Banco del ALBA motiva gran interés en feria habanera

La Habana. PL. | 5 de Noviembre de 2011 a las 00:00
Presente por segunda ocasión en la Feria Internacional de La Habana (FIHAV), el stand del Banco del ALBA recibió múltiples visitas de empresarios y público en general, interesados en conocer su desempeño y posibles proyectos. Entrevistado por Prensa Latina, el jefe de la Sección de Proyectos del Banco del ALBA (Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América), Ariel Fleitas, aseguró que "los objetivos que nos trazamos con nuestra presencia en la Feria se han cumplido". "Nos vamos con nuevos conocimientos de las posibilidades de financiar proyectos de desarrollo y con la convicción de que la presencia del Banco del ALBA es importante en este tipo de eventos para dar a conocer nuestra labor", enfatizó el funcionario. Añadió que numerosos representantes de organismos y empresas cubanas y de otros países, incluso europeos, se acercaron al stand para informarse acerca del funcionamiento de la entidad y el acceso al financiamiento de proyectos. Según sus preceptos fundacionales, el Banco del ALBA va encaminado a lograr el desarrollo económico y social sostenible, la reducción de la pobreza y las asimetrías, el fortalecimiento de la integración, la promoción del intercambio económico justo, dinámico, armónico y equitativo entre sus países miembros. Todo ello inspirado en los principios de solidaridad, complementariedad, cooperación y respeto a la soberanía de los pueblos, financiando la integración productiva de los pueblos de nuestra América. Sus miembros fundadores son Bolivia, Nicaragua, Cuba y Venezuela, a los que se han incorporado San Vicente y las Granadinas y la Comunidad de Dominica. El Banco se creó en 2008, empezó a funcionar operativamente en septiembre de 2009 y en marzo de 2010 se constituyó la sucursal de La Habana. Entres los principales logros en este período -destacó Fleitas- están los proyectos ALBA Cultura, ALBA Educación, que ha logrado avanzar con éxitos la campaña de alfabetización en Bolivia, y el proyecto ALBA Medicamentos, de los cuales Cuba es el país coordinador. En su afán de contribuir a la integración financiera y económica de los países de la Alianza y también del resto de América Latina y el Caribe, el Banco del ALBA "encamina su labor a lograr que el desarrollo sostenible de los pueblos de la región no resulte entorpecido por la carencia de recursos financieros", acotó Fleitas. Hay instituciones financieras históricas, tradicionales -subrayó- que están dominadas por el Fondo Monetario Internacional y por el Banco Mundial, como por ejemplo el Banco Interamericano de Desarrollo, que tienen proyectos, pero imponen a los países determinadas condiciones de políticas neoliberales para acceder a los financiamientos. "En contraposición -afirmó- el Banco del ALBA existe para librar a las naciones de esos condicionamientos, por lo que va enfocado al desarrollo de los pueblos, no al descarnado comercio, no al enriquecimiento de las trasnacionales, sino a ayudarlos a desarrollarse por sí mismos". El pabellón venezolano da muestras de tales pretensiones. Muy cerca del stand del Banco ocupan amplios espacios los proyectos del ALBA, entre ellos el Sucre, siglas que denominan el Sistema uniformado de compensación regional de pagos. FIHAV 2011, el mayor evento ferial cubano, cerrará hoy sus puertas tras seis jornadas de conferencias, contactos multilaterales y negociaciones entre representantes de mil 500 empresas participantes provenientes de 57 países de los cinco continentes.