Escúchenos en línea

Rivas acusa a los obispos de opositores y hace graves denuncias contra algunos

Managua. Informe Pastrán y Carta Bodán. | 25 de Octubre de 2010 a las 00:00
El Presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, pidió el lunes a los obispos católicos prudencia cuando expresen sus criterios en materia electoral e hizo graves acusaciones contra dos de ellos, a quienes acusó de facilitar la huida de un pederasta y facilitar un divorcio ilegal Rivas reaccionó indignado con las declaraciones que ofreció el domingo a un programa de televisión, el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez Ortega, quien entre otras cosas sugirió que si no hay cambios totales entre las autoridades electorales, habrá fraude. Los obispos están cuestionando fuertemente al Poder Electoral, exigen un cambio de sus magistrados, proclaman desde ya un posible fraude en el 2011 y piden que la ciudadanía "despierte" y "se manifieste". El Informe Pastrán asegura que "mientras los liberales buscan acuerdos con el Frente Sandinista para elegir cargos en el estado y piden directamente hablar con el Presidente Daniel Ortega, obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua están asumiendo el papel de una oposición más beligerante". "Fuentes eclesiales dijeron a INFORME PASTRAN que las declaraciones de los líderes religiosos buscan evitar un arreglo entre el FSLN y el PLC a solicitud de otros partidos que han sido incapaces de incidir en la agenda política". El domingo, en el programa televisivo "Esta Semana", el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez Ortega, dijo que la Iglesia Católica como tal no endosará a ningún candidato presidencial, pero adelantó que llamarán a los nicaragüenses ir a las urnas y votar en conciencia. Báez exigió un cambio de los árbitros electorales, en abierta contradicción con la posición de los partidos políticos con representación parlamentaria, que han flexibilizado sus demandas y aceptarían que Roberto Rivas continúe por cinco años más en el CSE. Según reporta Carta Bodán, Báez Ortega dijo a un programa dominical del canal 12 de televisión, lo siguiente: «Yo no me siento aludido en cuanto yo no he llamado a la sublevación, ni la violencia, ni estamos pensando en ningún tipo de derrocamiento del gobierno. Yo lo que creo es que frente a Instituciones gubernamentales viciadas donde la confiabilidad frente al pueblo es prácticamente inexistente, la única salida es que la población se haga sentir. Yo no he mencionado la palabra calle, porque hay muchísimas formas de que el pueblo despierte, incluso yo pensaba que la gente empiece a hablar entre ellos, que se hable de este tema, que se pierda el temor de hablar y de discutir incluso en las familias, los barrios, en los puestos de trabajo. Creo que hay que ir creando esta conciencia de que el problema es de todos, y que no debemos dejárselo solamente a una clase política que, lamentablemente, ha demostrado una gran incapacidad para solucionar el problema de Nicaragua. El proyecto de Dios, y esto es lo que los obispos no nos cansamos también de decir, nuestra visión es pastoral, y nuestra visión es de fe, no ofrecemos soluciones técnicas, la visión de la iglesia se coloca en la purificación de la razón y la educación de las conciencias. Yo he pensado, y lo digo en el marco de una homilía en catedral, pensando a la luz de la parábola del capítulo 16 de Lucas con el pobre tirado a la puerta..., yo le decía a la gente: Esta parábola no es sólo para decirle al rico que con su vida está destinado al fracaso, por su egoísmo y su indiferencia delante de la miseria del pobre, sino que es una llamada también al pobre para que no se quede a la puerta pasivo, dejando solamente que los perros le estén lamiendo las heridas. Ahí es donde yo hice una exhortación, por una parte a quienes se enriquecen y miran indiferentes ante la pobreza y la miseria de la mayoría de nuestros pueblos, pero también un llamado a los pobres para que no se queden a la puerta de los ricos: Despertemos. Los obispos no nos cansamos de decir, nuestra visión es pastoral, y nuestra visión es de fe». Y Rivas truena contra los obispos "Cada una de las instituciones en el país, sobretodo una que es de carácter mundial y tiene dos mil años de existencia, como la Iglesia Católica, debe de tener suma prudencia cuando se expresa en esta materia. ¿Con qué autoridad moral vos vas a decir de que no querés que sea este CSE el que lleve adelante las elecciones? ¿será que acaso ellos quieren que algunos de esos miembros que nosotros vemos en la sociedad civil ocupen los cargos de los actuales magistrados", preguntó el