Policía de Río ocupará favelas antes del Mundial de Fútbol 2014

Río de Janeiro. TeleSUR. | 15 de Noviembre de 2011 a las 00:00
La Policía de Río de Janeiro, ciudad ubicada en el sureste de Brasil tiene como próxima misión ocupar decenas de favelas para poner fin al tráfico de drogas y acciones delincuenciales antes de celebrarse el Mundial de Fútbol de 2014. El domingo, los agentes lograron cercar tres de las barriadas más importantes del país. Las fuerzas de seguridad de Río informaron que pretenden ocupar próximamente el Complexo da Maré, cerca del aeropuerto internacional de la ciudad, formado por un grupo de 16 favelas con 130 mil habitantes en 800 mil m2, donde se refugian delincuentes escapados de otras favelas pacificadas. La Policía ya ocupó hace unos meses la favela de Mangueira, mejorando así la seguridad en los alrededores del estadio de Maracaná, donde se jugará la final del Mundial de fútbol. La Rocinha, la favela más grande del país, Vidigal y Chácara do Ceu (Chacra del Cielo), fueron los tres suburbios tomados por los uniformados el domingo con miras a acabar con el flagelo de la delincuencia previo al Mundial de Fútbol de 2014. Unos 170 hombres comenzaron este lunes las labores de limpieza de la Rocinha y sus barrios vecinos, que durará una semana. En la ocupación de las favelas, los agentes hallaron el domingo un cementerio clandestino en la selva tropical que rodea la favela de Chácara do Céu e incautó 100 tipos de armas entre fusiles, bazucas, granadas, pistolas, escopetas, y cerca de una tonelada de drogas. Durante las acciones de ocupación del fin de semana, la Policía entró por primera vez en muchos años a las tres barriadas donde les tomó dos horas instalarse en esos espacios de manera pacífica sin activar disparos y sin que se presentara resistencia de parte de los narcotraficantes. El profesor Ignacio Cano, del Laboratorio de Análisis de la Violencia de la Universidad Federal de Rio (UFRJ), comentó a la prensa extranjera que la toma de las favelas tiene carácter simbólico porque cierra un ciclo de años de narcotráfico en la afamada ciudad brasileña. "Esta ocupación tiene un fuerte valor simbólico por su localización, en la zona más cara de Rio, y cierra un ciclo de ocupaciones en la zona sur de la ciudad, en las áreas más turísticas y relacionadas directamente con la Copa del Mundo de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016", relató Cano. Unidades de Policía Pacificadora (UPP), fueron instaladas en las tres favelas ocupadas conformadas por uniformados entrenados para abordar comunidades que durante años permanecieron bajo las órdenes de narcos o paramilitares. El gobernador de la entidad, Sergio Cabral, afirmó que "no podemos dejar de arrebatar territorio (a los delincuentes). Ese programa está planificado y va a ser cumplido (...) El plan de 40 UPP está en condiciones de realizarse. Y así será hecho", afirmó. El objetivo de la Policía regional es lograr la instalación de unas 21 UPP antes del evento futbolístico adicional a las 19 Unidades desplegadas desde 2008. Los habitantes de esas barriadas podrán tener acceso además a servicios de saneamiento básico o recolección de basura. Rio de Janeiro cuenta con unas mil favelas instaladas en las laderas de los cerros, donde habita un tercio de la población total.