Experto llama corregir desigualdad educativa en Latinoamérica

Montevideo. PL. | 16 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El experto argentino Bernardo Kliksberg afirmó este miércoles aquí que la brecha educativa es decisiva para el mercado de trabajo, en tanto la calidad de la rama tiene luces y sombras en América Latina. Según el especialista, las horas de clases son mil 300 para los estudiantes de los centros privados, 800 para los de colegios públicos y 400 para los asistentes a las escuelas rurales latinoamericana. Enfatizó que el 21 por ciento de los jóvenes de la región están fuera del mercado de empleo, uno de cada cinco, y agregó que en Estados Unidos "hay 30 millones de desocupados y desalentados" de los puestos de trabajo. Kliksberg, considerado "el padre de la gerencia social", expuso esos criterios en la conferencia "¿Qué significa ser joven en América Latina? Desarrollo y seguridad, mitos, falacias y nuevos caminos", reseñada por la Secretaría de Comunicación uruguaya. Explicó que "más del 95 por ciento de los niños ingresan a la educación primaria en el continente, pero la mitad deserta del nivel secundario y sólo uno de cada 100 de los más pobres termina la Universidad. Kliksberg aseguró que los jóvenes son los responsables de la caída en picada del "capitalismo salvaje y están protagonizando la mayor reforma social a nivel latinoamericano e internacional", de acuerdo con la fuente. "La juventud protagoniza uno de los principales fenómenos del mundo que es la contestación al capitalismo salvaje, situación que no forjaron ni las universidades ni los partidos políticos", recalcó. Esos jóvenes, indicó, integran actualmente los movimientos de "indignados" o de los "pingüinos" por una mejor educación en Chile, de acuerdo con la fuente "Estamos en un momento muy especial de América Latina, se están desplomando las mayores economías del mundo y China e India no son referencia porque tienen muchas desigualdades sociales en sus continentes", precisó en la conferencia efectuada en esta capital. Kliksberg, Doctor en Economía, está considerado "uno de los principales expertos a nivel mundial en materia de lucha contra la pobreza". Autor de 50 libros y centenares de trabajos, ha sido asesor de más de 30 países y de instituciones como ONU, Unesco, Unicef y de las Organizaciones Internacional de Trabajo y Panamericana de la Salud, entre otras.