Escúchenos en línea

Acordonan suroeste de Colombia por presunto ataque de las FARC

Bogotá. TeleSUR. | 13 de Julio de 2011 a las 00:00
El Ejército colombiano ha acordonado varias zonas del Cauca (suroeste) ante el ataque con explosivos ocurrido el pasado domingo en ese departamento perpetrado según el Gobierno presuntamente por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El objetivo de los militares es responder ante cualquier “hostigamiento” que pueda producirse nuevamente en la región. La corresponsal de teleSUR en Colombia, Angie Camacho informó este martes que “el Ejército se encuentra acordonando la zona del Cauca y hay muchísima tensión”. Los militares “han acordonado la zona para responder ante cualquier hostigamiento que pudiera hacer cualquier grupo armado, ellos (las autoridades colombianas) se refieren específicamente a la guerrilla de las FARC”, señaló Camacho. Reportó que los indígenas del norte del Cauca “le han confirmado a teleSUR que en este departamento especialmente hacia el sur en Jambaló, ya empieza a haber movilización de tropas”. La población ha expresado “su preocupación de que los combates se puedan concentrar hacia ese punto”, indicó la corresponsal. “La gente dice que estos movimientos podrían terminar en nuevos enfrentamientos”, agregó. La guardia indígena, civiles que no están armados, “empieza a movilizarse, ellos tomarán el control de la zona, de hacer requisas y de ver a las personas que entran y salen, esto con el objetivo de controlar la situación”, reportó. Los indígenas “han rechazado de manera total y enérgica el asentamiento de la Fuerza Pública” colombiana, dijo Camacho. La población del Cauca considera que la presencia de militares en la zona “tensiona la situación del orden público”, subrayó la corresponsal. La corresponsal de teleSUR informó que “en las últimas horas se produjo una alteración del orden público” en los municipios de Corinto y Toribío. Reportó que al menos 480 familias quedaron damnificadas por el ataque con explosivos, mientras que 106 personas han sido atendidas en centros asistenciales. Los habitantes de Toribío, quienes en su mayoría perdieron sus viviendas a consecuencia de los ataques con explosivos del fin de semana, se encerraron en las casas que quedaron en pie temiendo que se produzcan víctimas por los enfrentamientos entre el Ejército y grupos armados. Más temprano Elvira Gómez, habitante de Toribío, abogó porque tanto como la insurgencia como el Gobierno no continúen propiciando más muertes y deparen las armas. Ya no se justifica tanta guerra, por favor. Que se acabe tanta guerra, que no haya más muertos, por favor, con las armas. Ya paren las armas”, expresó Gómez a teleSUR. El pueblo de Toribío fue reconocido en 2007 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por su sigla en inglés) como ejemplo de resistencia y trabajo colectivo, pero que actualmente ha quedado parcialmente destruido a causa de las explosiones del fin de semana pasado.

Descarga la aplicación

en google play en google play