ELN colombiano dice que muerte de Cano es «triunfo efímero»

Bogotá. PL. | 9 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El Ejército de Liberación Nacional (ELN) calificó como un triunfo efímero de los guerreristas la muerte del máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano. Ni el pueblo ni los revolucionarios nos dejamos engañar por los mensajes confucionistas de los exponentes de la clase dominante, ni amedrentar de las amenazas de los guerreristas que ayer como hoy se jactan de efímeros triunfos, señala el ELN en un comunicado. A su vez, el grupo insurgente expresa su profundo sentimiento de solidaridad con todas las mujeres y hombres de las FARC, así como con la familia del comandante Cano, caído en desigual combate, el pasado 4 de noviembre. "Comunicamos a los revolucionarios y pueblos de Colombia y el mundo, nuestro dolor hecho fortaleza y convicción revolucionaria, por la perdida que sufre la insurgencia colombiana", subraya el texto. El ELN recuerda que nada extraño es caer en combate, una eventualidad que según señalan asumen con entereza, por lo que nada detendrá la lucha por los ideales de la paz, el bienestar, la felicidad del pueblo y la soberanía de la nación. Somos parte del pueblo levantado en armas que enfrenta la más siniestra maquinaria de guerra y de terror de la oligarquía colombiana, apunta. Fuerzas guerrilleras con medio siglo de vida, desarrollada al calor de la confrontación con los enemigos de los desposeídos y gracias al respaldo popular, a nuestra voluntad de lucha y firmeza en las convicciones revolucionarias, agrega. Por otro lado el ELN sostiene que Cano seguirá recorriendo las calles y los caminos que lo vieron erigirse como conductor revolucionario, junto a Manuel Marulanda y tantos otros cuadros revolucionarios de las estructuras guerrilleras. También advierte que el caudal de la lucha popular y revolucionaria se acrecienta cada día, en la protesta y lucha popular y el combate político-militar de la insurgencia. Todo lo que otros luchadores no logran terminar, nos queda como tarea: continuar la lucha por el triunfo de la causa revolucionaria y popular, subraya.