Escúchenos en línea

Bolivianos cuestionan doble moral de lucha antidrogas de Estados Unidos

La Paz. Agencia PL. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
La doble moral de la lucha antinarcóticos de Estados Unidos y su agencia antidrogas (DEA), que fue expulsada de Bolivia en 2009, es criticada este viernes en el país por funcionarios, diputados, asambleístas y analistas. La DEA utiliza como pretexto la lucha contra el tráfico de estupefacientes para intervenir en otros países y desarrollar su estrategia política, pero no para acabar con el narcotráfico, aseveró el analista político Hugo Moldiz en declaraciones que publicó este viernes el diario Cambio. El politólogo asumió esa posición tras la publicación por el periódico New York Times de que la entidad lavaba dinero de narcotraficantes de México. Moldiz explicó que esa doble moral y discurso ha sido puesto en evidencia varias veces en el mundo. La decisión boliviana -de expulsar a la DEA- adquiere mayor legitimidad al conocerse este tipo de denuncias, argumentó. Por su parte, la senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Sandra Soriano coincidió en que la denuncia del diario confirma que la institución no cumple su objetivo. En varias ocasiones se mencionó que su presencia no era favorable para el país y se dio a conocer que había actividades de esa organización no acordes con la lucha contra el narcotráfico. Por su parte, el diputado del MAS Irineo Condori aseguró que el país no necesita de una agencia de lucha contra las drogas como la DEA, que utilizó ese pretexto para intervenir en la política interna boliviana. Recientemente, el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, afirmó que el Ejecutivo rechazó el contenido de un informe de la agencia antinarcóticos estadounidense, dirigido al Senado de Estados Unidos, que asegura que en Bolivia operan cárteles mexicanos. El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, refutó igualmente el tendencioso informe que ignora la realidad del trabajo contra el narcotráfico que se realiza en este país suramericano. Datos históricos establecen que sin la expulsada DEA en Bolivia se destruyeron más fábricas de cocaína que durante el período de gobiernos neoliberales en el país. De 2000 a 2005, con la DEA en territorio boliviano, se eliminaron solo siete mil 698 fábricas de cocaína. Mientras, con la asunción de Evo Morales a la presidencia el trabajo antidrogas se endureció con esfuerzos propios y desde 2006 hasta 2011 fueron destruidas 28 mil 905 fábricas de esa droga. Este año la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico eliminó cuatro mil 995 fábricas; y en 11 mil 449 operaciones aprehendió a tres mil 663 implicados. Se capturaron 31,6 toneladas de cocaína y 382,2 de marihuana, para 413,8 toneladas de droga incautada. Por otro lado, Bolivia erradicó ya este año 10 mil 230 hectáreas de cultivos excedentes de hoja de coca, acotó el viceministro.

Descarga la aplicación

en google play en google play