magistrado Rivas en declaraciones al canal 12 de televisión. Y añadió: "La iglesia tiene que ser prudente, yo soy católico y tenemos derecho a exigir respeto en las posiciones y sobre todas las instituciones. Ahora, Monseñor Báez ya ha tenido unos problemitas. Recientemente en uno de los barrios orientales de Managua se le retiraron los fieles a media misa, porque estaba tocando temas estrictamente de carácter partidario con una tendencia determinada, cosa que nunca había ocurrido en Nicaragua. Nosotros lo que más respetamos es la conmemoración de la eucaristía y, sin embargo, la gente se le levantó". Al rechazar los alegatos de que habrá fraude electoral el próximo año, exigió respeto para las instituciones. Rivas dijo que Báez no ha vivido suficiente tiempo en Nicaragua para darse cuenta de la realidad nacional y puso en duda su autoridad moral para vetar al CSE. Estas son parte de sus declaraciones textuales: «Yo soy muy respetuoso de la iglesia, yo respeto a mis obispos, a la autoridad del Santo Padre, respeto a los pastores de nuestro pueblo, pero creo que hay cosas que tienen su límite. En primer lugar, yo te diría una cosa, ¿cuánto tiempo tiene Monseñor Silvio Báez, de vivir en Nicaragua? ¿conoce realmente esta situación o no la conoce? ¿o simplemente se está dejando llevar por las visitas que a diario le hacen aquellas personas que son candidatos eternos a la Presidencia de la República y que hoy han agarrado y querido endosar esa candidatura a otra persona? Yo le pido a nuestra iglesia, vehemente y públicamente, que si bien es cierto tiene que tener una actitud de denuncia, pero, por favor, denuncia comprobada, no denuncia supuesta. Es fácil decir que hubo fraude en una elección sin siquiera recurrir a ver si ese fraude existió o no o fue simplemente porque los perdedores dijeron que había habido fraude. En Perú el Consejo Supremo Electoral es una organización que lleva la organización de procesos electorales. Desde el día de las (últimas) elecciones, que fue hace como tres semanas, no ha terminado de contar los votos para elegir el alcalde de Lima. ¿Vos has visto algún titular en algún medio de comunicación mundial sobre este tema? Ahora, no hablemos de Democracia. Yo soy católico, creo en la iglesia, jamás, sería incapaz de faltarle el respeto a un obispo y mucho menos en este caso a su excelencia, a quien no tengo el gusto de conocer, pero sí me gustaría decir, que la que menos puede hablar de democracia por favor, es la iglesia católica. La iglesia nos impone a los obispos, nombra a los obispos de dedo. Aunque ellos hagan sus consultas a lo interno, algunos obispos utilizan el sistema de elección directa. Recordá que los ejércitos se inspiran en las estructuras de la iglesia católica que ya tiene 2 mil años de existencia. Yo trabajé muchos años con la iglesia católica al lado de un verdadero pastor, que ha dado y sigue dando su vida por el pueblo de Nicaragua como es el Cardenal Obando y me gustaría que así lo hicieran los obispos que hoy conforman la Conferencia Episcopal". "Si vos te fijas como a veces escuchas declaraciones de Monseñor Bernard Hombach (jubilado, ex obispos del diócesis de Granada) y parece que a Monseñor Hombach se le olvida cuando le ayudó a salir del país, al sacerdote Federico Engels, un sacerdote que fue cuestionado. El mismo El Nuevo Diario, que revise sus archivos y chequee todos los casos de pederastas en los que se vio involucrado este sacerdote que fue protegido totalmente por Monseñor Hombach. ¿Con qué autoridad moral puede estar hablando de eso? Yo siempre callo y trato de callar y no decir esas cosas, porque creo que se escandaliza a nuestro pueblo. No quiero contraponerme a una posición de nuestros obispos que son los pastores que nos han impuesto en la estructura misma de la iglesia católica. Yo te puedo mencionar el caso de un obispo de la diócesis de Chontales, donde se vio involucrado en tramitar de una forma unilateral el divorcio de un hermano de él, sin que se diera cuenta la esposa de él que vivía en Miami y con la cual esta persona cohabitaba y vivía y hasta el año se dio cuenta la esposa, la madre de sus hijos, que había sido divorciada, ayudada por esta persona. También te podría decir muchas cosas de otros obispos Sin embargo, puedo hablarte de personas que sí merecen todo el respeto del pueblo nicaragüense, como es Monseñor Bosco Vivas Robelo, aunque él tenga sus posiciones políticas y cuando me refiero a políticas en el sentido amplio de la palabra, pero Monseñor Bosco es una persona que se ha ganado y merecido el respeto del pueblo nicaragüense».

Descarga la aplicación

en google play en google play