos los periodistas queremos que nuestras publicaciones tengan un alcance mundial, aunque nada más se esté oyendo en la cuadra del barrio o en el barrio. Pero, siempre esa es la aspiración. Yo me acuerdo, siendo muchacho, que estuvimos haciendo un poco de periodismo, teníamos 14, 15 años, y porque teníamos una grabadora y la inquietud, de repente... ¡periodistas en Radioperiódico La Verdad! con Joaquín Absalón y Francisco Carranza Chamorro. Después, en Radio Reloj, lo estaba recordando Manuel, con René Jirón. Luego, como nos iban corriendo de los lugares, porque no podíamos hacer lo que decía Manuel, decirle al director, déjenos decir lo que nosotros queremos ¡no nos lo permitían! Nos iban despidiendo. Fuimos a dar una radio que se conocía como la Radio Capital, que apenas se escuchaba en una parte de Managua y nosotros, muy llenos de optimismo y de esperanza, le pusimos a nuestro programa radial, "Sucesos Mundiales." Y decíamos como dicen algunos hermanos, como nuestro querido hermano chinandegano, cuando vos andás ahí con tu grabadora, yo lo he visto a él cuando nos va acompañando con su grabadora, allá en Chinandega... va con su grabadora y dice: "Aquí, desde la móvil, vamos transmitiendo en directo..." Y pegás carrera con el cassette a la radio. Pero él dice que va transmitiendo en directo "y... ¡transmitiendo a Nicaragua y al mundo!" Así decimos todos. Y Rubén... "esta empresa mundial Magazine... " ¡era Rubén! pero, aún así, la verdad es que también, esos proyectos van a caer a manos del mercado y ¡no es fácil! que puedan brillar, que puedan desarrollarse esos proyectos. Viene Rubén el 12 de abril del año 1911 y le escribe a Froilán Turcios, ese gran intelectual hondureño que estuvo con Sandino. Le dice a Froilán: "Mi querido amigo, aquí me tiene usted de Director de revista y de la revista que todos soñábamos, fuerte y bella en pleno París." Allí estaba Rubén. "Es el momento que nuestros esfuerzos puedan contribuir a esta empresa, que hará conocer todas nuestras manifestaciones intelectuales en el mundo entero. Será usted presentado con la mayor belleza y elegancia, mi querido amigo, y sus prosas y versos ilustrados por dignos artistas. Espero que usted nos enviará su colaboración, que será remunerada, por de pronto, conforme con los grandes sacrificios que han tenido que hacer los propietarios de nuestro Magazine. Dándole las gracias anticipadas, quedo como siempre su amigo, Rubén Darío." ¡Fíjense! Los sueños de un periodista, los sueños de Luis Hernández con su revista ¡ya los tenía el gran Rubén esos sueños! Quiero concluir con esta nota de Rubén, que es a propósito de un debate que tuvo con Blanco Fombona, acerca de que si Rubén ya estaba cediendo frente al imperio yanqui, por un poema que había escrito. En ese entonces, Rubén era diplomático, y la diplomacia lo tenía un poco limitado, pero luego, sale esta realidad, esta verdad que dice... esto fue descubierto por Margarita Gómez Espinoza y lo reprodujo en el libro Rubén Darío Patriota, en Madrid, en el año 1966. Les voy a leer, este parrafito a propósito de la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío que muy merecidamente han recibido ustedes. "Rubén Darío, el insigne poeta, Ministro que fue de Nicaragua en Madrid, se hallaba en París, cuando Míster Theodoro Roosevelt fue agasajado Huésped de Francia, lo mismo que de la mayoría de las naciones europeas. Y mientras el infatigable ex Presidente recibía, en los círculos oficiales o científicos, toda suerte de demostraciones de adhesión y de simpatías, y mientras la universalidad de los periódicos saludaban al hábil estadista, con no pocas hipérboles de conceptos en honra del líder del imperialismo norteamericano, dejose oír, serena e insinuante, la voz del ilustre nicaragüense, para decir al potísimo jefe del Partido Republicano de la Unión Americana, que sea justo". Aquí ya viene la cita textual de Darío, siendo un diplomático: "...e influya en pro del respeto de la soberanía del Estado de Nicaragua, en una cívica defensa de la patria, y con ella, de todos los pueblos latinoamericanos, a la vez que un viril llamamiento a la Gran Nación Federal, en la persona de Míster Roosevelt, a favor de la moral internacional y del augusto derecho de los pueblos libres, de los Estados constituidos, soberanos e iguales, aunque pequeños y débiles todavía". Esas son frases textuales de nuestro Gran Rubén Darío, cuya Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío han recibo esta noche ustedes, queridos hermanos y hermanas. Les agradecemos que hayan atendido esta invitación para este Reconocimiento en esta Casa de los Pueblos, la Casa del ALBA y, queremos hacer extensivas nuestras felicitaciones, nuestro aprecio, nuestro cariño, a todas sus familias. Buenas noches, herman@s nicaragüenses.