Escúchenos en línea

Perú cierra semana con convocatoria al diálogo

Lima. Agencia PL. | 3 de Diciembre de 2011 a las 00:00
Una crítica semana de disturbios con un saldo de un muerto cierra este sábado Perú con una convocatoria gubernamental al diálogo con los dirigentes del principal conflicto, una huelga general regional que cumple diez días. La Presidencia del Consejo de Ministros llamó a los dirigentes de la huelga de la región norandina de Cajamarca -contra un proyecto minero aurífero- a dialogar mañana en la ciudad del mismo nombre, a 870 kilómetros de aquí. El llamado fue hecho público tras abrir los líderes de la protesta una tregua de tres días a fin de permitir que la población se abastezca y de darle un plazo al gobierno para que anule definitivamente el proyecto Conga. La protesta se debe a que el proyecto desaparecerá cuatro lagunas claves para el suministro de agua de la región, aunque el consorcio norteamericano dueño de Conga asegura que hará reservorios mayores. El Frente de Defensa y el gobierno regional de Cajamarca exigen la anulación del plan, tras considerar insuficiente la suspensión anunciada por la empresa el pasado martes. La suspensión fue exigida por el gobierno ante el conflicto y para crear condiciones de diálogo, en el que el Ejecutivo se propone garantizar que los recursos hídricos ni el medio ambiente sean afectados. El mismo martes, la policía dijo haber reprimido un intento de manifestantes de tomar instalaciones de Conga en las alturas de Cajamarca y el saldo fue de más de diez heridos, tres de ellos policías. Un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros convocó para mañana al diálogo con el fin de hallar una solución "que beneficie no solo al pueblo de esa región sino a todo el país". Señala que el gobierno ha intentado reiteradamente el diálogo pero este "no han prosperado por la negativa e intransigencia de un sector de dirigentes", aunque la protesta ha sido flexibilizada tras los incidentes del martes. El pronunciamiento pide calma, asegura que hará respetar los derechos al libre tránsito y otros y llama al pueblo de Cajamarca "a no dejarse arrastrar por acciones de violencia promovidas por grupos que no desean que la población prospere en un marco de paz y democracia". El encargado de la prevención de conflictos sociales de la Defensoría del Pueblo, Rolando Luque, saludó la convocatoria y dijo que se reunirá con los dirigentes para conocer su respuesta. Aunque el primer ministro, Salomón Lerner, descartó el uso de la fuerza ante el conflicto de Cajamarca, el expresidente Alejandro Toledo, aliado del gobierno, recomendó no militarizar los conflictos. Señaló que el país no soportará otro "baguazo", como se denomina al estallido de junio de 2009, cuando una operación policial para desalojar un bloqueo vial de indígenas amazónicos derivó en un enfrentamiento con un saldo de 34 policías y civiles muertos. Criticó sin embargo al ejecutivo por la suspensión de Conga, coincidiendo con políticos, empresarios y periodistas conservadores que presionan al gobierno a "poner orden" y "restablecer la autoridad", mediante la represión. Toledo reconoció que la conflictividad social es herencia de la anterior administración de Alan García, que embalsó los problemas, criterio manifestado también por el ministro del Interior, �"scar Valdés. De otro lado, el defensor Luque llamó a la tranquilidad a la población de Cañete, a 140 kilómetros al sur de Lima, donde el despeje de un bloqueo de la estratégica carretera Panamericana terminó con un muerto y 20 heridos de bala, entre ellos dos policías. El sorpresivo incidente se produjo durante la protesta de pobladores contra la construcción de un nuevo presidio o la ampliación del existente en Cañete, que ayer continuó pese a que el jueces el Ministerio de Justicia suspendió las obras.

Descarga la aplicación

en google play en google play