Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Dictan prisión a nicaragüense en Costa Rica por cargamento de armas

Agencia AP. Desde San José. | 29 enero de 2007

Comentar    
Un tribunal costarricense dictó tres meses de prisión preventiva a un nicaragüense que transportaba 10.500 proyectiles para fusil AK-47 dentro de un contenedor, informó este lunes el Poder Judicial. La entidad indicó en un comunicado que el sospechoso, identificado como Javier Gregorio Marín, de 41 años, deberá permanecer en la cárcel hasta el 26 de abril. Las autoridades costarricenses apresaron al sujeto el jueves pasado durante un retén policial en el sector caribeño de Matina de Limón, a unos 100 kilómetros al este de la capital. El sujeto realizaba todas las semanas viajes desde Nicaragua a Costa Rica con cargamentos de banano, detalló el boletín. El viceministro de Seguridad, Rafael Gutiérrez indicó que tienen informes de que el extranjero fue guerrillero en su país. Además manifestó que dudan de la versión dada por Marín, quien señaló que vendería las municiones a 100 dólares por caja. El funcionario cree que las balas tenían como destino las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En diciembre pasado las autoridades costarricenses decomisaron un lote de 15 fusiles M-16, 14 AK-47, más de 60.000 balas y 83 cohetes RPG-7, entre otras armas, que también presumen iban dirigidas a las FARC.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Grandes terremotos en Nicaragua

Publicado el 8 abril de 2014

La desestabilización enlatada

Publicado el 8 abril de 2014

Pensamiento Crítico

Álvaro Uribe: el verdadero patrón del mal

Los investigadores Norberto Emmerich y Joanna Rubio revisan la historia del ex mandatario ...

El imperialismo norteamericano es un tigre de papel

14 de julio de 1956Los Estados Unidos esgrimen por doquier la divisa de la lucha contra el ...

¿Cómo legalizar lo más repugnante?

En la actual sociedad de la tolerancia, que no tiene ideales fijos y, como resultado, tampoco una ...