Jóvenes colombianos contra privatización de la educación

Bogotá. TeleSUR. | 3 de Noviembre de 2011 a las 00:00
Al menos 200 estudiantes colombianos participarán este jueves en una nueva movilización contra la ley de reforma a la Educación Superior que se debate en el Congreso del país suramericano, pues consideran que la medida privatizará el sector. Los jóvenes esperan reunirse en Bogotá, la capital, con la ministra de Educación María Fernanda Campo e invitaron al presidente Juan Manuel Santos a sostener un debate. Según informaron dirigentes estudiantiles, tienen estimado realizar el Carnaval nocturno y un besatón este jueves, como iniciativa pacífica para expresar lo que consideran una reforma que pondría en manos del sector privado el futuro educativo de los colombianos. Los jóvenes efectuarán otra audiencia pública sobre el tema, a la que invitaron a la ministra del sector, María Fernanda Campo, y el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry. Al respecto Campo confirmó que asistirá al debate programado en el Congreso de la República con los estudiantes, en donde reiterará la posición del Gobierno sobre la necesidad de la aprobación de la ley. La Ministra colombiana manifestó no saber cuál es el punto más crítico de discrepancia con los estudiantes, porque el artículo que trataba de la inversión con ánimo de lucro en la universidades fue retirado. Por su parte, Sergio Fernández, vocero de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), dijo que no es cierto lo que dice la titular de Educación porque en el proyecto no consigna una solución financiera para las universidades. La MANE también invitó al presidente, Juan Manuel Santos, a participar en horas de la noche de este jueves, en un debate público sobre la reforma a la ley de Educación, el cual se realizará en el auditorio Jorge Molina de la Universidad Central de Bogotá (centro). El movimiento estudiantil tiene un “Programa Mínimo” sobre lo que debería tener la nueva normativa, según informó el representante de la MANE, Juan Sebastián López. Los estudiantes de la nación suramericana rechazan la nueva ley de Educación Superior y cualquier medida que tenga como propósito abrirle paso a las transnacionales, incluyendo las que son parte de Tratados de Libre Comercio y acuerdos comerciales que Colombia adopte sobre ésta materia. En la propuesta los jóvenes solicitan que el Estado ejerza la función de inspección, vigilancia y control sobre los costos de las inscripciones en universidades. También exigen calidad de enseñanza y fortalecimiento de la autonomía universitaria. En rechazo al proyecto legislativo, los estudiantes se encuentran en huelga desde el 11 de octubre y aseguraron que continuarán hasta las últimas consecuencias, resaltando que sus acciones serán pacíficas. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha insistido en que no retirará el proyecto de Ley del Congreso y llamó a los estudiantes a hacer sus aportes dentro del Legislativo. Según el Gobierno, con la reforma la educación superior se obtendrán más recursos (unos cinco mil 740 millones de dólares para los próximos 10 años), se abrirán 600 mil nuevos cupos y habrá mayor calidad educativa.