Banda de estafadores tica operaba desde Casa Presidencial

San José. Agencia AFP. | 20 de Noviembre de 2008 a las 00:00
La Policía de Costa Rica desarticuló una banda que habría estafado al menos 358.000 dólares y que operaba desde las mismas oficinas de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), en la Casa Presidencial. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo el miércoles a nueve personas, entre ellos a Roberto Guillén, jefe de operaciones de la DIS, un cuerpo de inteligencia que depende directamente del ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias. Además fueron detenidos un empleado actual y un ex empleado del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) -la compañía estatal de telecomunicaciones-, un abogado, un chofer y otros cuatro hombres cuyas ocupaciones no fueron precisadas. Según las investigaciones de la policía judicial, la banda suplantaba la identidad de personas con importantes sumas depositadas en los bancos, para obtener fórmulas de cheques de sus cuentas, tras lo cual falsificaban documentos y firmas para sustraer el dinero. De acuerdo con la versión oficial, Guillén utilizó la conexión a la página de Internet Datum.Net para obtener información de sus víctimas como dirección de su residencia, propiedades inmuebles y vehículos inscritos a su nombre, calidades personales y participación en sociedades, entre otras. Al momento de hacer efectivos los cheques, los estafadores intervenían los teléfonos del banco y desviaban cualquier llamada que pudiera hacer el cajero al cliente para confirmar la autenticidad del cheque. La Fiscalía allanó el miércoles las oficinas de la DIS y el departamento de informática, ambos en la Casa Presidencial, en busca de nuevas evidencias. Por su parte, el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, anunció este jueves la separación del jefe de operaciones de la DIS mientras se realizan las investigaciones y nombró en el cargo al viceministro de Seguridad, José Torres. "Se le ha solicitado al viceministro efectuar una investigación completa de lo sucedido en la DIS, la cual deberá ser entregada a la brevedad posible al propio ministro Arias", señaló la Presidencia en un escueto comunicado. Aunque fue detenido el miércoles, el director de operaciones de la DIS fue excarcelado por un juez penal, que sólo le impuso medidas cautelares como la obligación de acudir periódicamente a firmar a un juzgado.