Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Alarma en Guatemala por expansión del narcotráfico

Ciudad Guatemala. La crónica de hoy. | 19 octubre de 2008

Comentar    
Ante el combate frontal entre el gobierno de México y el crimen organizado, naciones fronterizas como Guatemala y Belice externaron su preocupación, en especial la primera, por el riesgo latente de una posible expansión de cárteles de la droga en su territorio. Y es que la detención de Daniel Pérez Rojas alias el Cachetes en territorio guatemalteco, abre la posibilidad de que cárteles de la droga como Los Zetas o el de Sinaloa operen en la nación centroamericana, sostuvo el ministro de Gobernación de aquella nación, Francisco José Jiménez Irungaray. “La captura del Cachetes, el involucramiento de éste y otros personajes mexicanos en una situación como la que llamamos la narcomatanza (en Zacapa) nos hacen pensar a nosotros que hay actividades complejas de grupos criminales mexicanos que tienen actividades presentes en Guatemala”, dijo el funcionario federal en entrevista con Crónica, en el marco de la Primera Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas, celebrada la semana pasada. El ministro de Gobernación recuerda la matanza en marzo pasado en la localidad de Zacapa, en donde fue asesinado Juan Juancho León, considerado el jefe del Cártel de Zacapa. Hubo 12 detenidos, entre ellos ocho narcotraficantes mexicanos supuestamente zetas ligados al Cártel del Golfo. “Esta es una hipótesis, algunos especialistas dicen que la muerte de Juancholeón, este personaje que fue asesinado en Zacapa, fue una mala negociación que hubo entre grupos y que esa fue la razón del atentado, yo no tengo evidencia, esta es una de las tantas hipótesis que los expertos manejan. En términos generales lo que sí podemos decir es que sí hay un riesgo de que haya presencia”, apuntó. Para Jiménez Irungaray, ex director general de Inteligencia Civil, el riesgo de que los cárteles de la droga se trasladen a Guatemala es latente. “Ya el presidente (Álvaro Colom Caballeros) hizo del conocimiento público de que hay presencia considerable de ciudadanos mexicanos que han comprado y conseguido documentos falsos de Guatemala y muchos dicen, bueno, 'éstos pueden ser del grupo de los zetas'. No tenemos una evidencia, no sabemos pero es un riesgo y es una hipótesis que no podemos descartar”, revela. ¿O sea que puede haber en Guatemala gente de Los Zetas, del Cártel del Golfo, de Sinaloa? El tema es que no tenemos la evidencia, pero es un riesgo y un escenario muy probable. Y el escenario probable se debe a dos situaciones, comenta: una de ellas es la porosidad existente en ambos lados de la frontera sur. «Aquí hay que reconocerlo, no soy yo el que debo hacerlo pero tengo que decirlo, también una situación porosa no sólo en el lado de Guatemala, sino en el lado de México, donde es una zona fronteriza altamente compleja con índices de pobreza en Guatemala y México», señala. La otra situación que hace vulnerable a Guatemala es el combate al crimen organizado emprendido por las autoridades mexicanas y el Plan Colombia, instrumentado por este país sudamericano con la asistencia de Estados Unidos, y del cual uno de los ejes es la supuesta lucha contra el narcotráfico. “Para decirlo de manera coloquial, somos la carne de una hamburguesa. Estamos presionados por ambos éxitos, y obviamente la región centroamericana sigue siendo de mayor riesgo en este sentido, Guatemala particularmente porque es frontera. Lo que nos preocupa que con estos éxitos, los cárteles fuera de Guatemala dirijan directamente en territorio guatemalteco los negocios ilícitos de esta economía del delito”, apunta. El funcionario guatemalteco abunda: Hay un efecto de pinza, hay un éxito en el Plan Colombia, hay éxito en la lucha al crimen organizado en México. Esto, dice, significa que muchas de las actividades del narco que se dan en esos dos países van a tener mucha fuerza en naciones no preparadas para el combate al crimen organizado. Guatemala es una de ellas. Belice y El Salvador son naciones cuyas autoridades están más tranquilas. Dicen no tener problemas de expansión de cárteles de la droga mexicanos, pero expresan su preocupación por la fuerza que el narco cobra en Centroamérica. Carlos Perdomo, ministro de Seguridad Nacional de Belice afirma: “Como sabe esto del crimen y el delito es un fenómeno que cubre todo Centroamérica y el Caribe, y muchos países de Latinoamérica. Sí, que Belice está un poco preocupado porque hay delitos y crimines que a veces no son locales, son internacionales y siempre hay que ver cómo podemos cooperar para combatir ese tipo de crimen”, dice. El funcionario beliceño es escueto en sus declaraciones cuando se le pregunta si los cárteles mexicanos de la droga están establecidos en Belice. “Son internacionales y van hacia el norte, en donde pueden buscar una vía, ahí van a estar, como usted sabe Belice y México siempre han sido fuertes amigos y siempre estamos cooperando, coordinando nuestros esfuerzos para terminar con este delito”. ¿Pero no tiene indicios de que los cárteles de la droga mexicanos estén operando en Belice? ¡Claro!, en muchas ocasiones nos hemos encontrado con mexicanos, colombianos, es un grupo internacional y recientemente tuvimos un caso en que mexicanos vinieron a nuestra a tierra a matar a una persona, a un menonita beliceño que tal vez estaba involucrado. En todos los países —responde cuando se le insiste si hay preocupación por esta expansión. ¿Pero especialmente ustedes? ¡Claro!, estamos cerca de México y el área de distribución está en México y por todos lados —concluye. Por su parte, Astor Escalante Delano, viceministro de Seguridad Pública y Justicia de El Salvador, ve con preocupación la escalada de violencia en México. “Nos preocupa, nos solidarizamos desde luego con el pueblo hermano mexicano, nos preocupa que algunos delincuentes en una forma desordenada puedan causar daño a la población, por ejemplo lo que pasó en las fiestas de independencia”, platica. “Hay que cerrar puertas para que estos delincuentes no se vayan a burlar de la seguridad de la justicia y puedan salir por una ventana o una puerta ancha generando impunidad”, señala. ¿Esta ventana, esta puerta ancha puede ser el sur, no les preocupa que se extienda? Me preocupa el sur, porque los países andinos concretamente están produciendo mucha droga. Me preocupa desde luego el norte, porque también el norte y Europa son de los países que ya ha estado explicado en muchos estudios y no creo que incurra en una falta a la diplomacia y al respeto de las naciones, pero me preocupa el norte y Europa porque son consumidores de droga.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Arríen y su pedagogía de las Tríadas

Publicado el 28 agosto de 2014

El caso Ferguson

Publicado el 25 agosto de 2014

Pensamiento Crítico

El gran viraje saudita

Durante los últimos 35 años, Arabia Saudita ha venido apoyando todos los movimientos yihadistas, ...

Argentina y «el default»: Un relato ficcional

Como la economía es un espacio de disputa de poder donde intervienen actores sociales con intereses ...

El triunfo cultural del neoliberalismo

El neoliberalismo echa raíces. Durante los años 70 del siglo pasado, las tendencias del capitalismo ...