Un colombiano tras secuestro de grandeliga venezolano

Caracas. TeleSUR. | 12 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El ministro venezolano de Interior, Tareck El Aissami, informó este sábado que fue un hombre de nacionalidad colombiana y vecino de la familia quien diseñó el plan para el secuestro del grandeliga, Wilson Ramos, rescatado la noche de este viernes. La investigación policial sobre el paradero de Ramos apuntaba a la vinculación de “grupos paramilitares colombianos, que podían estar comprometidos y en efecto una de las personas que realizó el estudio y organizó planificación, evaluó la rutina, caracterizó a la familia es de nacionalidad colombiana inclusive, personas que vive en la zona”, reseñó el ministro. El autor del delito está “plenamente identificado” y ya las autoridades han emitido una “orden de captura”, resaltó El Aissami, durante una rueda de prensa conjunta con la víctima. La mencionada persona de nacionalidad colombiana suministro también toda la información “al grupo delictivo quien comete y ejecuta el secuestro”, la noche del pasado miércoles, dijo el ministro. El Aissami reseñó que al momento que llegaron las comisiones a la comunidad de Aguas Claras, en el estado Carabobo (centro), comenzaron la búsqueda del beisbolista. Precisó que en dicha población, encontraron una camioneta roja cerca de una casa que “servía como base de operaciones”, pues desde allí los plagiarios se comunicaban y organizaban la logística. Desde la vivienda se preparaba la comida y cualquier apoyo para continuar con el hecho delictivo. La comida “era transportada en este segundo vehículo hasta donde permanecía en cautiverio Wilson Ramos”, la primera camioneta fue hallada el día del secuestro en el municipio Bejuma y “fue utilizada al momento del rapto”. “Detuvimos a los dueños de la casa que eran los que cocinaban la comida que era llevada posteriormente a donde permaneció las últimas horas Wilson Ramos”, detalló. El Aissami señaló que la operación de rescate comenzó a las 10H00 locales (14H30 GMT) y culminó a las 21:58 locales (01H28 GMT), por la dificultad de adentrarse en las zonas boscosas. “Son zonas, distantes, caseríos rurales” habían puntos donde se tenía que llegar caminando, indicó el titular de la cartera de Interior, quien señaló que los grupos del Cuerpo de Investigaciones Criminales, Penales y criminalísticas (CICP), como el de Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) y Brigada de Acciones Especiales (BAE), fueron recibidos con “fuego nutrido”. En todo momento la medida fue reguardar la vida de Wilson Ramos, señaló. En este sentido, “por el hecho de haber recibido (los captores) a las comisiones con fuego sabíamos que estaba Wilson dentro de la casa”. Esta acción obligó la “fuga de los colombianos que estaban cuidando” en su momento al grandeliga, “que ya están identificados y estamos tras su captura”, aseguró. Actualmente, se encuentran detenidas seis personas que participaron directamente en el delito de secuestro, mientras que se buscan a otros cuatro colombianos.