Ordenan a madereras bolivianas cesar explotación en TIPNIS

Santa Cruz. ABI. | 16 de Noviembre de 2011 a las 00:00
La Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) intimó a tres madereras privadas que operan en las selvas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) el cese de sus actividades de explotación, dijo el miércoles su director Clíver Rocha. "Son tres empresas que operan en el TIPNIS. La prohibición es para todos los terceros ajenos que operan en el territorio indígena. La ley manda el desalojo de todos los terceros ajenos, en contraparte a los titulares que, en este caso, son los tres pueblos Chiman, Yuracaré y Mojeño Trinitario. Las empresa (por lo tanto) son ajenos", afirmó en declaraciones formuladas en Santa Cruz. Se trata de las madereras Suri, Huanca Rodríguez e Isigo. Esas empresas operaban en el TIPNIS con maquinaria pesada. Además instalaron campamentos y abrieron caminos para transportar grandes volúmenes de troncas hacia las ciudades de Trinidad, La Paz y Cochabamba. En base de un informe expedido por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas sobre la situación legal de la otorgación de derechos, el gobierno de Evo Morales había suspendido el viernes último las licencias ambientales y turísticas de otros operadores privados en el TIPNIS, como así de las compañías forestales, en virtud de la Ley Corta que declara la intangibilidad de esa región. Las declaraciones de Rocha se registraron un día después que Morales inspeccionara por aire por aire y tierra el TIPNIS, denunciara rastros de explotación ilegal de recursos naturales, por privados, reafirmara la calidad de intangibilidad de esta reserva natural y descartara, como "historia" pasada, la posibilidad de que una carretera cruce el parque enclavado en la Amazonia boliviana. Según dijo Rocha la Ley manda a que el Estado debe tomar medidas legales para revertir o anular toda actividad que ponga en peligro la nueva naturaleza del TIPNIS. "Hay un mandato legal que la ABT está cumpliendo", explicó. El pasado octubre, después de promulgada la Ley Corta, que prohíbe la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, o cualquier otra que pase por esa reserva nacional que se declaró como territorio "intangible", la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas denunció que en el TIPNIS ya no existen bosques vírgenes, sino una explotación indiscriminada de recursos naturales, que benefician a empresas monopólicas. "La ABT hoy tiene la obligación de preservar este patrimonio socio cultural que es el TIPNIS. El otro debate al respeto de las otras permisiones, no nos corresponde porque la ABT no es legislador, nosotros estamos interesados en cumplimiento al mandato de proteger", aclaró Rocha.