Escúchenos en línea

Correa analiza cambio de casa por asuntos de seguridad

Quito. Agencia EFE. | 25 de Junio de 2011 a las 00:00
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció este sábado que, por razones de seguridad, analiza la posibilidad de cambiar de residencia pues alrededor de la que vive actualmente han construido edificios que dejan vulnerable a su vivienda. El jefe de Estado dijo en su informe semanal de labores que cuando hace algunos años se compró su casa en el norte de Quito no había edificios al lado y le indicaron que no se podrían construir edificaciones de más de tres pisos. No obstante, en la anterior administración municipal cambió la ordenanza y "han construido unos monstruos" alrededor de su casa y ahora es un "tiro al blanco", según dijo. Relató que vive en un conjunto de cuatro casas con un jardín común y que en la parte posterior se está construyendo "otro monstruo" por lo que ve "serios riesgos" para la seguridad. Anticipó que si tiene que cambiarse de vivienda no trasladará a su familia al palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, porque "eso no es un hogar". "Se está haciendo toda una evaluación de seguridad y, muy probablemente, me tendré que cambiar de casa a un lugar más seguro", apuntó al comentar que le duele "en el alma" dejar la casa en la que vive hace unos siete años. Advirtió a la población de que seguramente cuando se cambie de casa, sus opositores lo criticarán. Por otra parte, volvió a cuestionar a los opositores y medios de comunicación que, según él, tergiversaron y causaron un escándalo esta semana por una transacción suya para la compra de un departamento en Bélgica. El legislador opositor Jorge Escala había denunciado una supuesta transferencia de Correa a Alemania, por unos 300.000 dólares, parte de un monto que el mandatario obtuvo al ganar un proceso legal, que comenzó varios años antes de que asumiera la Presidencia, contra un banco local. La denuncia de Escala fue recogida por varios medios de información, que destacaron que el presidente había sacado dinero al extranjero al tiempo que criticaba que bancos mantuvieran cuentas en el exterior. Correa insistió hoy en que el dinero no lo transfirió a Alemania sino que lo usó para comprar un departamento de 62 metros cuadrados en Bélgica, de donde es oriunda su esposa, Anne Malherbe. Apuntó que ese departamento tiene sólo un dormitorio y que en él se hospedarán en julio próximo su esposa y tres hijos, y cuando él vaya en agosto durante diez días, se harán de un sofá cama para colocarlo en la sala comedor.

Descarga la aplicación

en google play en google play