Impulsan acciones contra discriminación racial en Cuba

La Habana. PL. | 21 de Noviembre de 2011 a las 00:00
Autoridades cubanas y miembros de la sociedad civil impulsan acciones políticas para identificar los remanentes de prejuicios racistas que todavía subsisten en el tejido social de la isla caribeña. La primera de estas acciones tuvo lugar en la occidental provincia de Matanzas, donde se celebró una audiencia pública, en la que participaron más de 200 ciudadanos representativos de diversos sectores del país. En ese encuentro, presidido por el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, los participantes debatieron acerca de las conquistas logradas por la Revolución cubana en términos de equidad y justicia social, pero también de las insuficiencias y desafíos frente a los prejuicios raciales. "Estamos librando esta batalla en medio de férreas condiciones impuestas por el bloqueo (de Estados Unidos contra la isla), pero seguiremos avanzando en el tratamiento a todo tipo de desigualdad en nuestra sociedad", expresó Alarcón, según una publicación del diario Granma. Por su parte, el historiador Eduardo Torres Cuevas y el sociólogo Fernando Martínez Heredia abordaron la problemática racial en distintos periodos históricos, desde la etapa de la esclavitud hasta la actualidad. Tras ambas disertaciones, los presentes expusieron diversos problemas, tales como la limitada representatividad de negros y mestizos en los puestos más remunerados del sector turístico y las insuficiencias en la atención a los grupos portadores de expresiones culturales de origen africano. Asimismo, alertaron sobre la necesidad de registrar con fidelidad y transparencia la real composición étnica de la población cubana en el próximo censo nacional previsto para el próximo año. En la audiencia, artistas e intelectuales cubanos refrendaron su compromiso de impulsar la lucha contra los vestigios de discriminación y los prejuicios raciales. El foro envió, además, un mensaje de aliento a los Cinco antiterroristas cubanos que cumplen injustas condenas en Estados Unidos por alertar de planes terroristas contra la isla.