Escúchenos en línea

Rousseff defiende libertad de prensa tras denuncias contra ministros

Río de Janeiro. Agencias. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó este viernes que prefiere "el ruido de la prensa al silencio de las dictaduras", tras los escándalos por corrupción destapados por los medios que le han costado el puesto a seis de sus ministros en su primer año de gobierno. "Es posible disentir en nuestro país, es posible la libertad de prensa con sus características", declaró la mandataria durante un acto de entrega de premios por la promoción de derechos humanos. Rousseff reivindicó que prefiere "el ruido, a veces extremadamente doloroso, de la prensa libre que el silencio de las dictaduras", que padeció en carne propia cuando fue torturada y encarcelada por su participación en grupos clandestinos armados que se oponían al gobierno militar (1964-1985). En setiembre el gobierno de Rousseff se distanció de la propuesta de su Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de promover una ley para regular la prensa y descartó cualquier censura o control de contenido de los medios. La mandataria, que en enero completa su primer año de gestión, ha perdido a siete ministros, seis de ellos acosados por denuncias de prensa sobre corrupción o enriquecimiento súbito. Un séptimo ministro se vio forzado a dimitir tras criticar a integrantes del gabinete. Desde hace unos días, otro ministro, el de Desarrollo e Industria, Fernando Pimentel, también está en la mira de la prensa por supuesto tráfico de influencias y aumento de su patrimonio poco antes de su llegada al gobierno. El último ministro en renunciar fue el de Trabajo, Carlos Lupi, que dimitió el domingo al cargo que ejercía desde 2007, presionado por las sospechas de corrupción.

Descarga la aplicación

en google play en google play