Escúchenos en línea

Maestros mexicanos se mantienen en paro por inseguridad

Ciudad de México. TeleSUR. | 8 de Septiembre de 2011 a las 00:00
Los maestros del balneario turístico de Acapulco, Guerrero, al sur de México mantienen un paro en protesta por la inseguridad que existe en esa región y no volverán a las aulas hasta que las autoridades apliquen nuevas medidas de seguridad, porque las actuales son “insuficientes”, calificaron los docentes. Alrededor de 3 mil 500 docentes de educación básica, pertenecientes a 340 instituciones y 50 mil alumnos permanecen sin clases, por falta de seguridad en las áreas en donde se encuentran laborando, señaló la prensa local. Al paro se han unido otras organizaciones gremiales, en apoyo a los docentes de esa zona, considerada de mayor peligro para su labor, indicaron los medios de comunicación. La postura de mantener el paro surge luego de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación firmara este martes un acuerdo con el Gobierno estadual y con la Secretaría de Educación Pública, para establecer nuevas medidas de seguridad. Según el convenio firmado para la protección de los educadores, en las zonas de las escuelas de preescolar y de primaria amenazadas, se mantendrá un operativo terrestre y aéreo para garantizar la seguridad a docentes, alumnos y padres de familia. También se firmó un programa de Escuela y Comunidad Segura para 15 municipios de Guerrero (sur). “La vigilancia será permanente”, dijeron el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, más los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Ramón Almonte Borja, y de la Procuraduría de Justicia de Guerrero, Alberto López Rosas. El procurador de Justicia de Guerrero, Alberto López Rosas, pidió a los maestros denunciar extorsiones, secuestros o amenazas que atenten contra su integridad, y reconoció que hasta el momento no se tiene ninguna denuncia. "Los invito a ejercer su derecho de denunciar para que se inicien las indagatorias correspondientes", acotó. López Rosas aclaró que de otros sectores de la sociedad sí se han interpuesto denuncias en cuanto a robo de vehículos, asaltos a mano armada, pero agregó que en el caso de las extorsiones hay todavía problemas, pero que “cada vez van disminuyendo” en el municipio de Acapulco y en otras localidades del estado de Guerrero. De acuerdo con la consultora en seguridad Stratford, un alto funcionario de la Secretaría de Educación local recibió una carta donde le exigían los nombres y el sueldo de todos los maestros de Guerrero. Casi al mismo tiempo profesores de zonas marginadas de Acapulco recibieron mensajes, donde se exigía que entregaran la mitad de su sueldo y bonos navideños a cambio de perdonarles la vida. Acapulco, uno de los principales destinos turísticos de México, vive una nueva ola de violencia por la guerra contra y entre carteles del narcotráfico. Ahora son los maestros quienes exigen seguridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play