Velatorio simbólico por víctimas del narco en México

Ciudad de México. TeleSUR. | 1 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El llamado Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad decidió cambiar el sentido al tradicional festejo del Día de los Muertos, donde los mexicanos se reencuentran con alegría con las almas que ya no están, para protestar por las cerca de 50 mil personas que durante los últimos cuatro años perdieron sus vidas a manos del crimen organizado. Encabezado por el poeta Javier Sicilia, los activistas realizaron un velatorio simbólico por las víctimas del narcotráfico. Desde el Ángel de la Independencia, ubicado en Ciudad de México, Sicilia manifestó al colocar ofrendas al monumento en la noche de este lunes que “pueden atrapar a todos los capos que quieran, pero los muertos siguen estando, los crímenes siguen estando”. Asimismo, indicó que el objetivo de la convocatoria para recordar a las personas fallecidas durante la guerra contra el narcotráfico es “hacer que las víctimas sean visibles” ante el Gobierno mexicano. El poeta Sicilia cifró en cerca de 50 mil la cantidad de asesinatos a manos del crimen organizado. Alrededor de 200 activistas se reunieron en el monumento para exigir leyes y políticas que ayuden a disminuir los niveles de violencia en México. Durante el velatorio, familiares de las personas asesinadas colocaron alrededor del Ángel de la Independencia flores, velas y cruces con el nombre de sus seres queridos para iniciar una procesión en silencio que durará 24 horas. Durante el Día de los Muertos, las madres centroamericanas también protestarán por sus hijos desaparecidos en la ruta del migrante hacia Estados Unidos. Pese a la mancha de sangre que cubre a la nación norteamericana por la cantidad de víctimas fatales durante los últimos cuatro años por los cárteles de la droga, la festividad del 1 y 2 de noviembre es considerada ejemplo relevante del patrimonio vivo mexicano y del mundo. Asimismo, es considerada como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor plenitud de los grupos indígenas del país. Según estudios históricos y antropológicos, este tributo es una práctica ceremonial donde se unen la tradición católica y la precolombina en manifestaciones sustentadas en la pluralidad étnica y cultural del país. En el tradicional Día de los Muertos se rinde homenaje a las almas de los seres queridos muertos, que regresan por unas horas a la Tierra. En la primera jornada, se honra la memoria de los niños muertos, mientras que el segundo día se recuerda a los adultos fallecidos.