Crisis europea afectará a Chile

Santiago de Chile. Agencias. | 13 de Noviembre de 2011 a las 00:00
La crisis de deuda europea afectará a Chile, pero el país sudamericano tiene los recursos necesarios para hacer frente al vendaval en el viejo continente, dijo el presidente chileno. La crisis de deuda de la zona euro escaló en el último mes, colocando en un sube y baja a los mercados financieros del mundo y golpeando a países emergentes con salidas de capitales, sobre todo en Asia. Los tropiezos de la economía europea también están debilitando la demanda, y la Unión Europea es el segundo mayor socio comercial de Chile después de China. "Nos va a afectar, pero no nos va a quitar nuestra capacidad de crecer y de crear empleos", dijo el presidente chileno Sebastián Piñera a Reuters en un alto del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) que se celebra en Hawai. La economía chilena crecería entre un 6,25 y un 6,75 por ciento este año, según el Banco Central chileno. Aunque las autoridades esperan que para el 2012 el ritmo de expansión se enfríe un poco a una tasa cercana al 5 por ciento, aún estaría por arriba del promedio de latinoamericano del 4 por ciento que pronostica la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Si la tormenta en Europa empeora o se agudiza la desaceleración de Estados Unidos, el presidente aseguró que el país, el mayor productor de cobre del mundo, tiene recursos para eventualmente estimular a la economía. "Afortunadamente tenemos una economía muy sana, con equilibrio fiscal, con equilibrio en las cuentas externas, tenemos recursos públicos ahorrados", dijo Piñera. "Si tenemos que enfrentar una situación de crisis en la economía mundial, una recesión en Europa, un estancamiento en Estados Unidos, una pérdida de dinamismo en China, vamos a tener los recursos (...) para (...) mantener nuestro crecimiento, aunque no va a ser tan fuerte", agregó. Chile tuvo un superávit fiscal entre enero y septiembre equivalente al 2,8 por ciento del PIB estimado para este año, pero espera un déficit para el último trimestre ante una aceleración en el gasto público. Y bajo su colchón tiene 38.700 millones de dólares de reservas internacionales.