Escúchenos en línea

Continúa marcha de indígenas bolivianos a favor de la carretera interestatal

La Paz. TeleSUR. | 26 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Una marcha de indígenas bolivianos a favor de la construcción de una carretera interdepartamental a través del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) continuará este lunes su camino a la céntrica ciudad de Cochabamba, donde prevén llegar el próximo jueves.

Los originarios llevan cinco días movilizados por la construcción del segundo tramo de la vía Cochabamba-Beni (norte) que atraviesa el Tipnis, proyecto que otros nativos que viven en esa reserva natural rechazaron con una movilización similar.

La meta de la caminata es llegar a La Paz (noroeste) para exigir la modificación de la ley de protección del Tipnis y el reinicio de la construcción de la carretera, afirmó el cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, a medios locales.

A juicio de los manifestantes, el levantamiento de la ruta significa desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades que habitan en el Tipnis.

Además, aseguran que el proyecto facilitará a los pobladores del bosque el comercio de sus productos.

La marcha de unos 500 indígenas habitantes del Tipnis partió el miércoles pasado desde la localidad de Isinuta, Beni.

A fines de octubre pasado el presidente de la nación, Evo Morales, promulgó la Ley para prohibir la construcción de cualquier carretera en esa reserva, luego de que una caminata, que duró 66 días, encabezada por dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), exigiera la paralización de dicha infraestructura vial.

La Cidob impulsó la promulgación de La Ley Corta 180 de protección del Tipnis, que declaró esa zona amazónica intangible de preservación ecológica y prohibió sea atravesada por carretera alguna.

De esa manera fue solucionada en esa ocasión la protesta que recorrió más de 600 kilómetros contra el proyecto Villa Tunari (Cochabamba) y San Ignacio de Moxos (Beni).

El Ejecutivo, por su parte, aseguró que la obra financiada por Brasil contribuiría a la integración y el acceso a servicios de salud y educación.

Asimismo, el gobierno central denunció que detrás de la marcha pasada se movían intereses políticos, vínculados a organizaciones no gubernamentales e injerencia extranjera.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play