Escúchenos en línea

Suspenden por 120 días a vicepresidente peruano

Lima. PL. | 15 de Noviembre de 2011 a las 00:00
La Comisión de Ética del Congreso de la República de Perú acordó este martes por unanimidad suspender por 120 días como legislador, al segundo vicepresidente de Perú, Omar Chehade, por conducta indebida. El castigo fue aprobado por unanimidad por el citado grupo de trabajo legislativo, con el apoyo inclusive de los parlamentarios del bloque gobernante Gana Perú, lo que despejó especulaciones sobre una supuesta protección oficialista a Chehade. La sanción está pendiente de ratificación por el pleno congresal y se debe a que el segundo vicepresidente se reunió en octubre pasado con dos tres generales de policía para favorecer eventualmente intereses empresariales. Sin haber comprobado tal hecho, la comisión dictaminó, tras una investigación sumaria, que el acusado "ha infringido sus deberes de transparencia y veracidad" y "faltó a la verdad sobre las razones de la reunión" con los policías. Además, violó un artículo del Reglamento del Congreso "que lo obliga a actuar con probidad" al participar en una reunión "que podría favorecer intereses particulares". Según uno de los generales, en la reunión dos allegados de Chehade pidieron a los policías desalojar una cooperativa azucarera ocupada por sus trabajadores, y entregarla al grupo empresarial Wongs, que disputa su manejo. El apoyo de Gana Perú a la sanción se sumó a un pedido de retiro de Chehade del gobierno, hecho públicamente por el presidente Ollanta Humala, sin que el cuestionado personaje renunciara a la vicepresidencia, limitándose a tomar una licencia hasta que su situación se dilucide. Ante ello, el jefe de Estado dijo el pasado domingo que Chehade había quedado fuera del Ejecutivo y que el asunto estaba así terminado y en manos de la comisión parlamentaria y de una investigación paralela del Ministerio Público. Entretanto, el jurista y exparlamentario del opositor Partido Aprista, Javier Valle Riestra, coincidió con otro analistas en que Humala no puede destituir a Chehade porque este fue elegido. Sobre los alegatos de sectores hostiles al gobierno que imputan al segundo vicepresidente el delito de tráfico de influencias, dijo que este no fue consumado porque el acusado no llegó a beneficiar a ningún interés privado.

Descarga la aplicación

en google play en google play