UNESCO declara obra El Güegüense Patrimonio Oral de la humanidad

None | 25 de Noviembre de 2005 a las 00:00

El Güegüense de Nicaragua, la danza Rabinal Achí de Guatemala, las tradiciones pastorales y las carretas de buey de Costa Rica y el teatro bailado Cocolo de la República Dominicana fueron proclamados este viernes como Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El Güegüense, conocido también como el "Macho Ratón", reúne textos y danzas con interludios musicales, que integran las lenguas española, vasca y náhuatl.

Este drama satírico, conocido en toda Nicaragua y que se repite cada año en enero, es "una enérgica expresión de protesta contra el colonialismo" y sus tramas giran en torno a los encuentros entre las autoridades coloniales españolas y los indios, indicó la UNESCO.

Asimismo el Rabinal Achí de Guatemala, una danza de origen prehispánico con interludios musicales y bailados, es "la única forma teatral prehispánica" que ha sobrevivido en las Américas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esta obra es un drama dinástico maya del siglo XV que evoca los mitos sobre los orígenes de los habitantes de la región de Rabinal, así como temas populares y políticos.

De Costa Rica, el jurado seleccionó la tradición del transporte de café desde el valle central hasta Puntarenas, en la costa del Pacífico, un viaje de diez a quince días a través de las montañas.

Las carretas tradicionales, tiradas por bueyes y equipadas con ruedas pintadas con símbolos aztecas y también de tradición hispana, constituyen la forma artesanal más famosa de ese país centroamericano y se utilizan desde mediados del siglo XIX, precisó la UNESCO.

Otra obra seleccionada fue El baile del Cocolo, que se danza en Navidades, en Carnaval y en las fiestas de san Pedro en junio, es una tradición desarrollada entre los inmigrantes anglófonos que llegaron a mediados del siglo XIX a la República Dominicana procedentes de otras islas del Caribe.

En esos espectáculos, la música, el baile, la pantomima y los personajes de origen africano mezclan intrigas dramáticas, leyendas y héroes tomados de la literatura medieval europea y de la Biblia.

Estas cuatro expresiones culturales seleccionadas por el jurado forman parte, junto a otras tres de Latinoamérica (Brasil, Perú y Colombia), de las 43 nuevas Obras Maestras que desde este viernes engrosan el Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Satisfacción nacional por decisión de la UNESCO

Las autoridades culturales del país reaccionaron con alegría al conocer la decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de declarar El Güegüense Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

La directora del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Magdalena Ubeda, dijo que la decisión de la UNESCO "internacionaliza" el carácter de los habitantes de esta tierra de Lagos y Volcanes.

"Esto nos coloca en el mundo de la cultura muy por encima de otros, porque ya tenemos las Ruinas de León Viejo como patrimonio tangible (de la UNESCO) y ahora El Güegüense como intangible", dijo Ubeda.

El presidente Enrique Bolaños, también se unió a la celebración y agradeció a la UNESCO la decisión, durante un acto público en el occidente del país. "Agradecemos esta decisión de suma importancia para la cultura nicaragüense y del mundo", dijo Bolaños.

Ubeda explicó que la solicitud de declarar El Güegüense como Patrimonio de la Humanidad la hicieron desde el año 2003.

"Los nicaragüenses todos tenemos que estar muy orgullosos, porque El Güegüense no es solo una obra teatral, sino que es algo con lo que nos identificamos todos, es como que el carácter del nicaragüense fuera hoy Patrimonio de la Humanidad", señaló Ubeda.

El Güegüense, conocido también como el "Macho Ratón", reúne textos y danzas con interludios musicales, que integran las lenguas española, vasca y náhuatl.

Este drama satírico, se repite cada año en enero, es "una enérgica expresión de protesta contra el colonialismo" y sus tramas giran en torno a los encuentros entre las autoridades coloniales españolas y los indios. La obra presenta a enmascarados procedentes del Viejo Continente con rostros blancos, ojos azules y largos bigotes con trajes propios de la época colonial.

También representa a los indios nativos de América enmascarados con rostros de caballos, descamisados y descalzos

La presidenta Ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), María Nelly Rivas, dijo por su lado que la decisión de la UNESCO "pone el sello internacional" a Nicaragua de ser reconocidos como Patrimonio de la Humanidad.

"La UNESCO ha dicho que las características del Güegüense son únicas, es decir ya no somos los nicaragüenses los que lo decimos, es la UNESCO y ahora hay que preservarlo y promoverlo", dijo Rivas.

La titular del INC señaló que entre otros requisitos que tenían que cumplirse para que la UNESCO considerara la petición, estaban evaluar la petición desde el punto de vista histórico, literario, su escenificación y lo que para Nicaragua representa.

Agregó que ahora aspiran que la Catedral de León, ubicada a 90 kilómetros al occidente de Managua, sea declarada como patrimonio tangible y para ello ya han enviado un expediente a la UNESCO.

Otra aspiración, según Ubeda, es que la ciudad colonial de Granada, 45 kilómetros al sureste de la capital, también sea considerada como patrimonio tangible y para ello ya han iniciado las gestiones.