Escúchenos en línea

Muere sanguinario exdictador uruguayo Juan Bordaberry

Montevideo. Reuters. | 17 de Julio de 2011 a las 00:00
El ex dictador uruguayo Juan María Bordaberry, uno de los autores del golpe de estado de 1973 que dio inicio a un cruento régimen militar, falleció el domingo a los 83 años. El electo presidente en 1971, que tiempo después disolvió el Congreso de Uruguay y se quedó en el poder junto a los militares hasta 1976, sufría hace varios años de una deficiencia pulmonar. Allegados a la familia de Bordaberry confirmaron a Reuters que el deceso se produjo en la madrugada del domingo. Bordaberry había sido condenado a 30 años de prisión por atentado contra la Constitución, crímenes de desaparición forzada y homicidio político, y cumplía prisión domiciliaria por su deteriorado estado de salud. Durante la dictadura militar de 1973 a 1985 desaparecieron unos 200 uruguayos en el país sudamericano en el marco de la "Operación Cóndor", en la que participaron gobiernos autocráticos de países de la región, como Chile y Argentina, para asesinar a miles de opositores políticos. "Se está terminando una generación que generó un enfrentamiento en Uruguay (...) Están terminando de convivir con nosotros gente que perteneció a ese Uruguay violento, dan vuelta una página", afirmó a una radio local Luis Alberto Heber, presidente del directorio del "Partido Nacional" de centroderecha. Bordaberry fue procesado durante el primer Gobierno de izquierda tras la dictadura en Uruguay, entre 2005 y 2010, periodo en el que también fueron encarcelados unos 20 represores por crímenes cometidos durante el régimen. Julio Baráibar, político del Gobierno de izquierda, expresó sus respetos al hijo de Bordaberry, un senador de la centroderecha, y afirmó que todos los uruguayos ya habían juzgado al ex dictador. "Todos en Uruguay tenemos una opinión sobre la actuación de Bordaberry (...) la historia ya ha sido juzgada por los uruguayos", dijo Baráibar. En el país sudamericano rige desde 1986 una ley de caducidad que impide a la justicia juzgar a ex militares sospechosos de cometer delitos durante la última dictadura. En mayo, el Congreso rechazó una iniciativa del Gobierno para anular dicha ley. Semanas después, el presidente uruguayo, José Mujica, habilitó por decreto que la justicia pueda reabrir casos que habían sido archivados por gobiernos anteriores que se ampararon en la ley de amnistía. Mujica, un ex guerrillero de 76 años, estuvo encarcelado por más de una década resistiendo torturas y condiciones inhumanas. Antes de esta medida, el Gobierno era el único con la potestad para determinar los casos que se podían indagar. Medios locales descartaron la posibilidad que el ex mandatario devenido en dictador reciba honores de Estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play