Escúchenos en línea

Los latinos antilatinos

Fort Myers, Florida. Por César Fernando Zapata, diario de Yucatán. | 23 de Marzo de 2008 a las 00:00
¿Quiénes son los peores antiinmigrantes? Aunque no lo crea, ya hay una lista de los "Top Ten" en esta categoría. O más bien de los "Top Twenty". El "Southern Poverty Law Center" (o SPLC, organización que combate al racismo y defiende los derechos civiles) difundió días atrás un reporte donde lista a los 20 antiinmigrantes más influyentes de Estados Unidos. Gente que con su incendiaria retórica incita a sus seguidores a tomar acciones —a veces violentas— contra extranjeros. Estos promotores del odio latino han exigido al gobierno tomar medidas extremas, desde esterilizar a la fuerza a las mujeres mexicanas, hasta instalar minas en la frontera sur de Estados Unidos, según el reporte. ¿Quiénes son estos antiinmigrantes? Gente variada, claro. Pero lo curioso es que dos de sus principales personajes son de origen... ¡latino! Se trata de Rosanna Pulido, de 51 años, de Chicago, y Alberto Rodríguez, un coronel retirado de Arizona. Pulido —descendiente de mexicanos— es coordinadora regional de la organización FAIR (Federación por la Reforma Inmigratoria Americana), y Rodríguez fundó la organización de latinos antiinmigrantes "You Don’t Speak for Me". La FAIR es considerada por el SPLC como una de las principales organizaciones que fomentan el odio, y que posee "fuertes lazos con la ideología supremacista blanca (...) prejuicios antilatinos y anticatólicos", indica el reporte. ¿Qué motivó a estos latinos a promover el rechazo contra los inmigrantes (en su mayoría latinos, por cierto)? En sus propias palabras, Pulido explicó que su ciudad, Chicago, está "bajo ataque de extranjeros ilegales que hablan español, usan los servicios públicos y les quitan los trabajos a los ciudadanos". Esto lo declaró ante un subcomité congresional en mayo de 2007, según el SPLC. Por su parte, Rodríguez se dijo indignado al ver las marchas proinmigrantes de abril de 2006 a tal grado que decidió fundar su organización (que se traduce como "Tú no hablas por mí"), para distinguirse como un latino que no apoya la legalización migratoria. "Debemos reconocer que ellos (los inmigrantes) son todos delincuentes. ¿Tenemos que aceptarlos en nuestra sociedad? La respuesta no es un 'no', sino un '¡Infiernos, no!'", declaró Rodríguez según el SPLC. Claro, éstos (y otros muchos "activistas" similares) se apresuran a aclarar que no son racistas, que no tienen nada contra los latinos, ni contra los inmigrantes legales, sino que su problema son los indocumentados (que para ellos equivale siempre a delincuentes), que "no respetan la ley". Pero la SPLC no se cree el cuento. En el reporte afirma que grupos como FAIR, están "explotando exitosamente el debate inmigratorio para su beneficio, aunque el tema ha desaparecido en su mayoría de los debates presidenciales", dijo el editor del documento, Mark Potok, en un comunicado. ¿De verdad este clima antilatino causa efectos reales? De acuerdo con el reporte, los grupos de odio han aumentado en 48 por ciento desde el año 2000, incitados por los discursos antiinmigrantes. En total existen en Estados Unidos 888 grupos considerados por el SPLC como "de odio". En 2000, eran 602. Al mismo tiempo, estadísticas del FBI sugieren que ha habido un aumento del 35 por ciento en los crímenes de odio contra los latinos entre 2003 y 2006, según el reporte. Usualmente, los que cometen tales atropellos lo hacen pensando que están atacando a inmigrantes indocumentados. Pero a veces las víctimas no son delincuentes. Su único pecado es ser latinos..., como sus atacantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play