Correa reitera apoyo sindicatos y trabajadores en Ecuador

Quito. PL. | 19 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, destacó este sábado el apoyo de la Revolución Ciudadana a los trabajadores y al sindicalismo responsable, tras subrayar la supremacía del ser humano sobre el capital y no al revés como era antes. Todos estamos con el sindicalismo, nunca se han creado más organizaciones sindicales que con este gobierno, afirmó, y recalcó que ya no hay tercerización y el país tiene las tasas más bajas de desempleo de su historia. En su rendición de cuentas sabatina, esta vez desde la capitalina Plaza de Santo Domingo, destacó la mejoría sustancial del salario básico, de 160 a 264 dólares, y el aumento de la calidad del empleo, con una cobertura de la canasta básica del 84 por ciento. Estamos con la clase trabajadora, no con los abusos de nadie y ha habido abusos en su nombre, subrayó Correa tras advertir que hay explotadores a los cuales "estamos controlando con un gobierno que ahora es popular y está de parte de la clase trabajadora". Con una clase trabajadora y una dirigencia responsable las puertas siempre están abiertas para escuchar sus opiniones y sus críticas, subrayó al resaltar el reciente pacto ético-político para mejorar la calidad de la atención pública y el gobierno escuchar sus reclamos. Más importante que las carreteras y hospitales, es dejar un país que repudie la mentira y dejar de vivir en el engaño, subrayó. Son 13 puntos que bajó el desempleo y subempleo, pero eso no se logró con la receta neoliberal, que eran los salarios de miseria, contratos por hora, tercerización, sino mejorando la calidad del empleo, enfatizó Correa. La canasta básica hoy es accesible a las familias en un 84 por ciento, mientras en el gobierno de Lucio Gutiérrez era del 60 al 65 por ciento, reiteró al confirmar que los precios siempre suben a través del tiempo y el interés de este gobierno ha sido recuperar el salario real. Mencionó el incremento de 700 mil afiliaciones al Seguro Social en este gobierno, y recordó que antes "todo era en función del capital", "si se pagaba 18 ó 20 por ciento de tasa de intereses en dólares a nadie le sorprendía, porque todo era remuneración al capital". Pero, subrayó Correa, si se quería aumentar 10 dólares al salario se tildaba a uno de demagogo, populista irresponsable, indisciplina fiscal, gasto público y exceso. No era otra cosa que someter al ser humano a favor del capital, disfrazado con teorías, en todo caso eso está cambiado, acotó.