Costa Rica celebra centenario de Figueres Ferrer, quien abolió el ejército

Agencia AFP. Desde San José. | 25 de Septiembre de 2006 a las 00:00
El gobierno de Oscar Arias y el opositor Partido Acción Ciudadana (PAC) celebraron este lunes por separado el centenario del natalicio de José Figueres Ferrer, quien abolió el ejército tras la revolución de 1948, estatizó la banca y los servicios de telefonía y electricidad. El gobierno de Arias hizo un acto oficial en el Teatro Nacional, con dirigentes y militantes del Partido Liberación Nacional (PLN), que fue fundado por Figueres en los años 50. Por su parte, el PAC, fundado en el 2000 por una gran cantidad de disidentes del PLN, realizó un acto en la Asamblea Legislativa. Dos de los principales oradores del acto en el Congreso, el ex presidente Rodrigo Carazo (1978-1982) y el ex ministro de Cultura, escritor y periodista, Alberto Cañas, retrotrajeron el pensamiento de Figueres al presente, para advertir que si estuviera vivo estaría en primera fila contra el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Cañas dijo que el TLC "es una estafa" y que si Figueres estuviera vivo "lo vería con ojos propios, tal y como dijo una vez de la presencia de transnacionales en un país pequeño, que sería como meter una ballena en una laguna". El TLC con Estados Unidos, pendiente de ser ratificado por el Congreso desde hace dos años, ha dividido a esta nación de 4 millones de habitantes. El gobierno de Arias y los grupos exportadores lo apoyan, mientras que el PAC, principal partido de oposición, cuyo líder es el ex candidato presidencial Ottón Solís, así como sindicatos, grupos sociales y universidades lo rechazan, entre otras cosas porque busca privatizar las empresas estatales de telecomunicaciones, electricidad y seguros. Figueres Ferrer se alzó en armas en 1948 contra el gobierno de turno, que había cometido un fraude electoral y además era acusado de corrupción, en un conflicto que se extendió por poco más de un mes y dejó alrededor de 2.000 muertos. Tras resultar vencedor frente a las fuerzas oficialistas que eran leales al ex presidente Rafael Angel Calderón Guardia -creador de las garantías sociales-, quien era apoyado por el Partido Comunista, Figueres Ferrer abolió el ejército pocos meses después de acceder al poder.