Escúchenos en línea

Detectan corrupción en fondos EU a disidentes cubanos

Miami. La Voz.com. | 24 de Noviembre de 2008 a las 00:00
El control de los subsidios multimillonarios que destina el gobierno de Estados Unidos para promover la democracia y los derechos humanos en Cuba ha mejorado, pero aún existen riesgos de que el dinero pueda ser empleado de manera inapropiada, de acuerdo con una auditoría federal difundida este lunes. Aunque la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) ha tomado una serie de medidas para mejorar su Programa para Cuba, aún "sigue en dudas la capacidad del programa de garantizar el uso apropiado de los subsidios" que suministra, concluyó el informe de la Oficina de Auditoría General de Estados Unidos (GAO), un brazo investigador del Congreso. El Programa de Cuba de la USAID suministra fondos para apuntalar los derechos humanos y alentar un cambio democrático en la isla comunista. Entre 1996 y 1998 ha destinado 83 millones de dólares en subsidios a organizaciones no gubernamentales y universidades. Para 2009, el gobierno ha solicitado 20 millones de dólares de fondos para la ayuda democrática a Cuba. Por lo general, el dinero es distribuido en una amplia gama de actividades, entre ellas la asistencia humanitaria, el entrenamiento en derechos humanos, y el apoyo a los derechos humanos y de los trabajadores. Este año, la USAID suspendió dos de los subsidios más importantes que otorgaba, uno por 7,2 millones de dólares al Centro para una Cuba Libre, y otro por 10,95 millones de dólares que había sido otorgado al Grupo de Apoyo a la Democracia, después que se descubrieron irregularidades con la administración de esos fondos. En el primero de los casos, un ex empleado habría utilizado empresas que él controlaba para vender radios a precios abultados y quedarse así con una diferencia de alrededor de 500.000 dólares, según la auditoría. Tras una investigación, el subsidio gubernamental fue en devuelto en septiembre. En el caso del Grupo de Apoyo a la Democracia, un ex empleado utilizó la tarjeta de crédito de la organización para comprar artículos personales valuados en más de 21.000 dólares. El dinero fue devuelto, pero el subsidio aún continúa suspendido. En un documento dirigido a la GAO, la agencia de desarrollo internacional alegó que ambos casos fueron descubiertos gracias a las mejoras implementadas en el Programa de Cuba. "Es precisamente debido a estas medidas adicionales de control que fueron detectados estos casos de presunto fraude y gastos cuestionables", manifestó Sean R. Muvaney, funcionario de la administración de la USAID. No es la primera vez que la GAO encuentra problemas con el programa. En un informe crítico de 2006, advirtió que la supervisión del Programa de Cuba era débil y eso incrementaba el riesgo de que los fondos fuesen usados de manera inapropiada e incluso los organismos que los recibían pudieran incumplir las leyes estadounidenses. En aquella oportunidad, la entidad auditora efectuó una serie de recomendaciones a la USAID para que mejorara su Programa de Cuba, entre ellas incrementar los controles y supervisión de los subsidios. A pesar de ello, en 2008 fue descubierto un uso inapropiado de los fondos correspondientes a los dos subsidios más importantes. En la nueva auditoría, la GAO encontró, entre otras cosas: • El Programa de Cuba ha concedido el total de los 16 millones de dólares de subsidios destinados a la ayuda para la democracia. En el período 1995-2005, en cambio, sólo había otorgado el 5% de los subsidios, equivalente a 4 millones de dólares. • La cantidad de personas que trabajan para el programa se ha incrementado, pero aún está por debajo del nivel necesario para garantizar una supervisión adecuada. • Como muchas de las medidas para mejorar el control fueron adoptadas entre 2007 y 2008, aún no es evidente la disminución del riesgo de que los fondos sean utilizados de manera inapropiada.

Descarga la aplicación

en google play en google play