Escúchenos en línea

Debate electoral jamaicano no cumplió con expectativas

Kingston. PL. | 21 de Diciembre de 2011 a las 00:00

El tan promocionado debate efectuado la noche del martes entre las principales figuras que disputarán las elecciones jamaicanas del próximo día 29 ha generado diversas opiniones.

Para el experto Conrad Hamilton, del medio digital jamaicaobserver.com, todavía está por ver si quedó a la altura de las expectativas la actuación de la líder opositora Portia Simpson Miller y del primer ministro Andrew Holness.

Algunos comentaristas opinan que el enfrentamiento no se materializó y otros acusan a los protagonistas de bordear algunas de las preguntas formuladas por los periodistas y miembros de la audiencia.

Hubo pocos momentos en que se polemizó con rigor y uno no desafió la posición del otro como ocurrió en el debate de equipo que contó con jóvenes políticos de ambos partidos, o en el económico y financiero, coincidieron ese medio y el jamaica-gleaner.com.

El debate se centró en el estado de la economía, el manejo del controversial Programa de Infraestructura Jamaica para el Desarrollo (JDIP), los mecanismos de creación de empleo, lucha contra la corrupción, derechos de los homosexuales y el sistema de gobierno.

Simpson Miller aprovechó para declarar que si su Partido Popular Nacional (PNP) gana las elecciones intensificará su campaña para acabar con la corrupción y fortalecerá los organismos para luchar contra ese mal.

También causó asombro al declarar que los ministros deben ser designados por su capacidad y no tendría ningún problema con el nombramiento de homosexuales en su gabinete porque nadie debe ser discriminado.

Holness, líder del Partido Laborista de Jamaica (PLJ) se comprometió menos al decir que su posición sería guiada por el deseo del país y reiteró que continuará protegiendo los derechos civiles y humanos de todos los ciudadanos.

Respecto al Fondo Monetario Internacional (FMI), Simpson Miller dijo que su administración intentaría negociar un servicio ampliado dentro de las primeras dos semanas de tomar las riendas del poder.

Holness, por su parte, insistió en que su gobierno no puede tratar de cambiar los contratos pues eso sería interpretado como una señal negativa a los inversionistas extranjeros.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play