Escúchenos en línea

Evo inaugura cumbre social para definir nueva agenda política

La Paz. Agencia AFP. | 12 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El presidente Evo Morales abrió este lunes una reunión a la que convocó a partidarios e instituciones a discutir una nueva agenda política, aunque con deserciones importantes como la de indígenas amazónicos y de la principal central sindical de Bolivia. "Esta es la verdadera asamblea del pueblo boliviano. Una asamblea que pueda aportar a los intereses económicos, políticos y sociales que busca Bolivia", dijo el mandatario, durante la inauguración ante más de medio millar de asistentes en Cochabamba, en el centro del país. Morales puso énfasis en la necesidad de una agenda para profundizar sus líneas gobernistas. "Al margen de nutrirnos de nuevas iniciativas y nuevas ideas, quisiéramos debatir cómo ampliar, potenciar y diversificar nuestro aparato productivo", señaló, demandando sugerencias sobre fuentes de financiamiento. Para el presidente, a poco de cumplir dos de los cinco años de gestión de su segundo período gubernamental, precisó que el encuentro "no es un debate para reivindicaciones sectoriales, sino para gestar y profundizar" su política estatal. La convocatoria estableció diez ejes temáticos que comprenden: desarrollo económico, seguridad alimentaria, tierra, salario, empleo, políticas sociales y servicios básicos, seguridad ciudadana, desarrollo legislativo, autonomías y comunicación. La primera etapa del diálogo será en Cochabamba, la segunda en mesas regionales hasta fin de mes y la tercera en enero próximo, cuando se presentarán las conclusiones. "Tenemos un mes de trabajo", resaltó Evo Morales. El presidente izquierdista había sugerido que debiera analizarse el papel de los medios de difusión, motivando la protesta de los gremios de periodistas que opinan que la libertad de prensa no debiera ponerse a debate. Igualmente señaló que pondría sobre la mesa el tema del alza de los combustibles, una medida que ya tomó por decreto en diciembre de 2010 y generó un fuerte levantamiento popular que le obligó a derogar la medida. La cita, dominada por sindicatos oficialistas, aunque también con la presencia de empresarios y universidades, sólo tiene el fin de "fortalecer la imagen" del gobierno, dijo a la AFP en La Paz el sociólogo e investigador Ricardo Paz. El MAS busca una "recomposición política que le ayude a gobernar mejor, después de un año complicado que han tenido, una recomposición de carácter orgánico de sus fuerzas. Ver con quiénes cuenta y con quiénes no", opinó. Para el politólogo Carlos Cordero "el gobierno busca respaldo político a decisiones ya tomadas y que no tienen aceptación social", en referencia a una eventual alza en los combustibles. La cita sufrió con anticipación la baja de dos sectores claves: la unitaria Central Obrera Boliviana (COB), el principal sindicato del país, y los indígenas de la Amazonia y el Chaco, distanciados de Morales. La COB se automarginó, cuestionando la intención gubernamental de buscar apoyo para elevar el precios de los combustibles. "La COB no acepta un gasolinazo", señaló con anterioridad el líder de la COB, Pedro Montes. Los indígenas del este de Bolivia pretenden también inaugurar este lunes una cumbre paralela, como contrapeso de la reunión oficialista, según anticipó su líder Adolfo Chávez. Este sector de nativos sufrió en octubre pasado una violenta represión policial, cuando marchaban desde la Amazonia hasta La Paz en rechazo a la construcción de una carretera atravesando una reserva indígena, proyecto que Morales se vio obligado a cancelar.

Descarga la aplicación

en google play en google play