Líder estudiantil chilena advierte al parlamento

Santiago de Chile. TeleSUR. | 8 de Noviembre de 2011 a las 00:00
La dirigente estudiantil chilena, Camila Vallejo, alertó sobre las consecuencias de la “política de consensos” al interior del Poder Legislativo, a su juicio, responsable de la agudización del neoliberalismo en la nación austral. En este sentido, llamó al Parlamento a no discutir la solución del conflicto “entre cuatro paredes y a espaldas de la sociedad”. “Hemos emplazado a los parlamentarios a no caer en dicha práctica, no porque estemos en contra de los acuerdos per se, sino porque rechazamos la política de los consensos tal como se ha desarrollado durante los últimos 20 años”, declaró la vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) a los medios locales. “Los consensos han sido generados entre cuatro paredes, a espaldas de la sociedad, considerando sólo a una minoría, con una Concertación y una derecha que sólo han representado cualquier interés menos el de la ciudadanía”, sostuvo. Vallejo acotó que la mejor representación de la política de consensos en la historia más reciente “es el denominado Gran Acuerdo Educacional de 2007, durante el gobierno de (la presidenta) Michelle Bachelet, del cual derivó la Ley General de Educación”. El Gran Acuerdo excluyó todas las demandas de la llamada Revolución Pingüina de 2006, “lo que de hecho significó una traición a una sociedad que clamaba por cambios estructurales en educación, además de mantener en esencia la crisis del modelo educacional”. La Revolución Pingüina se caracterizó por una movilización estudiantil en rechazo a la privatización de la educación, sistema impulsado durante la dictadura de Augusto Pinochet y materializada con la promulgación de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE) cuatro días antes de entregar el poder. Tras la movilización en 2006 la LOCE fue sustituida por la Ley General de Educación en 2009, sin embargo, esta legislación no trajo muchos cambios significativos a la ley anterior. Ante la problemática, la dirigente chilena señaló que si actualmente la derecha y el Gobierno buscan una salida de las mismas características, “sólo contribuirán a intensificar la movilización social, porque ya no se enfrentarán a una sociedad adormecida”. Vallejo, en este contexto, criticó que no haya habido voluntad política para intentar responder las demandas del sector estudiantil, apoyadas por más del 70 por ciento de la población. “El Parlamento debe aprovechar la oportunidad para acercarse a la gente y dar una discusión de cara a la ciudadanía, recogiendo sus demandas y representando realmente los intereses de la sociedad y las grandes mayorías”, reiteró. Por su parte, el presidente de la Unión Demócrata Independiente (UDI, derecha), Juan Antonio Coloma, acusó a Camila Vallejo y al Partido Comunista de chantajear para lograr acuerdos en materia educacional. “Las declaraciones de la dirigente estudiantil son inquietantes (…) descalifica cualquier acuerdo de la Concertación con el Gobierno en este tema y cualquier solución al problema si ella no esta involucrada en ella", criticó. Coloma aseguró que se trataba de “una suerte de chantaje que, en una perspectiva ciudadana, no resulta aceptable”. Los estudiantes secundarios y universitarios de Chile llevan más de seis meses en la calle en rechazo a la mercantilización y en pro de una educación de calidad.