Escúchenos en línea

Absuelven a tres militares colombianos implicados en desapariciones

Bogotá. TeleSUR. | 16 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Un juzgado penal de Bogotá, capital de Colombia, absolvió a tres militares en condición de retiro acusados de la desaparición de 11 personas durante la retoma del Palacio de Justicia en 1985, decisión que fue rechazada por la defensa de las víctimas, que anunció de inmediato una próxima apelación.

La juez 51 penal del circuito de Bogotá, quien lleva la causa, argumentó que no halló méritos para declarar culpables a los acusados, razón por la que se decidió dejarles en libertad.

La medida favoreció al general Iván Ramírez, al coronel Fernando Blanco y al sargento Gustavo Arevalo.

No obstante, a estos hombres se les había acusado en enero pasado por el delito de desaparición forzada agravada por la retoma del Palacio de Justicia ocurrido el seis y siete de noviembre de 1985.

"En este caso, la Fiscalía ya había pedido la absolución del general en retiro por la desaparición forzada de 11 personas, entre las que se encontraban ocho trabajadores de la cafetería el Palacio y tres visitantes ocasionales, al señalar que no había certeza de la participación de los investigados participación en lo ocurrido", divulgó la prensa local.

Sin embargo, "el fiscal del caso pidió que se le condenase por la desaparición de la guerrillera Irma Franco, al considerar que existían pruebas documentales y testimoniales que permitían inferir que la insurgente había sido trasladada del Palacio de Justicia a las insltalaciones del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia para someterla a interrogatorios y torturas", añadió.

"(Franco) fue separada del resto de las personas que salieron con vida del Palacio de Justicia y sometida a un violento interrogatorio (...), procedimiento que se constituyó en la antesala de su desaparición forzada (...) y que necesariamente requería de una orden superior que sólo podía darla el entonces coronel Iván Ramírez Quintero", prosigue la nota.

El general Iván Ramírez se desempeñó como comandante del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia (Coici) durante el desarrollo de ese hecho. El Ministerio Público consideró que no hay pruebas contundentes que le vinculen con la causa.

"Después de todo el proceso no hay un convencimiento completo que permita sustentar un fallo de condena contra el implicado, de haber tenido las pruebas y los testimonios yo lo estaría sosteniendo, pero es que nosotros como Procuraduría no buscamos condenas porque si", señaló el delegado del Ministerio Público.

Por su parte, los defensores de las víctimas anunciaron que aplearán la sentencia de inmediato.

"Respetamos el fallo emitido por la juez 51, pero nos apartamos de sus consideraciones de manera tajante y decidida, por ello como defensores de las víctimas, apelamos la decisión", argumentaron.

Recordaron que "el general Ramírez fue uno de los gestores de la denominada Triple A, plan creado para cometer actos de barbarie, tortura, desaparición y asesinatos, entre otras violaciones a los derechos humanos, desde el Ejército de Colombia", divulgó una agencia de noticias.

Contrario al argumento proferido por el Ministerio Público, la defensa consideró que sí existe suficiente material probatorio que señala la responsabilidad penal de los tres uniformados.

La toma del Palacio, también llamada Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre, fue un asalto perpetrado el miércoles 6 de noviembre de 1985 por un comando del M-19 (Movimiento 19 de Abril).

Dicha incursión fue seguida de una reacción de la Policía Nacional y el Ejército colombiano, rodeando el edificio e iniciando una operación de retoma que se extendió hasta el día siguiente, con un saldo de más de 50 muertos.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play