Santos «premia a Uribe» al extinguir el DAS

La Paz. TeleSUR. | 1 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El abogado colombiano y ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Ramiro Bejarano, desestimó la decisión del presidente, Juan Manuel Santos de eliminar al organismo de inteligencia y afirmó que tal medida "prácticamente premia" al gobierno del exmandatario Álvaro Uribe (2002- 2010) durante el cual surgieron varios escándalos de corrupción. Afirmó que con la decisión también desaparece la posibilidad de que los civiles cumplan funciones de inteligencia, lo que conllevaría a que sólo éstas labores permanezcan en manos de las fuerzas de seguridad: Policía y Ejército "lo que no es bueno en términos de democracia", puntualizó. A juicio de Bejarano, con la extinción del organismo no deben detenerse las investigaciones que se están realizando sobre situaciones "graves" en las que incurrió el Departamento. "Las denuncias no deben detenerse, no hay motivo legal para que ello ocurra, por el contrario ahora lo que debe haber es un motivo más para que eso avance rápidamente", consideró. Añadió que para la gestión de Santos "es difícil" tener que enfrentar denuncias de corrupción. "Al gobierno le interesa decir que se tomaron medidas pero también hay una intención de poner distancia mediática a unos asuntos que todavía están inexplicados". Este lunes el primer mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció a través de su cuenta en Twitter: ''acabo de liquidar el Das. ¡No habrá un nuevo Das en Colombia!''. La corresponsal de teleSUR en la nación, Angie Camacho, informó que luego de que Santos firmara el decreto de extinción del DAS, creó la Agencia Nacional de Inteligencia. Institución que se espera opere en enero de 2012. Camacho precisó que algunos trabajadores que laboraban en el DAS ''se van a incorporar al nuevo cuerpo técnico''. Añadió que pese a que ''un número importante de funcionarios pasaron al cuerpo técnico de inteligencia''. La periodista comentó que el jefe de Estado neogranadino detalló que el Ministerio de Relaciones Exteriores absorverá a 800 trabajadores de la extinta institución. 600 funcionarios serán trasladados al Ministerio del Interior y el resto formará parte de la Fiscalía General de Colombia (con tres mil trabajadores que se ocuparán de labores en la Policía Judicial e investigaciones). Camacho refirió que con respecto a "las escuchas ilegales" las investigaciones “se mantienen (...) hay una cadena de custodia de algunos archivos'' de esta indagación ''mucho del material probatorio que daba cuenta de la interceptaciones fue quemado'' pero ''continuarán en una especie de cadena de custodia (...) las investigaciones continuarán y esta nueva empresa de inteligencia que funcionará para nada intervendrá en el proceso de investigación''. Según las denuncias, las actividades ilegales se efectuaron contra los magistrados y periodistas que desarrollaban investigaciones sobre la parapolítica, donde se involucra a funcionarios del Gobierno y a parlamentarios de la coalición uribista con paramilitares de extrema derecha.