Escúchenos en línea

Arrecia la sequía en México

Ciudad de México. PL. | 19 de Junio de 2011 a las 00:00
México registra una de las sequías más intensas de los últimos 20 años, y todavía habrá que esperar un mes más para la llegada de las lluvias al país, precisa este domingo el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Casi la mitad del territorio nacional reporta ausencia total de precipitaciones y altas temperaturas, las cuales continúan incentivando los incendios forestales y pérdidas en la agricultura y la ganadería. De enero pasado a la fecha, según estadísticas gubernamentales, murieron 13 mil 500 cabezas de ganado y ocurrieron casi 11 mil siniestros en áreas boscosas. La actual ola de calor afecta particularmente a los estados de Coahuila, Quintana Roo, Chihuahua, Sonora, Zacatecas, Veracruz, Durango, Campeche, Yucatán, Estado de México, Puebla, San Luis Potosí, Nuevo León, Oaxaca, Guerrero y Tamaulipas. En esas regiones el SMN informa un descenso de 60 por ciento de las lluvias en relación con los promedios del pasado año, también seco en esas demarcaciones. La Comisión Nacional de Agua (Conagua), ante las proporciones de la actual sequía, orientó el trasvase de presas y ríos, la perforación de nuevos pozos, además de promover el ahorro del líquido, sobre todo el de uso industrial. Aunque las presas aún tienen niveles óptimos, según José Luis Luege Tamargo, director de Conagua, sí estará limitado el riego de las siembras de ciclos cortos. También Luege alertó que si las precipitaciones no vienen en grandes proporciones, el próximo año la sequía podría afectar a mayor parte del territorio nacional, al no almacenarse agua suficiente en los embalses y por ende habría déficit en la producción agrícola. A su vez, la Confederación Nacional Campesina (CNC) advirtió que tres millones y medio de agricultores están a punto de ir a la banca rota. Igualmente los incendios forestales, por la falta de lluvias y el ascenso en las temperaturas, arrasaron más de 738 mil hectáreas de bosques, cifra cercana a las pérdidas en el país durante 1998, las mayores reportadas hasta la fecha. En ese año, según datos de la Secretaria de Medio Ambiente, 756 mil hectáreas fueron devoradas por el fuego. La falta de lluvias y el ascenso de las temperaturas medioambientales son consecuencias aquí de los impactos del cambio climático, de acuerdo con análisis oficiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play