Costa Rica mueve sus tropas a la frontera y pide reunión de OEA

San José. Agencias. | 1 de Noviembre de 2010 a las 00:00
Costa Rica mueve sus tropas a la frontera y  pide reunión de OEA
Costa Rica desplegó más "policías" con armas de guerra en la frontera con Nicaragua, tras denunciar la presencia de tropas nicaragüenses en su territorio y pedir una reunión de emergencia de la OEA, furiosa por la decisión del gobierno sandinista de ejercer plenamente la soberanía sobre el Río San Juan. (LA FOTO DEMUESTRA CUÁN PACÍFICA ES COSTA RICA, DESARMADA Y SIN EJÉRCITO (¡JA!) Un portavoz del ministerio de Seguridad informó a la AFP que el nuevo contingente fue movilizado a la frontera el lunes en la tarde, pero se negó a revelar cuantos efectivos lo componían. El nuevo destacamento militar se suma al instalado en la isla costarricense Calero, en un delta al que solo se llega en aeronave o embarcación, donde desplegó unos 150 policías con armamento de guerra el 22 de octubre. La base de los policías, con atuendo de soldados, fue instalada en el salón comunal de la isla Samay, a unos kilómetros al sur de la desembocadura del San Juan, donde hay una pequeña pista aérea que era usada ocasionalmente para llevar turistas y pescadores deportivos a tres hoteles de lujo. En la isla Samay viven 370 personas que para viajar a San José deben navegar una hora en lancha río arriba (el pasaje vale 5 dólares) para abordar un autobús. El trayecto a la capital -por río y luego por precarios caminos antes de llegar a una ruta pavimentada- demora hasta ocho horas, aunque solo son poco más de 100 km en línea recta. La tupida vegetación selvática, cientos de kilómetros de playas desiertas sobre el Caribe, con numerosos manglares y desembocaduras de ríos, facilitan las acciones de las bandas de narcotraficantes que trasiegan droga desde Sudamérica hacia Norteamérica. Las autoridades de Nicaragua sospechan que algunos pescadores y lugareños costarricenses cooperan activamente con los narcos. La movilización militar costarricense ha favorecido, temporalmente, a comerciantes locales que dan hospedaje y comidas a oficiales policiales y a médicos y socorristas de la Cruz Roja, enviados a esa remota zona en previsión de choques armados. El ministro de Seguridad, José María Tijerino, dijo que "nosotros tenemos fuerzas policiales, pero no tenemos una fuerza militar para enfrentar a otro ejército", y afirmó que pese a este despliegue armado en la frontera, "la vocación (pacífica) de Costa Rica no va a ser abandonada". El gobierno de Costa Rica anunció que pedirá a la Organización de Estados Americanos (OEA) la convocatoria de una reunión de su Consejo Permanente tras supuestamente comprobar la presencia de un campamento militar con bandera de Nicaragua, con capacidad para albergar unos 50 hombres en ese territorio. "Me he comunicado con el Secretario General de la OEA (José Miguel Insulza) y le hemos pedido a las 3 y media de la tarde de hoy (lunes) que convoque al Consejo Permanente de la OEA, institución multilateral a la que Costa Rica recurre en apego a sus tradiciones pacifistas cuando considera que hay un atentado contra su soberanía", dijo el canciller de Costa Rica, René Castro. Castro y Tijerino indicaron en una rueda de prensa que en un sobrevuelo realizado este lunes en Isla Calero, en la zona limítrofe con Nicaragua, comprobó la presencia de unos 50 soldados nicaragüenses que, además, izaron una bandera de ese país. "Esta mañana hubo un sobrevuelo sobre isla Calero de Costa Rica y se determinó la presencia de tropas de Nicaragua en territorio costarricense. Tienen plantada una bandera nicaragüense y carpas del Ejército", dijo el ministro de Seguridad, José María Tijerino. "Esto es una lesión a la soberanía nacional, no se puede interpretar de otra manera", expresó Tijerino tras señalar que mediante sobrevuelos la Fuerza Pública observó izada en la isla la bandera de Nicaragua y al menos seis tiendas de campaña instaladas en la zona. El Gobierno presume que cada una puede albergar al menos a diez efectivos del ejército. "Costa Rica, que no tiene ejército, confía en los canales diplomáticos para evitar una confrontación que solo agravaaría la situación", manifestó el ministro Tijerino y anunció que enviarán un contingente de guardias civiles "debidamente equipados" para la zona, pero no precisó cuántos ni cuándo los desplazarán, alegando razones de seguridad. "Vamos a evitar hasta donde sea posible una confrontación que solo agravaría la situación, queremos evitar que esto pase a un conflicto porque valoramos la vida tanto de los costarricenses como de los nicaragüenses", declaró al señalar que las fuerzas públicas no se acercarán al sitio donde fueron vistos los nicaragüenses. "Ante los hechos comprobados me he comunicado con el secretario general de la OEA y le hemos pedido que convoque al Consejo Permanente de la OEA", concluyó el canciller Castro.