Escúchenos en línea

Presidente de Congreso acepta posibilidad de indultos en Perú

Lima. Agencia PL. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El presidente del Congreso de Perú, Daniel Abugattás, aceptó este viernes la posibilidad de indultos humanitarios para el exgobernante Alberto Fujimori o el exjefe del grupo armado Sendero Luminoso, Abimael Guzmán. Indicó que, en ambos casos, el perdón -que solo puede dictar el presidente Ollanta Humala- tendría que justificarse por razones humanitarias y lo mismo debe aplicarse a otras situaciones análogas. "A mí no me temblaría la mano para indultar por razones humanitarias a Fujimori o a Abimael. Si el argumento es por razones humanitarias, nosotros somos seres humanos"; agregó, al descartar discriminaciones. Keiko Fujimori, hija del exgobernante preso, declaró en días pasados que su familia considera la posibilidad de pedir un indulto humanitario y adelantó que es justificado por problemas de salud que informes médicos y periodísticos indican no son graves. Hasta esa declaración, la dirigente conservadora se resistía a pedir el perdón por considerar injusta la condena de 25 años a su padre, como autor intelectual de dos matanzas y otros crímenes. Antes de asumir el cargo y preguntado sobre el caso, el actual presidente Humala dijo que en democracia nadie debe morir en la cárcel y que si el preso sufriera una enfermedad terminal debería culminar sus días en su casa. La libertad de Guzmán, condenado a cadena perpetua por terrorismo, es planteada por un movimiento de exmiembros de Sendero Luminoso que acatan su orden de dejar las armas y pasar a la legalidad, dada por el jefe alzado tras su captura, en 1992. El grupo intenta también inscribirse para participar en elecciones y, en lugar de un indulto, pide una amnistía general para presos por actividades armadas y militares o exmilitares sentenciados o acusados de violaciones de derechos humanos en la represión contrainsurgente. El jefe de una de dos fracciones senderistas que desacata la orden de cesar la lucha pidió esta semana esa amnistía, así como una zona de tregua para negociar su rendición y la destrucción de las armas de sus hombres, lo que fue rechazado por el gobierno y sectores políticos y mediáticos. Sin embargo, Abugattás dijo haber recibido con interés la propuesta del jefe alzado Artemio, manifestada a un grupo de periodistas, aunque rechazó el concepto de tregua, porque la fracción que opera en la zona selvática de Huallaga no tiene reconocimiento de parte beligerante. Añadió sin embargo que se debe evaluar lo planteado por Artemio, porque hay que considerar todas las opciones que ayuden a solucionar el problema. Señaló que es deseable que el Estado deje de verse obligado a dedicar esfuerzos y recursos para combatir a los remanentes alzados tanto en Huallaga como en el Valle de los ríos Apurímac y Ene, también en la zona central.

Descarga la aplicación

en google play en google play